Caso Carleti: el conflicto económico con Hisa, en el ojo de la tormenta

Caso Carleti: el conflicto económico con Hisa, en el ojo de la tormenta

Comenzó la segunda semana del juicio en el que un jurado popular decidirá responsabilidades penales por el salvaje asesinato de Norma Carleti, ocurrido en marzo de 2018. Hoy hablaron varios testigos que hicieron avanzar el proceso. Aquí, un completo resumen de la jornada.

MDZ Policiales

MDZ Policiales

El proceso sigue y al final determinará si los acusados son culpables o inocentes. En el inicio de la segunda semana del juicio por el crimen de Norma Carleti -asesinada con decenas de puñaladas en 2018 en Tunuyán-, se escucharon nuevas declaraciones testimoniales y pruebas ofrecidas por las partes.

El primer testigo en declarar fue un interno penitenciario que conoció a Kevin Guerrero y que se presumía como posible autor de la grabación en la que éste habría brindado una confesión del crimen de Norma Carleti. Sin embargo, el preso se desligó señalando: “no recuerdo nada porque en ese entonces pasaba mucho tiempo bajo los efectos de la droga. Si alguna vez hice declaraciones, no estaba consciente y son mentiras”, dijo.

Por otro lado, no negó conocer a Kevin Guerrero: “como yo era referente del pabellón, lo recibí y por eso lo conocí. Pero no participé nunca de ninguna grabación, ni sobre esta causa ni sobre ninguna”, luego señaló a otros dos presos como responsables de aquellas grabaciones que luego salieron a la luz: “ellos son los testigos claves, yo no tengo nada que ver", insistió. 

Los Guerrero durante una audiencia.

Desde una cárcel federal en Neuquén y en modalidad virtual, declaró otro de los presos que conoció a Kevin Guerrero y que pudo haber presenciado una de las presuntas confesiones del crimen. El interno comenzó diciendo “este asunto me va a traer problemas, no voy a declarar nada”.

Pero luego reconoció haber compartido celda con Guerrero en el complejo San Felipe. “Nunca hablé con él sobre el homicidio, aunque sí escuché lo que andaba diciendo. Decía que lo acusaban injustamente”, señaló. Entonces la fiscalía pasó a darle lectura a una declaración anterior del mismo testigo. En ella, dijo: “este chico contó con detalles cómo la mato, la cantidad de puñaladas que le dio y dijo que le pagarían con $300.000 y una camioneta. No lo presionamos para que diga nada, sólo le preguntamos cómo fue todo”.

Acerca de esta declaración, el hombre que estuvo preso con Kevin Guerrero dijo: “no recuerdo, pero debo haberlo escuchado de un audio. Y tampoco sé si dijo la verdad o estaba mintiendo. Pero quiero terminar con todo esto, soy un sapo de otro pozo”, al tiempo que dijo que otro preso había grabado esa supuesta confesión y se despegó de haber intervenido en esa grabación. “Dijimos que lo grabamos 3, pero en realidad fue un solo compañero de pabellón, los otros dos no quisimos dejarlo solo y por eso dijimos haber participado”, explicó.

Luego dio detalles de las condiciones en las que se habría grabado un posterior video que le siguió al audio. “El video fue grabado en el pabellón 5, celda 10. Yo no tenía teléfono porque se me había roto hacía 2 días y lo grabó un compañero de celda. Todo el pabellón tenía celular”, señaló. 

Luego, la defensa de Leonardo Hisa, acusado de ser el autor intelectual del asesinato, repasó fragmentos de una carta de este testigo que cumple condena en un penal federal y que reconoció como propia. La misiva decía que el otro de los presos implicados en una supuesta confesión de Kevin Guerrero, había recibido promesas de beneficios a cambio de implicar a Hisa en el crimen.

La policía que llegó a la escena del crimen 

Luego, una auxiliar de la policía de Mendoza ofreció su testimonio para ubicar a los hermanos Kevin y Alexis Guerrero escapando de la casa de Norma Carleti en un Fiat 600 blanco, la medianoche del 5 de marzo de 2018. Esta mujer fue la primera oficial en tomar contacto con el caso.

