Cómo ha impactado la variante ómicron en los profesionales de la salud

Cómo ha impactado la variante ómicron en los profesionales de la salud

El personal de salud no está exento de la ola de contagios actual y, debido al ausentismo, algunos hospitales se vieron obligados a reestructurar los servicios que brindan. La ocupación de camas en algunos casos es plena.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

aginestar@mdzol.com

La tercera ola de coronavirus que azota nuestro país trajo consigo un importante incremento de contagios del cual el personal de salud no está exento. El recurso humano de los hospitales se ha visto afectado al igual que la población respecto a la contagiosidad y desde los centros asistenciales se vieron obligados a reestructurar algunos servicios para dar respuesta a la demanda existente. 

El aumento de contagios a raíz de la variante ómicron puso en jaque al sistema de salud que se vio obligado a generar estrategias de respuesta para la población. La atención médica, servicios y prestaciones se vieron resentidas por la cantidad de contagios del personal asistencial y administrativo pero por ahora el sistema no está sobrepasado.

"Todos los que participan del sistema sanitario tanto sector público, como privado y obras sociales se han visto afectados. El nivel de contagiosidad es alta en la población en general lo cual lleva a que unos perfiles poblacionales requieran mayor asistencia sanitaria pero el ausentismo por contagios no ha impactado en la prestación de los servicios", destacó Marcelo Raúl Salvatore, director de Hospitales de la provincia de Mendoza.

Durante enero se registró una tasa alta de contagios de coronavirus en el personal de salud

"El porcentaje de ausentismo del personal asistencial varía ya que los profesionales se van reemplazando. Hoy llega al 20% ya que muchos de los que se contagiaron a principios de enero se están reincorporando", agregó.

Hace una semana se modificó la definición de casos que llevó a cambiar los tiempos de aislamiento, medida que benefició el funcionamiento del sistema ya que se acortaron las licencias. "Hay algunos efectores que se han visto tensionados pero a partir de las acciones que tomamos el servicio no se ha visto resentido. Las guardias se siguieron cubriendo, las internaciones continuaron. Cada servicio tuvo que hacer una reingeniería para reemplazar a los compañeros afectados pero seguimos prestando los servicios", dijo Salvatore.

Fuentes del Hospital Central de Mendoza destacaron que están trabajando con la máxima exigencia en todos los sectores debido al ausentismo del personal de salud con motivo de los contagios y las licencias programadas. "A la fecha tenemos unos 50 empleados infectados y hemos tenido días con mas de 100, obviamente estos números cambian a diario", explicaron.

"El personal que está activo se encuentra sobrecargado, haciendo un esfuerzo enorme para poder sacar todo adelante y que no se resienta la atención de los pacientes", concluyeron.

En cuanto a las licencias del personal de salud, el director de Hospitales destacó que el personal sigue con su sistema de licencias habitual y no han tenido que tomar medidas de reprogramación como en otros momentos de la pandemia. 

Cirugías programadas

Desde el Ministerio de Salud explicaron que los cronogramas de cirugías pueden verse afectados por diversos factores: el contagio de alguno de los prestadores o factores externos relacionados a la cadena como por ejemplo, la demora en las entregas de las prótesis debido a los contagios o licencias de proveedores.

"No estamos suspendiendo cirugías como en otros momentos de la pandemia. Hoy no tenemos ninguna medida que busque suspender cirugías, no está pasando... sin embargo, existen particularidades, si hay algún miembro del equipo que se infectó y tiene que estar aislado o se ve afectada la entrega de material. Todas esas son causales de la reprogramación de las cirugías", explicó el director de Hospitales.

Ocupación de camas

Debido a las características específicas de la variante ómicron, los especialistas calculan que el sistema sanitario soportará ya que la recuperación de estos cuadros de covid-19 es más rápida y eso hace que haya más recambio en los espacios de internación. Según los últimos partes epidemiológicos, el porcentaje de ocupación de camas es del 47% en general y se encuentra a la mitad de su capacidad.

Según información brindada desde el Ministerio de Salud, Mendoza hoy cuenta con niveles habituales de internación y el sistema no está resentido. Entre las causas se encuentran las características específicas de la nueva variante que provoca cuadros más leves, una recuperación más rápida en la mayoría de los casos y un porcentaje alto de la población que tiene el factor protector de la vacuna. 

"Cuando algún sector ve un aumento de la demanda provoca que otro sector se vea resentido, como sector público hemos salido a reforzar la atención del PAMI y algunas obras sociales", explicó Salvatore y dijo: "Vamos a ir dando respuesta según la demanda que se vaya presentando de una semana a otra. La idea ha sido darle al sistema mucho dinamismo". 

La ocupación de camas en el  Hospital Central es plena

"La ocupación de camas en el sector privado está completa. Hay pacientes conectados con respirador en las guardias y está costando descargar los pacientes de las ambulancias e ingresarlos al área hospitalaria. Se da soporte respiratorio y hemodinámico arriba de las ambulancias porque a veces estamos dos o tres horas para bajar un paciente", dijo Gonzalo Álvarez Parma, miembro de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), quien agregó: "La situación es complicada sumado a que hay un gran porcentaje del personal de salud que está afectado por ser positivo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?