Explica con humor qué es la dislexia y anima a quienes sufren bullying como le pasó a él en la escuela

Explica con humor qué es la dislexia y anima a quienes sufren bullying como le pasó a él en la escuela

Lucas Slevin tiene 20 años y publica videos para ayudar a concientizar acerca de la dislexia, trastorno que él tiene. Explica qué es, cómo afecta a su vida cotidiana y sus reacciones ante ciertas situaciones. Es su modo de acompañar a quienes tienen dislexia, a quienes sufren bullying por eso.

Giza Almirón

Giza Almirón

Lucas Slevin es un joven actor, acróbata, bailarín y modelo, tal como describe en su perfil de Instagram. Pero Lucas es, además, influencer, ya que sus videos son muy populares en redes sociales. Lo particular de algunas de sus publicaciones es que trata de explicar qué le pasa a alguien que tiene dislexia, como él.

Este joven, oriundo de la localidad bonaerense de Pilar, comenzó a grabar sus videos durante la pandemia. Su objetivo es difundir qué es la dislexia, cómo afecta eso en su cotidianidad y cómo resuelve él determinadas situaciones. Lucas muestra cómo perciben las palabras las personas con dislexia, por ejemplo. Es su modo de acompañar a quienes tienen este trastorno, a quienes, por ejemplo, sufren bullying, como le pasó a él en la escuela.

"No hai (sic) que odiar a los bullis", interpela Lucas

Fue precisamente en una clase, a los 8 años, cuando se enteró -"de la peor manera" (tal como explica en uno de sus videos)- de que tenía dislexia. Una maestra le pidió que leyera en voz alta y, debido a este trastorno asociado a la lecto-escritura, Lucas no lo hizo de la manera esperada. Sus compañeros se rieron y la docente le dijo que "tenía una enfermedad y un problema mental". La mamá le explicó luego que él tenía dislexia y que no era una enfermedad, sino que percibía las letras de otra manera. Lucas aprendió entonces que “nada nos limita” y que “todo nos potencia a encontrar soluciones”, tal como expresa en uno de sus videos.

El aporte de este veinteañero que ayuda a tomar conciencia sobre esta dificultad en el aprendizaje tiene ritmo, simpatía y humor. En una de sus publicaciones se lo puede ver describiendo cómo hace para recordar la respuesta a una pregunta como “¿Era para la derecha o para la izquierda?”.

En sus redes se pueden leer mensajes de agradecimiento, de niños y niñas con dislexia, así como de mamás. "Tengo 10 años y diclexia (sic) yo antes me costaba todo y la verdad me enorgullece escuchar este audio por qué yo antes no sabía ni leer ni escribir", dice una niña. Por su parte, una mamá escribió: "Que lindo mensaje, gracias, gracias. Mi hijo es disléxico y ha pasado por eso. Escuchar este bello mensaje nos fortalece. Nosotros te queremos mucho".

Es que una de las formas que tiene Lucas de acompañar a quienes tienen dislexia es animar. En uno de sus videos, por ejemplo, cuenta qué le diría a un niño que vive lo mismo que vivió él durante su infancia: “No hay nada malo en vos en lo absoluto, sos 100% capaz de hacer absolutamente todo lo que quieras. Esta capacidad que tenemos nos da otra manera de ver la vida, nos da más sabiduría, más herramientas”. La dislexia no es un impedimento, sino un complemento, afirma el muchacho. Los mensajes de Lucas nos ayudan a tomar conciencia, a ponernos en los zapatos del otro. Son mensajes de amor, ya que en uno de sus videos dice: "No hai (sic) que odiar a los bullis", invitándonos a perdonar. Son mensajes de esperanza para quienes vivan experiencias de marginación y de desvalorización, no solo para quienes tienen algún tipo de trastorno del aprendizaje, como dice él, sino para cualquiera que piense que no puede. Los de Lucas, entonces, son mensajes de fe, un uno mismo y en los otros.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?