“Me desplazó hacia el lugar una llamada del CEO por un posible robo activo. Fui sola en el móvil por falta de personal. Al llegar al lugar, disminuyo la velocidad porque oigo un silbido fuerte. Vi salir de la casa y subirse al auto para escapar Kevin y Alexis, que luego subieron al auto. Kevin llevaba una mochila que no parecía cargar elementos o dinero. Había una tercera persona masculina que no logré identificar”.

"Pude ver a la señora Carleti tendida en el suelo y con abundante sangre a su alrededor"

La oficial explicó que a Kevin Guerrero lo conocía con anterioridad, por diferentes procedimientos. Mientras que supo la identidad de Alexis una vez que éste estuvo detenido por la causa y pudo vincular que se trataba del conductor del Fiat 600 que vio la noche del crimen. En cuanto a los otros dos imputados, Juan Carlos Guerrero y Leonardo Hisa explicó: “al primero lo conocí a través de las audiencias que aparecieron en los medios; y al segundo porque es un referente en la zona”.

Luego relató que siguió al auto, pero lo perdió y regresó a la casa en donde ocurrieron los hechos. “Al volver ya había algunos familiares en el lugar. Ingresé por la cocina y pude ver a la señora Carleti tendida en el suelo y con abundante sangre a su alrededor”, detalló.   

Un punto de dudas se planteó en torno a la mochila que la efectivo dijo haber visto que llevaba Kevin Guerrero, ya que el acta policial que elaboró no menciona ese detalle. “Me tocaba manejar, solicitar apoyo, proceder y estaba sola. Es un error humano no haber descrito la mochila en el acta policial, porque pudo ser relevante”, explicó. 

¿Una estafa de por medio? 

Una mujer que asesoraba legalmente a Carleti en el trámite de divorcio también prestó declaración este lunes e hizo un repaso cronológico de las últimas reuniones que mantuvo con ella.

“Norma me contó que quería iniciar el divorcio por una mala relación con Leonardo Hisa. Mantenían una especie de noviazgo, vivían en casas separadas, pero se veían y hacían viajes juntos. Todo eso cambió cerca de enero o febrero de 2017, cuando hubo una asamblea de directorio en la Firma Las Lomas y Norma asistió porque se enteró de casualidad. Allí hubo un conflicto grande porque ella había firmado papeles que luego fueron utilizados. Se sintió estafada y eso la decidió a iniciar el divorcio. Lo que ella pensaba es que Hisa usó ese año de noviazgo para generar un contexto de confianza y aprovecharse económicamente en las empresas”, dijo. 

La letrada contó que desde entonces hubo convenios entre ambos que Hisa no cumplía. “Se habían divido los alquileres y sus cobros, pero él no lo respetaba. Eso le dio la pauta a Norma de que Leonardo no cumpliría ningún acuerdo, aunque fuera elaborado por ambos”, dijo. 

Próximos pasos

El Juez Técnico que preside el debate, David Mangiafico, dispuso el cuarto intermedio hasta este martes a las 9. Para entonces, se espera que el jurado popular escuchará detalles de las medidas de investigación que la Policía llevó adelante con posterioridad a los hechos, además de informes sobre los celulares que fueron secuestrados y los resultados de diferentes intervenciones telefónicas. 

Además, prestarán declaración funcionarios penitenciarios que tuvieron relación, en diferentes instancias de la causa, con los imputados Kevin y Juan Carlos Guerrero.

El juicio se desarrolla en el Auditorio Municipal Jorge Raúl Silvano, en Tunuyán; y tiene como imputados a Leonardo Hisa (ex esposo de Carleti); los hermanos Kevin y Alexis Guerrero y el padre de ambos, Juan Carlos Guerrero, quien tenía un vínculo laboral con el matrimonio.

Todos arriesgan la pena de prisión perpetua, encuadrados bajo la figura de homicidio calificado por el vínculo y homicidio calificado por ser cometido por precio o promesa remuneratoria; Hisa en calidad de instigador, Juan Carlos Guerrero como partícipe primario y Kevin y Alexis Guerrero, como coautores.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?