Petrona, la mujer de 120 años que fue registrada por un censo y qué datos trascendentes tiene su historia

Petrona, la mujer de 120 años que fue registrada por un censo y qué datos trascendentes tiene su historia

En el primer censo de población se registró la que, quizá, fue la mujer más longeva de la historia de Mendoza. Tenía 120 años y nació antes de que Argentina fuera Argentina.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

picardi@mdzol.com

El Censo Nacional de Población es un hecho fundamental para conocer cuántos somos, cómo vivimos y qué necesitamos. El primer censo en Argentina se realizó en 1869, cuando la logística era más compleja, pero también había menos población. De los datos surgidos de aquel primer relevamiento hay varias curiosidades. Entre ellas, el registro individual de las personas y sus particularidades. Allí, por ejemplo, surge el dato de quién puede haber sido la persona más longeva de la historia de Mendoza: doña Petrona Blanco, una mujer que, en el momento del censo de 1869, tenía 120 años. Es decir, Petrona vivía Argentina, antes de que fuera Argentina. 

Las personas más longevas del primer censo en Mendoza. 

Pero la documentación del Censo indica que doña Petrona era la mujer más longeva de Mendoza, con sus 120 años. Además, estaban doña Paula Córdoba, nacida en Mendoza, también analfabeta y oriunda de Maipú. Doña Úrsula Mendoza, de 104 años; chilena de nacimiento y con residencia en San Carlos. Y don Antonio Saire, de 102 años, africano de nacimiento y residente en San Martín. 

Petrona vivía en San Martín, uno de los departamentos que ya existía en ese momento en la provincia. Al momento del registro tenía 120 años y tenía un oficio ancestral: era hiladora. Según el registro del censo había nacido en San Luis y no leía ni escribía. Justamente ese es un dato relevante para conocer el contexto de la época que fue importante para planificar el futuro. La mayoría de la población era analfabeta y la educación era poco accesible para las mujeres. Argentina comenzó a cambiar porque entonces se planificó un plan de alfabetización enorme, con la construcción de más de 1.000 escuelas. Luego, en el gobierno de Roca, se sancionó la ley de educación obligatoria, laica y gratuita. 

Petrona, según ese registro había nacido en 1749. Es decir, antes de la Revolución Francesa, mucho antes de la organización nacional. Incluso antes de la creación del Virreinato del Río de la Plata, que fue creado por el reino de España en 1776. Claro, los datos no eran del todo fieles pues no existían registros civiles precisos y era la propia Iglesia católica la encargada de registrar nacimientos, casamientos y defunciones. 

La historia de Petrona es un ejemplo de para qué sirven los datos cuando se usan bien. Nació en un país que dependía de un reino extranjero, fue censada en otro con libertad y "heredó" uno que buscaba que sus nietas tuvieran la educación a la que ella no pudo acceder. El censo 2022 va a detectar muchas carencias estructurales. ¿Servirá para generar decisiones que generen cambios?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?