El nuevo método descubierto por científicos para combatir el cáncer de páncreas avanzado

El nuevo método descubierto por científicos para combatir el cáncer de páncreas avanzado

Los "alentadores" resultados preliminares demuestran que este tratamiento ataca a los tumores primarios y a la metástasis.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El avance de la ciencia y la tecnología no solo se ve en autos eléctricos o smartphones inteligentes, sino que también se puede utilizar en la medicina. Es así como dos institutos de España han desarrollado un mecanismo para combatir el cáncer de páncreas a través de un virus

El estudio, llevado a cabo por los institutos españoles de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) y el Catalán de Oncología (ICO), utilizó un virus modificado genéticamente para reconocer y combatir las células tumorales. 

Los resultados de la investigación, publicados en la revista "Journal of ImmunoTherapy of Cancer", demuestran que la administración de este virus, llamado VCN-01, "es viable y una posible nueva herramienta" en el tratamiento del cáncer de páncreas avanzado.

Los efectos de la actividad antitumoral de VCN-01 muestran que el virus es activo, llega a los tumores principales y a la metástasis y desencadena la respuesta del sistema inmunitario contra los tumores.

Foto: Shutterstock
El cáncer de páncreas es uno de los cánceres más agresivos que existen

Además, la investigación reveló que la administración intravenosa del virus no ha generado efectos adversos y los mayores síntomas que los pacientes han tenido que soportar son: fiebre y síntomas gripales.

"Los datos obtenidos en este ensayo clínico muestran la seguridad y el potencial de la inmunoterapia con el virus VCN-01. Estos datos ya han sido revisados y se espera poder empezar un ensayo clínico de fase 2 con el mismo virus en la segunda mitad de 2022", detalla el líder del estudio, Ramón Salazar.

Por el momento, el pronóstico de los pacientes con cáncer de páncreas es "bastante pobre", con una supervivencia media inferior a un año.

Dudas del estudio 

Si bien el estudio ha generado gran expectativa, todavía quedan varios cabos sueltos. Uno de ellos es la administración intravenosa de los virus oncolíticos ya que este método presenta limitaciones. 

Por un lado, el filtrado en el hígado o el bazo reduce la disponibilidad del virus, y por otro, aumentan las posibilidades de generar efectos colaterales no deseados.

Sin embargo, el virus VCN-01 ha intentado abordar estas limitaciones a través de dos modificaciones genéticas. 

En primer lugar, expresa una proteína de superficie que impide que el virus quede retenido en el hígado y que lo dirige hacia el tumor; y, además, expresa una enzima que degrada la matriz extracelular del tumor, facilitando la propagación del virus por el tumor y la acción del sistema inmunitario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?