Un trámite de Anses dificulta a los usuarios acceder a la garrafa social

Un trámite de Anses dificulta a los usuarios acceder a la garrafa social

Hoy comenzaron los recorridos por los barrios que no cuentan con gas natural para hacer llegar la garrafa de diez kilos a 300 pesos. Es decir, menos de la mitad de su precio regular en los comercios. El Gobierno asegura que hay alternativas para que nadie que lo necesite se quede sin comprar el gas.

Zulema Usach

Zulema Usach

Con la llegada de los días más fríos y mientras el calendario se aproxima a los meses de invierno, el Gobierno de Mendoza comenzó hoy su recorrido por los barrios más necesitados y sin acceso a la red de gas natural para hacer llegar la garrafa de 10 kilos por 300 pesos. Este valor, que está subsidiado por el Estado a menos de la mitad del valor de cada envase (que está a 650 pesos) está destinado a las familias más pobres y cuyos integrantes no cuentan con un salario en relación de dependencia.  Es decir, que la posibilidad de adquirir la garrafa social, en el marco del programa oficial  denominado "La Garrafa en tu Barrio" es para jubilados, pensionados y personas que reciben asignaciones familiares.

Por eso, para poder comprar el envase, es necesario presentar el certificado negativo que emite Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Se trata del papel que corrobora que en la familia no hay empleados estatales. Lo cierto es que en algunos casos, hay quienes que no cuentan con ese comprobante. Básicamente, porque no tienen dónde imprimirlo en su barrio o en las zonas aledañas, o bien, porque para conseguirlo y presentarlo al momento de comprar la garrafa, deben antes asistir a las delegaciones de la Anses.

Eso implica, entre otras cosas, realizar engorrosas filas u ocupar mañanas enteras en las delegaciones del organismo, según destacan los mendocinos consultados por MDZ. "Hay muchas personas que no pueden presentar ese papel por distintos motivos y necesitan sí o sí la garrafa", dice Jaquelina, que vive en el barrio Urundel (Godoy Cruz). La mujer agrega además que cuando ella vivía con sus ocho hijos, una sola garrafa no le alcanzaba para quince días. "Hoy sí no alcanza porque mis hijos son mayores ya; pero para una familia con muchos niños, es poco", aclara. En su caso, considera que el descuento en el precio de la garrafa social no solo debería estar destinado a quienes no cuentan con un empleo formal. "Hay muchas mujeres que trabajan en servicio doméstico o que sus esposos son empleados municipales. Están en blanco, sí, pero su situación también es de indigencia", aclara Jaquelina. 

Allí, al igual que en los asentamientos aledaños, las familias dependen exclusivamente del gas envasado porque a su zona no llega el servicio de gas natural; una realidad compartida por 21.602 familias que viven en 317 asentamientos y villas inestables en la provincia, de acuerdo a los últimos datos dados a conocer por el Registro Nacional de Barrios Populares.

Alejandro Verón, subsecretario de Desarrollo Social de la provincia destacó que el papel que emite la Anses se solicita a las personas que compran la garrafa social debido a que en los registros no pueden figurar empleados estatales. En el caso de no contar con el comprobante impreso, las personas pueden acreditar su situación al momento de acercarse a los puntos de venta con su Documento Nacional de Identidad (DNI). "Si no lo tienen en el momento, lo podemos buscar con el teléfono", detalla Verón y destaca que el descuento en el precio de la garrafa está destinado a las familias de bajos recursos económicos.

Los circuitos seguirán realizándose en función de los puntos de venta y distribución de las diferentes barriadas. Uniones vecinales, escuelas, comisarías y playones deportivos seguirán siendo desde hoy y a lo largo de todo el invierno los sitios donde las familias más vulnerables podrán llevar la garrafa a sus hogares para poder cocinar, bañarse y preparar la comida, entre otras necesidades básicas. Se espera distribuir al menos 80.345 garrafas durante 597 operativos en 1.880 puntos de venta en toda la provincia.

Hasta dos garrafas por familia numerosa

De acuerdo al cronograma previsto, a partir de hoy y hasta el próximo sábado se buscará llegar a 14 departamentos de la provincia con el gas subsidiado. Hoy será el turno de Maipú, Guaymallén, San Martín, San Carlos y Santa Rosa. Si bien se estima que la duración de una garrafa de 10 kilogramos alcanza para responder a la demanda de una familia con cuatro integrantes durante quince días (por eso los recorridos se planifican con ritmo), lo cierto es que para miles de mendocinos esa cantidad es escasa. Sobre todo, en los casos en que el grupo familiar cuenta con más de tres integrantes en edad escolar. Por eso, detalla Verón, existe en esos casos, la posibilidad de llevar dos garrafas por 600 pesos. "Si no cuenta con el envase, entonces éste se puede comprar", explica el funcionario y detalla que no hay un límite en la cantidad de garrafas que el Gobierno venderá de manera subsidiada a las personas con menos recursos económicos.

Jaquelina cuenta que en diferentes oportunidades, la venta de la garrafa social en su barrio fue motivo de injusticias. Cuenta por ejemplo, que ha habido quienes compraban dos garrafas al menor costo y luego la revendían en su negocio a un precio de hasta tres veces más caro. "Por eso es que se comenzó a pedir el certificado negativo de Anses; porque hubo muchas irregularidades. Ahora, por culpa de esas personas, hay muchas que realmente lo necesitan y que tienen complicaciones por las exigencias que hay para poder comprarla", destaca la mujer. 

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?