Espionaje en Santa Fe: el exministro de Seguridad acusado involucró al gobernador

Espionaje en Santa Fe: el exministro de Seguridad acusado involucró al gobernador

Marcelo Saín, exministro de Seguridad de Santa Fe, fue imputado esta semana como jefe de una asociación ilícita conformada con el objeto de cometer diversos delitos contra la administración pública y personas humanas y jurídicas .El acusado ahora le apuntó a Omar Perotti.

Sebastián Berho

El exministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín, fue imputado como jefe de una asociación ilícita, conformada “con el objeto de cometer diversos delitos contra la administración pública y personas humanas y jurídicas”. La imputación también lo involucra en la violación a la Ley Nacional de Inteligencia.

La Fiscalía de Delitos Complejos de Santa Fe había allanado en noviembre del año pasado la sede del Ministerio de Seguridad, a cargo Saín, por presuntas irregularidades cometidas durante la gestión en el Gobierno del peronista Omar Perotti. La fiscalía también imputó a Germán Montenegro, mano derecha del exministro, y otras seis personas que se desempeñaban en distintos organismos del Gobierno.

“La organización criminal poseía estructura piramidal y era encabezada por Marcelo Saín -en carácter de jefe-, seguido por Nadia Schujman -en carácter de organizadora en el Ministerio de Seguridad- y Débora Cotichini -como organizadora en el OI-. En el marco de dicha asociación ilícita, el jefe y las organizadoras diseñaron, pusieron en funcionamiento y sostuvieron en el tiempo, un sistema destinado a cometer y permitir la comisión de delitos, disimular su ilegalidad e intentar lograr la impunidad de los involucrados”, plantea el documento de los fiscales Ezequiel Fernández y Federico Grimberg.

Qué se investiga

Se investigan ocho hechos que sucedieron durante el período que va del 30 de diciembre de 2019 hasta el 26 de noviembre del año 2021 cuando Marcelo Saín salió del cartera de Seguridad de Santa Fe.

La audiencia imputación duró alrededor de seis horas. Se exhibió algunas de las pruebas más relevantes que lograron recolectar los investigadores. Según la acusación se utilizaron fuentes privadas y públicas como NOSIS, Migraciones, Sistema Tributario Fiscal y Social (SINTyS),  Ministerio de Salud, Municipalidad de Rosario, Registro Civil y la base de datos del Ministerio de Seguridad de Santa Fe para realizar “perfiles”, “dossiers” e “informes” de periodistas, opositores, sindicalistas y hasta empresas que iban a participar en licitaciones públicas del Gobierno.

Además, se conoció que se confeccionaron “perfiles” e “informes” sin autorización de la Justicia sobre el ex funcionario Maximiliano Pullaro, sus hermanos y hasta una empresa inscripta en el Registro Público de Comercio. “El informe de inteligencia referido a Damián Pullaro es fechado 19 de mayo de 2020 y contiene -entre otra información-: información brindada por Cristian Güemes de manera informal; teléfono utilizado por Damián Pullaro; edad y CUIT; referencias en medios de comunicación”, resaltaron los fiscales en el documento exhibido en la audiencia.

Momento caliente

Uno de los momentos más calientes de la audiencia se dio cuando Marcelo Saín tomó la palabra para defenderse. El acusado involucró al actual gobernador Omar Perotti. “Nosotros desde el Ministerio de Seguridad recibimos directivas expresas del gobernador y él siempre estuvo al tanto de todo lo que desarrollamos en esta estrategia de control de la criminalidad del poder en la provincia de Santa Fe”, concluyó vehemente Saín.  

Los fiscales también acusaron al exfuncionario y a otros ex directivos del Ministerio de Seguridad de manejar “discrecionalmente” fondos reservados. Se trata de una caja especial que asciende a 1.200.000 pesos y que habría sido utilizada para otros fines distintos a los que estipula la ley santafesina.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?