La fórmula para que el celular no te arruine las vacaciones

La fórmula para que el celular no te arruine las vacaciones

Una de las características de la era digital es el uso intensivo de los smartphones en casi todas las esferas de la vida. A pesar de las ventajas que brinda la tecnología surgieron problemas derivados de la virtualidad que afectan a personas de todas edades.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

aginestar@mdzol.com

El uso del dispositivo en todo momento no puede abandonarse fácilmente porque se ha constituido en una extensión de nuestra propia morfología. Desde el momento previo a dormirnos como al instante de despertar, y desde allí en casi la totalidad de nuestras acciones, el celular está presente. Sirve de despertador, de acceso a todo tipo de información en diarios, canales de TV, radios, podcast, y, por supuesto, redes sociales

En las redes sociales se busca mostrar que uno está, la desconexión en vacaciones se transforma en una utopía. Uno puede estar en un lugar bello, como el mar, las montañas, comiendo algo rico, tomando una rica bebida al amanecer pero hay que mostrarlo porque ese estar ¿define lo que somos?. 

El teléfono celular es un objeto que se ha vuelto indispensable ya que nos permite el acceso inmediato a todo lo que pasa en el mundo, atrás quedaron los días en que era utilizado de forma exclusiva para comunicaciones telefónicas. A través de las cámaras de fotos de alta definición, brinda posibilidades de registro y posterior publicación en redes sociales que ningún otro dispositivo permite, característica que lo hace más atractivo y genera cierta dependencia en algunas personas que se ven imposibilitadas de "desconectarse".

El celular dejó de ser un simple medio de comunicación para convertirse en un dispositivo clave para el quehacer profesional y personal.

Para muchos las vacaciones son una forma de desconectarse de lo cotidiano, del trabajo y la rutina. Esa desconexión en vacaciones va a depender de la actitud que tome cada persona en relación al uso de las pantallas. "Al irse de vacaciones y estar con el celular de forma permanente sigue estando accesible para el trabajo y haciendo las cosas que hace para la vida cotidiana", destacó Laura Jurkowski, psicóloga  y directora de Reconectarse.

La adicción al celular y las pantallas comparten los mismos criterios que las otras adicciones. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las adicciones son enfermedades físicas y psicoemocionales que crean una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. 

La necesidad de una utilización permanente del dispositivo es parte de un comportamiento compulsivo de la persona que sufre esta adicción. "Es una manera de llenar un vacío y buscar un tipo de satisfacción, necesitan estar cada vez más tiempo conectado para lograr el efecto deseado; mientras más tiempo conectado, más placer", explicó la especialista.

"Si no se puede acceder a este comportamiento aparece un fuerte sentimiento de ansiedad, depresión , angustia, irritabilidad; conocido como síndrome de abstinencia", agregó

"La gente suele estar conectada más tiempo de lo que piensa. Es importante tener un registro del uso que uno hace y generar procesos alternativos que impliquen dejar de estar tanto tiempo frente a las pantallas", destacó la psicóloga Laura Jurkowski.

Para quienes tienen un consumo problemático relacionado al uso del celular, el dispositivo pasa a ser el interés principal de la persona y se empiezan a descuidar otras áreas de la vida como lo social, académico y laboral. "La gente suele estar conectada más tiempo de lo que piensa. Es importante tener un registro del uso que uno hace y generar procesos alternativos que impliquen dejar de estar tanto tiempo frente a las pantallas", destacó la psicóloga especialista en adicción a la tecnología.

Consejos para disminuir el uso del celular

Según los expertos, lo correcto sería utilizar las redes sociales menos de dos horas por día, tiempo que es ampliamente superado en muchos casos. Para tener un registro del uso del dispositivo y determinar si estamos frente a un problema podemos utilizar aplicaciones que monitorean el tiempo en redes, conteo de las veces que se desbloquea el celular y generan alertas de exceso de uso.

Entre las aplicaciones más utilizadas se encuentran: Quality Time, App Usage y Stay Free, las cuales permiten crear restricciones de uso como alertas y también crea estadísticas diarias para poder monitorear la frecuencia en redes y smartphones. 

Otras recomendaciones tendientes a disminuir el uso del celular son:

  • Desactivar las notificaciones o silenciar el teléfono.
  • Apagar o dejar el celular en modo avión cuando se vaya a dormir.
  • Eliminar las redes sociales del teléfono.
  • Usar un reloj clásico (como alarma y para mirar la hora).
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?