Lo discriminaron en un trabajo y deberán indemnizarlo con $2.000.000

Lo discriminaron en un trabajo y deberán indemnizarlo con $2.000.000

Se postuló para trabajar en una clínica privada de la Ciudad de Buenos Aires. Pese a ser el mejor rankeado la institución decidió no contratarlo por un dato revelado en su examen preocupacional. Fue a juicio y será indemnizado.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un joven se postuló para trabajar en el Hospital Alemán de la Ciudad de Buenos Aires. resultó ser el candidato mejor calificado para su puesto pero la empresa decidió no contratarlo luego de saber, por su examen médico preocupacional, que tenía VIH. "Esta sentencia es muy alentadora, porque es la primera que toma como fundamento la Resolución 270/2015 (del Ministerio de Trabajo) que habilita denunciar el test de VIH en el preocupacional y, además, porque le pone a los empleadores que discriminan en el acceso al empleo, un precio muy alto a pagar", celebró hoy el presidente de la Asociación Ciclo Positivo, Matías Muñoz.

Muñoz, que es abogado y coordinador de la Alianza Mundial contra el Estigma y la Discriminación explicó: "esperamos que pueda servir como herramienta para disuadir a las empresas que realizan estos test de manera ilegal". 

El fallo emitido por el juez Ignacio Rebaudi, a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N° 22, indica que el demandante -que hoy tiene 31 años- fue contactado a través de LinkedIn y atravesó con éxito el proceso de selección. Sin embargo, luego de realizar el examen médico preocupacional y tomar conocimiento del diagnóstico del joven, la clínica decidió no contratarlo. 

En el fallo el juez explica que luego de desestimar en el proceso a las personas que ocupaban el primero y el segundo lugar, la clínica saltó al damnificado y avanzó en la contratación del postulante que ocupaba el cuarto puesto en el ranking. Si bien el Hospital asegura que el resultado de laboratorio no fue determinante para la contratación, el juez determinó que la institución "no ofreció ni produjo prueba que pueda permitir un análisis de esa decisión a los fines de desvirtuar la presunción de discriminación".

"Del relevamiento de pruebas efectuado se sigue que la prueba producida conforma (...) un cúmulo de indicios que por su número (pluralidad de indicios), gravedad (logran dar certeza), precisión (se interpretan en el mismo sentido) y concordancia (forman entre sí un conjunto armonioso), producen convicción respecto a que (el demandante) fue discriminado por el Hospital Alemán al ser portador de VIH", expresó Rebaudi en su fallo. 

De acuerdo a las observaciones del juez, el Hospital Alemán incumplió la resolución 270/2015 del Ministerio de Trabajo que en su artículo 3 establece que "las ofertas de empleo no podrán contener restricciones por motivos tales como raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, género, posición económica, condición social, caracteres físicos, discapacidad, residencia o responsabilidades familiares". Y más adelante especifica que puede ser denunciado como discriminación la "realización de estudios de laboratorio con el objeto de detectar el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o V.I.H. en los postulantes a trabajador o trabajadora dentro de los exámenes preocupacionales".

Teniendo en cuenta esto, Rebaudi condenó al Hospital Alemán a pagar una indemnización por daños y perjuicios (daño moral, pérdida de chance y daño psíquico) de $1.950.000, "una sentencia importantísima que marca un precedente judicial que pone un freno concreto a la discriminación en los ámbitos laborales contra las personas que tienen VIH", según el comunicado de la Asociación Ciclo Positivo. "Discriminar no es gratis. Todas las personas tienen derecho a acceder a un empleo sin importar su diagnóstico", concluía ese informe. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?