Terminó la secundaria a los 73 años y será abanderado por sus notas

Terminó la secundaria a los 73 años y será abanderado por sus notas

Rubén Cúchero quiso terminar los estudios secundarios que había abandonado y será abanderado por tener el mejor promedio de notas de la escuela.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Rubén Cúchero es un hombre de campo que trabajó como transportista y colectivero pero en 2019 recibió el consejo de retomar la secundaria de parte de un amigo y ahora será abanderado por sus buenas notas.

“En 2019 me dijo que tenía que terminar la secundaria. Yo no quería saber nada, le respondí que a mi edad eso ya era pasado”, contó Cúchero sobre una charla con su amigo "El contador".

Rubén, oriundo de Colonia Caroya, cursa el último año en el Centro Educativo de Nivel Medio Adultos (CENMA) de Jesús María, donde vive con su esposa Catalina Aguirre.

El abanderado de dicha escuela había retomado sus estudios en 2020 pero a tan solo quince días de iniciar, se suspendieron las clases por la pandemia.

Cuando era chico, en la zona rural de Colonia Caroya, solo pudo hacer la primaria y, para hacer la secundaria, tenía que ir hasta Jesús María pero la familia necesitaba dinero y se dispuso a trabajar.

Fue después de cumplir con el servicio militar obligatorio que consiguió trabajo en transporte donde estuvo hasta conseguir empleo en una empresa de colectivos de larga distancia y eso lo hizo hasta la jubilación.

Ya con tiempo libre, mas allá de alguna changa, optó por inscribirse en un acelerado y terminar la escuela segundaria, cosa que hizo en 2020 a pesar de la pandemia. Ya en 2021, solicitó cursar de manera presencial y comenta que ahí comenzó a entender mejor lo que le explicaban.

Hace ya algunas semanas, el director del instituto fue quien lo llamó para contarle que por su promedio de 9,25 iba a ser el abanderado. "Al principio no caí, pero cuando llegué a casa y se lo conté a mi familia me emocioné”, contó Rubén.

Catalina, su esposa, se refirió a la trascendencia de esta grata noticia. "Fue sorprendente. Lógicamente es muy importante para mi marido, pero no pensamos que iba a tener semejante repercusión. Y es muy lindo verlo feliz. Hoy nos llaman, nos felicitan. Estamos muy contentos", aseguró.

Rubén, para concluir, eligió agradecer: “Agradezco a mi familia, a Dios por haber conocido a Catalina hace 45 años. Soy muy feliz con ella. Por ahí no lo demuestro o no se lo digo, pero me hace muy feliz".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?