Crisis hídrica: hay zonas que se podrían quedar sin agua y buscan mitigar el impacto

Crisis hídrica: hay zonas que se podrían quedar sin agua y buscan mitigar el impacto

La crisis hídrica existente genera veranos con cortes de agua para riego y reducción de la disponibilidad de agua para el consumo domiciliario. ¿Cuál es el pronóstico para la temporada estival?

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

aginestar@mdzol.com

Los inconvenientes en torno a la provisión de agua potable durante los meses de calor se repiten año tras año. La escasez de nevadas y la sequía que afecta la región desde hace aproximadamente 10 años impacta de manera directa en las actividades agrícolas generando veranos con cortes de agua para riego y reducción de la disponibilidad para consumo domiciliario.

El comienzo de la primavera es sinónimo de problemas de abastecimiento de agua potable que afecta a miles de familias que afrontan diversos inconvenientes a diario al no contar con este recurso en sus hogares. Según datos proporcionados por la empresa estatal a cargo del servicio de agua potable en Mendoza, en la provincia hay 425.000 cuentas o conexiones vigentes mientras que otra porción de la sociedad depende aún de los camiones de agua que son trasladados desde los municipios o a través de prestadores comunitarios (asociaciones vecinales, cooperativas y entidades intermedias) . 

Las zonas que presentan mayores problemas por la escasez de agua potable durante la temporada estival son aquellas que se encuentran al final de la línea de distribución, tal es el caso de los barrios del Oeste de Godoy Cruz, Las Heras y Luján, 5ta y 6ta sección (Capital) y Dorrego (Guaymallén).

"Es difícil predecir donde habrá inconvenientes con el servicio de agua potable, ya que esta situación puede estar asociada a factores que afectan la producción como temas climáticos o técnicos", dijo Gallego.

"Hemos firmado un nuevo convenio con el Departamento General de Irrigación quien pondrá a disposición para este verano, mayor cantidad de agua cruda en nuestros Establecimientos Potabilizadores, por lo que, ante situaciones climáticas normales y de estructura (cañerías), el servicio debería mantenerse en situaciones de normalidad", explicó Alejandro Gallego, titular de Aguas Mendocinas (Aysam). 

Al ser consultado por la provisión de agua potable para consumo domiciliario durante este año, el funcionario de la empresa sanitaria que se encarga del suministro para la mayor parte de la población de Mendoza destacó que "es difícil predecir donde habrá inconvenientes con el servicio de agua potable, ya que esta situación puede estar asociada a factores que afectan la producción como temas climáticos o técnicos".

Gallego manifestó que Aysam al no contar con suficientes reservas para soportar acontecimientos de larga duración, las zonas en las cuales se compromete el servicio se corresponden directamente con el Establecimiento Potabilizador afectado. "Se han realizado obras para disponer este año de mayor producción en el Establecimiento Potabilizador Alto Godoy", agregó.

La provisión del servicio de agua potable en Mendoza está condicionada, en parte, por factores climáticos como pueden ser las tormentas en el piedemonte y otras situaciones de otra índole como la apertura de compuertas del Dique Potrerillos o el aumento de la demanda debido a las altas temperaturas u ocurrencia de viento Zonda. Otro aspecto importante es el derroche que se hace del recurso por parte de la población. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?