Educación

Lanzan campaña de concientización sobre los problemas de alfabetización

De acuerdo con las Pruebas ERCE 2019, que realiza la UNESCO en la región, 1 de cada 2 alumnos de tercer grado no es capaz de comprender un texto acorde a su edad. La campaña, liderada por Argentinos por la Educación #NoEntiendenLoQueLeen busca concientizar sobre este grave problema.

Ángeles Reig
Ángeles Reig jueves, 4 de mayo de 2023 · 07:02 hs
Lanzan campaña de concientización sobre los problemas de alfabetización
Foto: afcarmedia.com

Bajo la consigna #NoEntiendenLoQueLeen, comienza hoy una fuerte campaña nacional para concientizar sobre la situación crítica en la comprensión lectora de los alumnos argentinos, y promover una fuerte campaña de alfabetización.

De acuerdo con las Pruebas ERCE 2019, que realiza la Unesco en la región, el 46% de los alumnos argentinos de tercer grado no alcanza el nivel mínimo de lectura. En otras palabras, 1 de cada 2 estudiantes no es capaz de comprender un texto acorde a su edad.

La campaña, liderada por Argentinos por la Educación, es impulsada por más de 100 organizaciones de la sociedad civil entre las que se destacan Asociación Conciencia, ACDE, el Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE), Help, Enseñá por Argentina, Junior Achievement, Fundación Leer, FONBEC, Minkai, Reciduca, Fundación Varkey, Voy con Vos, entre muchas otras.

MDZ pudo conversar con Guillermina Tiramonti, investigadora del área de educación de Flacso y una de las voceras de esta iniciativa.

- ¿Cómo surge esta campaña?
- Argentina, desde hace ya unos cuantos años, alrededor de los ´90, inició los procesos de evaluación del sistema educativo. Pero, en los últimos diez, quince años, los resultado de esas evaluaciones muestran un déficit fuerte en la lectura de los chicos. En realidad, en la lectura, en la escritura y también muestran un déficit en matemáticas. A la par de que esto va sucediendo, los distintos actores de la sociedad civil comienzan a percibir que la educación tiene poco espacio en la esfera pública. La sociedad no es consciente de hasta qué punto nuestro sistema escolar es deficiente en el traspaso de los instrumentos básicos de la cultura a las nuevas generaciones. Por eso, una de las organizaciones de la sociedad civil que está teniendo mucha presencia en la esfera pública a partir de la publicación de informes cortos sobre la situación del sistema, que es el Observatorio de datos de Argentinos por la Educación, ha convocado a una serie de expertos y también a ONGs interesadas por la educación para hacer presente en la esfera pública esta discusión. Para eso, toma un tema importantísimo que es la lectura, los déficits en la lectura para hacer una campaña pública para que la sociedad tome conciencia de las dificultades que tienen nuestros chicos para leer bien.

- ¿Cuáles crees que fueron o son las causas que llevaron a esta situación tan grave en relación a la comprensión lectora
- Bueno, yo creo que hay una serie de causales. Por un lado, está el cambio cultural, para hacer una mirada más amplia del tema, podemos decir que ha cambiado que ha cambiado la forma de los chicos de comunicarse con la cultura, porque leen en el teléfono y también en la computadora. Uno podría pensar, y digo podría pensar porque no tenemos investigaciones de esto, que esta forma de acercarse a la cultura impacta en la deficiencia para la lectura. Pero, por otro lado, yo creo que hay un abandono por parte de la escuela, de las instituciones escolares, de un programa destinado no solo adquirir la habilidad de leer, sino la costumbre, el hábito de la lectura. Hace muy pocos días, apareció un artículo sobre cómo los franceses implementaron un tiempo de lectura en la escuela, y eso en la Argentina se perdió hace mucho tiempo. La obligación de los chicos de leer en la escuela, en el aula, de leer en voz alta y de relatar también. Hemos perdido la costumbre, el hábito de que los chicos relaten coherentemente. Entonces, creo que es muy interesante la campaña de concientización, porque pone el foco en esta deficiencia. Espero que podamos, a nivel de las distintas jurisdicciones, implementar programas destinados a recuperar la habilidad de la lectura en los chicos.

