Mala praxis

Víctima del metacrilato como Silvina Luna, así vive Alejandra Guzmán luego de la mala praxis

La artista mexicana también sufrió una intoxicación con metacrilato a raíz de una mala praxis en una cirugía estética. Al igual que la ex Gran Hermano, pasó por el quirófanos en múltiples ocasiones por este motivo.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad miércoles, 28 de junio de 2023 · 17:40 hs
Víctima del metacrilato como Silvina Luna, así vive Alejandra Guzmán luego de la mala praxis
Foto: Instagram

Luego de alcanzar la fama por su participación en Gran Hermano, Silvina Luna siguió siendo blanco de las cámaras. Fue conductora y hasta realizó trabajos como actriz. Con el foco en la estética, en 2011 se sometió a una cirugía estética que debería haber sido inocua pero tuvo graves consecuencias en su vida. Y a raíz de la cual hoy se encuentra en grave estado de salud a la espera de un trasplante de riñón. 

En esa intervención, que se realizó en el consultorio del doctor Aníbal Lotocki, la actriz tenía previsto que le inyectaran biopolímeros (polimetil metacrilato) en sus glúteos y muslos. Debido a una mala praxis pate de este insumo llegó a su torrente sanguíneo causando una grave intoxicación. Eso derivó en una hipercalcemia y, como consecuencia, Silvina Luna padece una enfermedad renal crónica. A doce años de esa intervención, se encuentra en estado crítico.

Apenas un par de años antes de la cirugía estética en la que Silvina Luna sufrió mala praxis en el consultorio del doctor Lotocki, la cantante mexicana Alejandra Guzmán se sometía a una intervención similar en la clínica Valentina Medicina Estética. El objetivo era que le inyectaran metilmetacrilato en los glúteos. 

Seis meses después de esa intervención la cantante asistió a diversos centros de salud por dolores intensos. No sabía, entonces, que el metacrilato se había encarnado en un músculo. Los médicos del hospital de Miami fueron los que lograron el diagnóstico que ella misma dio a conocer a sus seguidores: "Una fibromatosis que tiene necrosis en la grasa, hubo el riesgo de que me afectara al cerebro o los nervios, y yo me puedo quedar o tonta o paralítica", explicó.

Desde entonces lucha por su salud y se ha sometido a más de 40 cirugías. Se salvó de que le amputaran una pierna, pero debieron extraerle ambos glúteos y parte del cóxis para extraer el metacrilato de su cuerpo. En una de esas intervenciones quirúrgicas, a Alejandra Guzmán le colocaron una prótesis de cadera de titanio, algo con lo que ella misma ha bromeado diciendo "la Guzmán biónica".

Archivado en