El rubro que se encuentra paralizado debido a la crisis

El rubro que se encuentra paralizado debido a la crisis

La situación que atraviesa el sector de la construcción es alarmante y genera perjuicios para todos los eslabones de la cadena productiva. Desde empresarios hasta consumidores se ven afectados por la incertidumbre en relación a un dólar imparable e impredecible.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

aginestar@mdzol.com

La incertidumbre es la palabra que mejor define la situación actual de todos los argentinos que buscan estrategias para contrarrestar los efectos de una crisis que afecta a todos por igual. Desde empresarios, comerciantes y hasta el último eslabón de la cadena que son los consumidores se vieron afectados por el impacto que generó la renuncia de Martín Guzmán y el ingreso de Silvina Batakis al Ministerio de Economía de la Nación.

La situación en relación al precio del dólar impactó en todos los sectores productivos del país y una de las actividades económicas más importantes de Argentina se encuentra prácticamente paralizada. El impacto de la crisis política y económica en la construcción es inconmensurable. La problemática abarca la paralización de las ventas de productos y materiales por falta de precios de referencia hasta pérdida de empleos y redeterminación de contratos debido a la imposibilidad de hacer frente a los plazos acordados.

Desde este lunes el denominador común es la falta de precios de referencia que provocó que los negocios de compra y venta de materiales de la construcción cerraran sus puertas, limitaran o suspendieran la venta de algunos productos como el hierro cuyo valor está dado por el dólar.

"Desde ayer no tenemos precios, las características de las ventas han sido vender la menor cantidad posible entregando lo que ya estaba pre-vendido y pagado pero sin generar compras nuevas ya que no hay certezas de los valores que se van a manejar para la reposición de productos. El comercio no tiene precio de reposición y no sabe si va a poder reponer la mercadería, si cuando vuelva a tratar con los proveedores le van a volver a vender y a qué precio. Ante esa incertidumbre no hay ventas, el comercio está paralizado", explicó Gerardo Fernández, vicepresidente de la Cámara de Constructores Independientes (CECIM) y presidente de la Confederación de Pymes Constructoras de la República Argentina (CPC).

Aumentos fuera de control

Desde las cámaras de la construcción se encuentran en estado de alerta ya que entienden que la situación podría agravarse debido a la imposibilidad que tienen de reflejar los verdaderos aumentos del mercado que, según los referentes del sector, superan ampliamente a los manifestados por la Dirección de Estadísticas de Mendoza (DEIE) y el sistema UVI (que maneja el Banco Central de la República Argentina) pudiendo generar quebrantos en algunas empresas y pérdidas de puestos de trabajo.

"Los aumentos han seguido el dólar paralelo y no responden al dólar oficial. Están ocurriendo aumentos de bienes en dólares, que superan lo que estaban en esa misma moneda. Adquirir un camión que estaba en precio dólar aumentó casi un 30% también en dólares", dijo el referente del sector de la construcción.

La venta de hierro está suspendida en algunas provincias debido a la falta de un valor de referencia

"El impacto en la obra pública es muy importante y la determinación de los precios que se realiza a través de las fórmulas polinómicas que referencian a las planillas emitidas por la Dirección de Estadísticas de Mendoza (DEIE) como a través del sistema UVI (que maneja el Banco Central de la República Argentina) están muy por debajo de los precios reales que encontramos en el mercado", destacó Fernández y agregó: "Según el Banco Central, la UVI desde diciembre a la fecha ha tenido un aumento del 17% cuando sabemos que el IPC está en el 32%, no está reflejando el valor real de mercado de los bienes que está generando un quebranto de los contratos". 

Consecuencias y riesgos latentes

La falta de entrega de materiales de construcción debido a la inexistencia de precios obliga a las empresas constructoras a revisar las condiciones de los contratos en relación a los plazos ya que no hay materiales ni productos y eso imposibilita hacer frente a las obligaciones como estaban pactadas. 

 "Desde ayer no tenemos precios, las características de las ventas han sido vender la menor cantidad posible entregando lo que ya estaba pre-vendido y pagado pero sin generar compras nuevas ya que no hay certezas de los valores que se van a manejar para la reposición de productos", dijo Fernández. 

"Los aumentos se deben a muchas causas, por un lado la situación macroeconómica y a la especulación, es una situación que excede a las provincias ya que no tienen injerencia en los mecanismos de la macroeconomía, son víctimas del sistema. La incertidumbre a nivel macro genera que no se estén poniendo a disponibilidad los bienes, va a impactar en el trabajo y en el cumplimiento de los contratos", destacó Fernández.

Argentina en relación a otros países de Latinoamérica

A nivel latinoamericano la inflación viene impactando producto de los cambios macroeconómicos a nivel mundial determinados por la guerra en Ucrania y los commodities en términos de materiales de la construcción. "Argentina tiene una gran inflación y una demanda mayor que hace que escaseen algunos materiales, la situación del país es diferente a lo que sucede en Latinoamérica. Hay una incertidumbre mayor en relación a los precios y disponibilidad de materiales, ayer fue imposible tener precios para la compra de materiales", dijo Néstor Iván Szczech, vicepresidente de la Federación Interamericana de la Construcción.

 Argentina registra una mayor actividad de la construcción debido a la inversión en obra pública y las pequeñas construcciones que realizan quienes tienen un excedente y deciden realizar una inversión que luego se pueda vender a precio dólar, como refugio de ahorro.

"El mercado está muy agitado y espera señales concretas de lo que tiene que ver con la variación del dólar oficial. Todos quieren tener la posibilidad de reponer la mercadería y eso no siempre se garantiza con un mayor precio cuando hay incertidumbres como la de estos días", agregó Szczech.

Según el referente del sector, "el impacto va a depender de las señales que se den desde el ministerio de Economía, que no se volatilice los mercados y más allá de donde queden los valores que se den garantías y definiciones en cuanto a déficit fiscal, emisión monetaria y cobertura de los bonos en pesos, una serie de temas que tienen que ver con el cumplimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tiene que transcurrir un tiempo para generar una certidumbre que genere que puedan haber precios y se puedan comercializar los productos". 

"El mercado está muy agitado y espera señales concretas de lo que tiene que ver con la variación del dólar oficial. Todos quieren tener la posibilidad de reponer la mercadería y eso no siempre se garantiza con un mayor precio cuando hay incertidumbres como la de estos días".

"La dirigencia política tiene que poner por delante los problemas de la gente y generar certidumbre para que la gente pueda tomar decisiones,. Necesitamos leyes de blanqueo para la industria de la construcción, fomento al crédito hipotecario que es fundamental para los argentinos", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?