El estado ausente: La Rioja cobra viviendas que no están

El estado ausente: La Rioja cobra viviendas que no están

El Gobierno giró 3.500 millones de pesos en tres años. El presidente Alberto Fernández inauguró casas con el gobernador Ricardo Quintela pero hay faltantes en la provincia.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

Son unos 3.500.000.000 pesos. La cantidad de viviendas que se entregaron en agosto son 78 en la provincia que tiene una crisis habitacional histórica. 677 pequeñas casas en tres años, desde que Ricardo Quintela asumió la gobernación de La Rioja y que según investigó MDZ, no están todas. “BASE PAGADO” significa políticamente pagado, es cash, dinero que salió, algo que el gobierno nacional giró y se depositó en las arcas provinciales, según cifras oficiales del ministerio de Economía a las que accedió MDZ.

La construcción más que duplicó su valor, por encima de la inflación, en términos de gasto del gobierno que acumula denuncias de la oposición por corrupción y avance autoritario sobre la prensa, casi toda cooptada por el poder provincial. El estado entonces estaría pagando por encima del valor que cualquier ciudadano puede gastar yendo al corralón de materiales más cercano.

En junio de 2020 construir un metro cuadrado costaba 43.010 pesos, mientras que en junio 2022 unos 110.262 pesos, casi el triple de su valor. A medida que el año electoral avanzaba, la gestión de viviendas se empezó a agilizar, para llevarlas de las 137 exiguas de 2020 a 388 del año en que los riojanos fueron a las urnas y el 56% respaldó al peronismo local en la boleta que llevó a la esposa de Ricardo Quintela, Gabriela Pedrali, al congreso. Detrás, muy lejos, quedó con el 26% Julián Amado de Juntos x el Cambio. La gran sorpresa fue el desembarco del “milleismo” provincial, de la mano del ingreso de Martín Menem a la cámara provincial. Será candidato a gobernador y en su entorno el optimismo es absoluto. El apellido allí tiene fuerte raigambre y las encuestas no lo dan mal.

Alberto Fernández volvió a sentirse cómodo en La Rioja, nunca lo quiso a Quintela como candidato porque Cristina Kirchner lo quiere siempre lo más lejos posible. Nunca le perdona a Quintela haber mandado a su hermana, entonces senadora nacional, a votar a favor del campo en 2008, la peor crisis política que tuvo el kirchnerismo. Alberto fue ya cinco veces y se quedó a dormir, cuentan que hubo charlas y vino tinto hasta tarde conversando con Quintela y su equipo en su casa de la Capital y un campo de los que tiene el actual gobernador.

La cantidad de personas que viven hacinadas aumentó, a pesar de que La Rioja es la provincia que más cobra por habitante de coparticipación. Tiene más que el triple de empleados públicos cada mil habitantes que Cordoba y la diáspora de empresas es evidente. Casi 9 de cada 10 pesos de recursos que administra Quintela, son de coparticipación y giros extra coparticipables. El aporte a la riqueza nacional, apenas el 0.33% del total, siendo provincia productora de alimentos exportables. "son las joyas de la abuela, ese dinero que nadie sabe cuánto es, que aparece y se gasta de forma discrecional y en La Rioja no hay información transparente, el Gobierno hace uso de ese dinero sin entregar la información que corresponde", sostuvo Diego Molina Gomez, economista e investigador en diálogo con este medio.

"Las casas no se entregan, faltan, apenas algunas y se entregan en mal estado, hay casos que las arman con palets en condiciones desastrozas y aprovechan el año electoral", definió Molina Gomez. Y agregó: "hay un discurso de un estado presente con una ausencia que cada día se nota más, la gente necesita que alguien resuelva el problema habitacional urgente que hay en La Rioja".

Las denuncias al régimen actual incluye la violencia desatada por los llamados "chalecos colorados", una fuerza de choque liderada por Armando Molina, secretario general de la Gobernación y hombre de Quintela. "Es un cadete de lujo, no pregunta y obedece", dijeron a MDZ desde el despacho de un legislador opositor al oficialismo. Son "ejércitos" conformados por militantes de Quintela que incluso se los vio en la puerta del departamento de Cristina Kirchner semanas atrás. Son acusados de violentos y despejan protestas contra Quintela cuando hace falta.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?