El gobierno de Chaco y la FAO firmaron un memorándum para mejorar la seguridad alimentaria

El gobierno de Chaco y la FAO firmaron un memorándum para mejorar la seguridad alimentaria

Esta mañana se acordaron los puntos clave para erradicar el hambre de Chaco y a su vez, potenciar a los trabajadores, el mercado regional y lograr la sostenibilidad de la producción a largo plazo. Te explicamos los detalles del plan.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Jorge Capitanich, gobernador de la provincia de Chaco encabezó este martes un acto en que firmó un memorándum de entendimiento con el objetivo de mejorar la seguridad alimentaria de la provincia. El acuerdo fue pactado entre el gobierno de Chaco y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), representada por el Subdirector General y Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Mario Lubetkin.

El acuerdo incluye un plan de trabajo que tiene como objetivo contribuir a la transformación de los sistemas agroalimentarios de la provincia, incrementando la disponibilidad y el acceso a una alimentación sana, segura, y saludable, con sustentabilidad ambiental. Estos son parte de los 4 puntos estratégicos que explicó el gobernador de Chaco.

En el acto también estuvieron presentes el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Nación; Santiago Cafiero -quien sorprendió a todos con su presencia ya que no era esperado-, el embajador Carlos Cherniak representante permanente de la República Argentina ante la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de manera virtual; la vicegobernadora chaqueña Analía Rach Quiroga, también de forma virtual, y de manera presencial la ministra de Desarrollo Social del Chaco, Pía Chiacchio Cavana

Mario Lubetkin, Jorge Capitanich, Santiago Cafiero y Pía Chiacchio Cavana.

El encuentro inició con Santiago Cafiero explicando que la pobreza no solo aumentó en Argentina después de la pandemia, sino en toda América Latina. El ministro de Relaciones Exteriores remarcó que después de la pandemia entre 15 y 20 millones de latinoamericanos y caribeños cayeron en la pobreza alimentaria.

A continuación, la ministra de Desarrollo Social del Chaco comentó los ejes que coordinaron en conjunto con la FAO. El primer punto es lograr mejorar el plan Nutrir Chaco, el segundo mejorar y transformar las tecnologías que se utilizan para la producción de alimentos; el tercero trabajar sobre territorios rurales para reivindicar el rol de las mujeres, promover el arraigo al campo, garantizando los derechos fundamentales y por último, fortalecer el instituto de estadísticas y datos de Chaco, para construir mejores técnicas y datos respecto a la seguridad e inseguridad alimentaria.

"Estamos convencidos de que si mejoramos la producción de alimentos mejoraremos la nutrición de los chaqueños", remarcó Chiacchio Cavana.

Por su parte, Mario Lubetkin, destacó: “Firmamos este acuerdo con el Gobierno del Chaco para fortalecer las políticas públicas de la provincia orientadas a erradicar la pobreza y el hambre y a fortalecer los sistemas agroalimentarios”. Dentro de los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible, Capitanich y la FAO apuntan a los 2 primeros: fin de la pobreza (el primero) y hambre cero (el segundo).

“Es imposible separar hambre y nutrición, sin nutrición no se puede derrotar el hambre”, comentó el Subdirector General y Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe. Y agregó que para llegar al 2030: “Nosotros pensamos que estamos todavía en tiempo si este tipo de acuerdo se hacen. Depende de nosotros”, concluyó Lubetkin. 

Finalmente habló el gobernador de Chaco y dijo: “Estamos haciendo lo que debemos hacer. Debemos ser capaces de fortalecer estas acciones y comprometernos todos para erradicar el hambre y reducir drásticamente la pobreza, pero nada de eso puede hacerse sin mejores políticas públicas, con redistribución de la riqueza y sensibilidad de la comunidad internacional. Este es nuestro gran desafío”.

Qué establece el Memorándum para mejorar la seguridad alimentaria

En concreto, tiene como objetivo contribuir a la transformación de los sistemas agroalimentarios de la provincia, incrementando la disponibilidad y el acceso a una alimentación sana, segura, y saludable, con una perspectiva de sustentabilidad y respeto al ambiente. 

Capitanich retomó entonces los 4 puntos estratégicos del memorándum explicados por la ministra de Desarrollo Social. Para el primer punto habló de la alimentación familiar, que es el plan Nutrir Chaco; se realizarán acciones territoriales que permitan identificar en forma temprana trastornos en la alimentación, bajo peso o enfermedades crónicas no transmisibles, con un abordaje territorial integral de políticas sociales priorizando zonas con poblaciones en situación de vulnerabilidad social, especialmente población rural. La idea es que haya un control dentro de Argentina que será supervisado por la FAO.

Como segundo punto, se buscará fortalecer las acciones en conjunto para incrementar la disponibilidad, accesibilidad, y variedad de alimentos a través de la producción de alimentos mediante el programa Seguridad y Soberanía Alimentaria. El objetivo es asegurar el acceso a la población que se encuentra en situación de vulnerabilidad social a una alimentación que sea adecuada y suficiente, con perspectiva étnica y de derechos humanos, además de mejorar y diversificar la alimentación de las familias, escuelas y dispositivos de contención social.

El tercer punto del plan de trabajo se focaliza en las alianzas para el cumplimiento de la Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, acompañando el diseño de políticas específicas para garantizar la alimentación de toda la población y mejorar el acceso a una alimentación saludable y sostenible a partir de los datos de Unicef y FAO.

Y, en cuarto lugar, se trabajará en el diseño, construcción e implementación de metodologías de avanzada en la recolección de datos, muestreos, interpretación y construcción de índices de precios, para el fortalecimiento técnico del Instituto Provincial de Estadísticas y Ciencias de Datos.

Capitanich hizo especial hincapié en la sostenibilidad a la que apuntan con el proyecto. Al ser consultado por MDZ, el gobernador de Chaco explicó que la idea es ver si están las condiciones para establecer un "instrumento -que es un activo digital- que es un eco token digital, es un token que permite ponderar la valorización de los ecosistemas ambientales o sea, tener una cosmovisión que nos permita valorar los servicios eco sistémicos a través de un registro de blockchain que nos permita trabajar desde inversiones financieras hasta personas o fundaciones que promuevan la protección del ambiente".

"(...) Pretendemos que a través de este instrumento, nos permita obtener financiamiento para mejorar la calidad de vida de la población, que finalmente, siempre decimos los que más sufren las políticas injustas son los que más protegen el ambiente", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?