- ¿Pensás que la sociedad es consciente de la gravedad de esta situación?
- Primero, creo que hay una parte de las familias que mandan sus chicos a escuelas privadas y que ahí el problema no aparece, que los chicos saben leer adecuadamente. En algunos casos es cierto y en otros muchos no lo es. El tema es que los padres que mandan sus chicos a las escuelas privadas y que depositan ahí su confianza, se preocupan poco por lo que sucede en la red de escuelas públicas y son ellos los que tienen capacidad de influir en la esfera pública. Entonces, las campañas de concientización tienen como propósito justamente hacerle ver a todos, aún aquellos que creen que están libres de ese problema, que es una problemática que influye sobre el futuro de los chicos y sobre el futuro de nuestra sociedad. Chicos que terminan la secundaria sin poder leer, difícilmente puedan insertarse adecuadamente en el mundo laboral y en la propia sociedad.

- ¿Vos creés que las familias que mandan a sus hijos a colegios privados, que por ahí no tienen esta problemática de algún modo igual se ven afectados por esta crisis general?
- Sí, porque el sistema es eso, un sistema. Es decir, tiene muchos vasos comunicantes entre las distintas instituciones, se forman en los mismos lugares, se constituye una cultura escolar que atraviesa todas las instituciones, sea cual sea su dependencia, pública o privada. Hay una cultura que ha empezado a abandonar la preocupación por esas funciones básicas, probablemente porque cree que ya están superadas y resulta que las evaluaciones nos muestran que para nada. Entonces hay que volver a redoblar el esfuerzo.

- Respecto de la política, ¿pensás que los políticos, los tomadores de decisiones en el ámbito educativo son conscientes de esta problemática?
- Bueno, la verdad es que hay evaluaciones que muestran que la problemática existe. Yo creo que los políticos empiezan a prestar atención en la medida en que la sociedad reacciona. Los políticos empiezan a decir “bueno, démosle importancia a la educación” porque la sociedad empieza a darle importancia. Si no, me parece que habrá muy pocos políticos que tengan clara la relación que existe entre una ciudadanía educada y una sociedad con estabilidad y un mercado de trabajo satisfecho en las necesidades que tiene en cuanto a recursos humanos. Creo que esa relación no está muy presente en los políticos, pero bueno, será función de la sociedad civil hacérselas presente.

- ¿Por dónde habría que comenzar a trabajar para revertir esta situación?
- Yo creo que debe haber una voz autorizada. Y cuando digo voz autorizada estoy hablando de los gobiernos, tanto nacional como provincial, organizando proyectos, planteando la necesidad no solo de mejorar los procesos de alfabetización, sino de hacer presente la lectura en la escuela. Hubo un momento en que dijimos que los chicos no debían leer en voz alta, ser sometidos a la situación de leer en voz alta, porque esto les producía vergüenza o los estigmatizada o mostraba las debilidades. Bueno, más vergüenza es para esos chicos terminar la secundaria sin saber leer. Por eso en un primer momento es importante volver a plantear un tiempo escolar dedicado a la lectura. Después, hay un trabajo muy fuerte para hacer en la capacitación de los docentes y por supuesto en su formación inicial. Y creo que desde el día uno hay que empezar a trabajar en la conformación de redes escolares y así hacer presente estos temas, proporcionar materiales y capacitación para que las escuelas, dada una con su problemática específicas, puedan llevar adelante planes de mejora.

Algunos datos que encienden alarmas.

#NoEntiendenLoQueLeen, la consigna propuesta.

De acuerdo con los resultados de las evaluaciones ya mencionadas, sólo el 14%, es decir 1 de cada 10 alumnos de tercer grado, se ubica en el nivel de desempeño más alto en lectura. Argentina se encuentra en el décimo lugar de un total de 16 países evaluados, justo por debajo de El Salvador.

A este se agrega otro indicador preocupante: entre la evaluación de 2013 y 2019, fuimos el segundo país que más decayó en los resultados. El primero fue Guatemala, con un descenso del 3,2%, en el caso de Argentina, el retroceso fue del 2%. Solamente 6 de los 16 países evaluados lograron mejorar los resultados, entre los que se destacan Brasil (+5,1%) y Perú (+4,7%).

Cómo sumarse a la campaña.

Una de las formas para colaborar con la difusión de esta iniciativa de Argentinos por la Educación es sumarse en las redes a través del hashtag #NoEntiendenLoQueLeen. También, firmando el petitorio para que la alfabetización sea una prioridad educativa en el siguiente link.

 

Archivado en