Femicidios: más denuncias, menos presupuesto y más muertes anunciadas

Femicidios: más denuncias, menos presupuesto y más muertes anunciadas

Sergio Massa recortó dinero para el ministerio que encabeza Ayelen Mazzina, pero lo aumentó en el total de programas de temas de género del Presupuesto nacional. La Casa del Encuentro suma más tragedias y cada vez más las mujeres que mueren habían radicado la denuncia.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

Cada vez más las mujeres le avisan al Estado que las van a matar. El Estado, en tanto, invierte más dinero en el Ministerio de la Mujer que encabeza la puntana Ayelén Mazzina, pero cada vez matan a más mujeres que habían hecho la denuncia, exhibiendo una vez más el fracaso a la hora de evitar tragedias a pesar del millonario destino del dinero. Alberto Fernández se convenció de que la época de Elizabeth Gómez Alcorta había terminado cuando se diferenció del Gobierno nacional y sus cifras no eran alentadoras.

Fue cuando viajó a San Luis que recibió la recomendación del gobernador Alberto Rodríguez Saá de chequear la performance de Mazzina y convocarla para repetir su estilo a nivel nacional. La ministra no contestó los siete pedidos de MDZ para entrevistarla sobre su desempeño.

El Gobierno volvió este año a darle importante a la cuestión de género y así lo hizo cuando presentó el proyecto de ley de Presupuesto 2023, que destinará a las políticas con perspectiva de género un total $4.243.277 millones, lo que implica un incremento de 106% respecto de 2022, y representa el 14,65% del presupuesto general previsto para 2023 ($28.954.031 millones). Así y todo, se enfrenta la política a la cruda realidad de gastar más y ver peores resultados, es lo que pasa con el aumento de dinero y los resultados obtenidos. El crecimiento es transversal a los ministerios, ya que en concreto en el ministerio de la Mujer el aumento será de tasa negativa con respecto a la inflación: Sergio Massa anunció un 57% de aumento, lo que está por debajo del 60% planteado por el Gobierno, y más aún por debajo de la realidad. 

Sobre cifras se ve el fracaso del botón anti pánico: seis de cada diez mujeres son asesinadas en su casa, y cinco por su expareja. Es decir, hay una situación que no cambió, que no se altera. Las mujeres logran separarse, dejan la casa, son hostigadas, realizan la denuncia, el Estado no sirve, y las matan. Eso es lo que el Gobierno nacional, provincial y los municipales no saben cómo abordar. Es la problemática más frecuente en la situación más descripta, pero no saben resolverla. 

Nadie conoce mejor que el Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” que dirige La Casa del Encuentro. Son ellos los que registraron en 2022 unos 300 femicidios, 7 trans/travesticidios y 17 femicidios vinculados de varones; así entonces, en Argentina en un año 338 hijas /hijos quedaron sin madre, el 64% son menores. Se recolectan datos nacionales y distritales, sumadas las denuncias realizadas y se obtienen datos por registro estadística.  Los datos se nutren de un chequeo diario sobre 120 medios de comunicación de todo el país, sumamos a la estadística los casos en los que no hay duda del femicidio,.

Otra vez se cristaliza la incapacidad de dar batalla a la problemática de los femicidios, algo irresuelto en el mundo, pero que mejora en algunos casos como en España, donde con la misma población que Argentina, tuvieron 47 femicidios, es decir, la quinta parte que Argentina. La estridencia discursiva y los títulos que dio la ministra Mazzina necesitan un correlato con los números duros que no la respaldan en lo más mínimo: "Hay que seguir luchando contra la pandemia que son los femicidios", dijo al encabezar junto a su par bonaerense, Estela Díaz, la apertura del "II Congreso: Políticas Públicas contra las Violencias de Género", que se desarrolló hasta el viernes en la ciudad de Mar del Plata.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?