El peculiar motivo por el que un país levanta restricciones a pesar del aumento de casos

El peculiar motivo por el que un país levanta restricciones a pesar del aumento de casos

A partir de hoy se relajan las medidas sanitarias en Holanda. El Gobierno, que impuso un importante paquete de medidas ante la pandemia, explicó por qué va a relajar las medidas: "Corremos un nuevo riesgo", dijo el ministro de Salud.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Con algo más de cuatro millones de casos de coronavirus, Holanda ocupa el 20º lugar en positivos confirmados por millón de habitantes. Actualmente, se reportan en el país más de 50 mil casos diarios y, aun así, el gobierno ha decidido relajar ciertas restricciones. 

La decisión fue anunciada por el primer ministro Mark Rutte. Y responde, de alguna manera, a los reclamos sociales ante un paquete de medidas que resulto ser de los más estrictos en Europa. A pesar de que bares, restaurantes y museos cerraron el 18 de diciembre con la intención de  frenar la propagación de la variante ómicron, la decisión fue insuficiente para frenar una nueva ola de contagios en el país. 

Y en ese contexto, el Gobierno decidió un cambio de rumbo. Rutte reconoció que aliviar las restricciones es un riesgo en medio de una ola en la que se reportan decenas de miles de casos nuevos cada día. El primer ministro admitió que el cambio en las medidas llega en un momento en que la curva de muertes y ocupación UTI están en descenso

A partir de hoy y hasta el 8 de marzo cafés, bares y restaurantes podrán abrir hasta las 10 de la noche. Los clientes deberán presentar un test negativo, demostrar que se han vacunado o que se han recuperado recientemente de una infección por coronavirus para poder ingresar a los lugares. Por otra parte, se habilitan los espectáculos deportivos y culturales con un aforo de hasta 1250 personas pero las discotecas permanecerán cerradas.

Este nuevo paquete de medidas responde a las duras críticas del sector de gastronomía, turismo y hotelería que cuestionó la apertura de diversos negocios -entre ellos tiendas, gimnasios y peluquerías- el 15 de enero mientras los suyos permanecían cerrados. 

Los dueños de algunos cafés abrieron durante el fin de semana manifestándose contra la restricción y algunos museos hicieron lo suyo habilitando como salones de belleza algunas de sus salas.

A eso se sumó la falta de apoyo popular a las medidas y las frecuentes manifestaciones contra la normativa impuesta para frenar la ola de contagios. Según Rutte, desde el gobierno estaban "buscando conscientemente los límites de lo que es posible, debido a las grandes tensiones y los gritos de ayuda en los últimos días".

Quien explicó la razón de levantar las medidas sanitarias fue el ministro de Salud, Ernst Kuipers. "Vivir más tiempo con medidas restrictivas daña nuestra salud y nuestra sociedad”, expresó. SI bien su país, Holanda, ya ha vacunado a más del 90% de la población, es de los que más atrasados están con la colocación de la tercera dosis o dosis de refuerzo que sólo ha recibido el 57% de las personas. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?