Paso a Chile, entre la incertidumbre, el malestar y las críticas

Paso a Chile, entre la incertidumbre, el malestar y las críticas

El paso a Chile se convirtió en el centro de una polémica internacional tras un brote de coronavirus que afectó a los trabajadores chilenos.

Redacción MDZ Online

Desde el pasado fin de semana, el paso a Chile por Los Libertadores se ha convertido en un verdadero caos. Todo surgió a partir de una protesta realizada por funcionarios chilenos que alertaban por un brote de coronavirus que había afectado a más de 40 trabajadores. Eso provocó que durante dos jornadas -viernes 14 y sábado 15- el tránsito fuera prácticamente nulo. 

Pero no se trataba de un fin de semana más, sino que el paro de los empleados se realizó justo durante la fecha de recambio turístico y se esperaba un importante incremento en la cantidad de personas que viajarían hacia un lado u otro de la frontera. 

Tras varias negociaciones entre los trabajadores y las autoridades, se decidió implementar nuevos requisitos para transitar. En lo que respecta a los vehículos particulares, quienes tienen preferencia son aquellos que regresan a su país de origen y se redujo el horario de atención, el cual es de 8 a 14. Esto ha provocado que varios turistas deban esperar en alta montaña hasta tener la posibilidad de realizar sus trámites aduaneros. 

Por otra parte, el transporte de carga es el que más se ha visto afectado ya que Chile comenzó a exigir que todos los conductores fueran hisopados antes de ingresar a su territorio. Desde Aprocam rechazaron la medida y denunciaron que los transportistas tienen que soportar largas horas. Actualmente, más de tres mil camiones están varados. 

El malestar se agrava día a día y hasta los sindicatos camioneros de Uruguay y Brasil se han unido a las críticas. 

Desde la Cancillería argentina se le solicitó a las autoridades chilenas una “pronta normalización y agilización” en el tránsito. Sin embargo, desde el otro lado de la cordillera no han mostrado ninguna señal de revertir la decisión.

Desde Mendoza, este conflicto también ha servido para sumar malestar y la oposición comenzó a presionar al gobierno de Rodolfo Suarez para que actúe al respecto. "El gobierno de Mendoza tiene que asumir la responsabilidad como provincia de frontera junto con las cancillerías de Argentina y Chile. Cuentan con todo nuestro compromiso en la tarea desde la Cámara de Diputados", indicó este domingo el legislador peronista, Adolfo Bermejo. 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?