Femicidios: el Estado no logra revertir las cifras

Femicidios: el Estado no logra revertir las cifras

A pesar del Ministerio de la Mujer y el presupuesto, los asesinatos crecen. Más de la mitad de los delitos son en la casa de la víctima. Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Salta, las provincias con más casos.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

Los femicidios y travesticidios siguen siendo un problema irresuelto y por ahora no hay inversión, política de estado ni ministerio que logre encauzar la situación hacia una mejora concreta: 218 mujeres y mujeres trans fueron asesinadas en lo que va del año, es un número calcado al mismo mes de 2021. Lo mismo con las causas y los lugares donde se generan los crímenes, es decir, el estado sigue viendo lo que pasa, cuando pasa, donde pasa y quienes lo ejecutan, pero no sabe cómo abordarlo más allá de rimbombantes anuncios y creación de espacios públicos destinados a la atención de mujeres en todo el país. 

Las cifras duelen: 218 femicidios y trans/travesticidios en Argentina entre el 1° de enero al 30 de septiembre de 2022. Son 211 femicidios, 7 trans/travesticidios y 13 femicidios vinculados de varones, según el último informe del Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” que dirige La Casa del Encuentro.

Si bien no es la única entidad que estudia y registra los crímenes, es el número más actual y arroja una realidad que también se exhibió el año pasado: 241 hijas/hijos quedaron sin madre, el 70% son menores de edad y el 54% de los agresores eran parejas o exparejas.  MDZ intentó comunicarse con la ministro de la Mujer, Eli Gómez Alcorta, quien no contestó el pedido de este medio. Desde el departamento de prensa del ministerio dijeron que no había ningún funcionario dispuesto a opinar sobre el tema al momento del pedido. 

Lo que no cambió de 2021 a este año es dónde matan a las mujeres: el lugar más inseguro para quien sufre violencia sigue siendo su casa o la casa compartida con el agresor: 59 % fueron asesinadas ahí. 

Promesas y deudas

Sobre el rol del estado, los femicidios y la violencia de género fue premisa básica del Frente de Todos en la campaña presidencial y sigue siéndolo en términos discursivos. Pero la inversión no tiene buenos resultados: Buenos Aires y Caba tienen la mayor densidad de centros de atención para la mujer, pero los peores resultados. Y en términos absolutos, Buenos Aires sigue siendo la provincia con más casos, seguida por Santa Fe, Córdoba y Salta. Entre Buenos Aires y Caba suman 2388 centros, pero la mayor tasa de femicidios. 

Otro factor irresuelto tiene que ver con la inoperancia de la justicia post denuncia de la mujer, en casos extremos como en Catamarca, donde la mujer del intendente Franco Carletta lo denunció por violento y la propia oficina de Violencia de Género le avisó al intendente que estaba siendo denunciado. Fue revelado por MDZ.

“En varios casos de femicidios vemos con preocupación declaraciones de familiares y personas cercanas a las víctimas que dan cuenta de que las mismas no habían realizado denuncias por descreer de la ayuda de la justicia. Si bien siempre decimos que lo mejor es realizarlas, entendemos que cada mujer hace lo que puede, cuando puede y a veces, no puede”, sostuvo el comunicado.

Además, el informe reveló que 41 víctimas habían ya acudido sin éxito a la Justicia: “Desde La Casa del Encuentro sostenemos que aquellas que llegan a la Justicia pidiendo ayuda deben encontrar un Estado presente, que priorice las medidas destinadas específicamente a la protección y prevención de la violencia de género en todas sus expresiones”, añadió. 

Así todo, 8 femicidas tenían dictada medida cautelar de prevención que no respetaron, 11 femicidas eran agentes o ex agentes de fuerza de seguridad, 7 víctimas en presunción de prostitución o trata. Tras el asesinato, unos 29 asesinos se quitaron la vida.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?