Mendoza define qué hará con las clases durante los partidos de Argentina en Qatar 2022

Mendoza define qué hará con las clases durante los partidos de Argentina en Qatar 2022

En noviembre comienza el Mundial de fútbol y el país se paralizará cuando juegue Argentina. A nivel nacional pidieron que los partidos se puedan ver en la escuela. Qué piensa hacer Mendoza al respecto.

Federico Lagiglia

Federico Lagiglia

Si hay una fecha marcada en el calendario de este 2022 es la del 20 de noviembre cuando ese domingo inicie el Mundial de Qatar. El ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, hizo un pedido expreso de que los colegios de todo el país transmita los partidos de la selección Argentina que coincidan con los horarios de clase. Mendoza se adaptará y buscará que cada escuela fomente que los alumnos sigan yendo al establecimiento educativo. "Los partidos se tienen que ver", dijo José Thomas, titular de la DGE este lunes.

Si bien los días y horarios de los partidos de la Selección se conocen hace tiempo, a tan solo dos meses del Mundial, la fiebre futbolera de niños, adolescentes y adultos ya se puede percibir en todos los ámbitos. Comedores con televisión y parlantes, aulas magnas con proyectores y alumnos con profesores viendo los partidos será un panorama que veremos durante la fase de grupos, al menos.

Hay dos partidos particularmente que se desarrollarán en "horarios de clase". El primero de ellos, el del debut ante Arabia Saudita el martes 22 de noviembre a las 07:00 horas en la mañana. Y ante Polonia el miércoles 30 de noviembre a las 16:00, en el turno tarde. "No hay dudas que el partido de Argentina hay que verlo, como siempre se vio, no es una decisión mía. El tema es que hay dos partidos que se van a dar en hora de clases. La decisión será de cada escuela y definir en dónde van a ver los chicos el partido", sostuvo Thomas.

José Thomas, director General de Escuelas. FOTO: Gobierno.

"Cada escuela definirá el cómo, pero sabemos que no es lo mismo entrar a las 7 de la mañana que entrar después del partido a las 9. Lo definirá cada colegio. El sistema entiende esto, estemos tranquilos que cada directora o director lo va a resolver bien", dijo el titular del Gobierno escolar de la provincia.

Está claro que el Gobierno de Mendoza quiere que los alumnos cumplan con el calendario escolar que ya se vio afectado por los cinco días de paro que convocaron los docentes antes de acordar por sus salarios. Y es por eso que la DGE apuesta a que las clases sigan, con el condimento de que se puedan ver los partidos sin que haya ausencias. "Siempre se trabajó durante los mundiales, desde 1998 doy clases. Y va a pasar lo que ha pasado siempre desde que recuerdo que estoy en la docencia. Confío en que la escuela lo va a resolver como lo hemos hecho siempre", afirmó Thomas.

"Se está utilizando el disparador del Mundial para distintos contenidos educativos en la escuela, se hace hace mucho y yo creo que es un tema que genera un diálogo, en las escuelas ocurre", aseguró el funcionario en una charla con los medios desde La Enoteca.

Extensión horaria, con balance positivo

Desde el 15 de septiembre, en Mendoza, distintos colegios comenzaron a aplicar la extensión horaria a siete horas de clase por día. Son más de cien los establecimientos afectados y se dará por cinco años. En el balance, Thomas apuntó a que hay algunas cosas por sumar y corregir, pero que el balance ha sido excelente.

"Desde lo pedagógico creo que hay un balance excelente. Las escuelas están contentas, los docentes están trabajando muy bien. Era algo que hacía falta, la extensión horaria fue algo que siempre se pidió, sobre todo en los sectores más vulnerables. Estamos como en toda primer semana, con algunas cuestiones de logística y transporte que vamos a ir ajustando. Pero el saldo es excelente", informó el titular de la DGE.

Pago a docentes por el "feriado" por el atentado a CFK

Este lunes, el mismo Thomas fue quien firmó una resolución en la que estableció que el Gobierno de Mendoza le abonará a los docentes el día trabajado el 2 de septiembre, como feriado. "Es una forma de reconocer y ordenar un día que fue bastante caótico y confuso. Mendoza entendió que había que darle orden y tranquilidad a la sociedad. Dada la legislación, correspondía el pago de esta forma. Ese viernes, las escuelas respondieron con un gran presentismo", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?