Alerta: este año el agujero de la capa de ozono es el más grande registrado

Alerta: este año el agujero de la capa de ozono es el más grande registrado

Así lo advirtió el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS). Según los expertos, el agujero de ozono ahora es más grande que el 75% de los agujeros de ozono en esa etapa de la temporada desde 1979.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El 16 de septiembre de 1987 marcó un punto de inflexión en la historia ambiental, también mostró que cuando la ciencia y la voluntad política se unen, es posible cambiar el mundo. Desde esa fecha se celebra el Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono, tras confirmar la existencia de un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida.

Se había dañado el protector solar natural que escuda a los seres humanos, las plantas, los animales y los ecosistemas de la radiación ultravioleta excesiva. "De repente, se vislumbraba un futuro arruinado por cánceres de piel, cataratas, plantas y cultivos moribundos y ecosistemas dañados. No había tiempo que perder. Los científicos habían sonado la alarma y el mundo escuchó", explican desde la el Programa para el Medio Ambiente de la ONU. 

El objetivo de conmemorar hoy el Día Internacional para la Preservación de la Capa de Ozono es mantener la conciencia del impacto humano sobre el medio ambiente. Desde el momento de su descubrimiento, en 1987, el agujero es vigilado y analizado en cada primavera austral.

Este año, el Servicio de Vigilancia Atmosférica de Copernicus (CAMS, por sus siglas en inglés), advirtió que el hueco de la capa de ozono en la Antártida ha crecido considerablemente en la última semana, luego de haberse mantenido estable al principio. La CAMS monitorea el ozono en la atmósfera, así como la radiación ultravioleta que atraviesa la capa de ozono para llegar a la superficie de la Tierra. 

“Los pronósticos muestran que el agujero de este año se ha convertido en uno bastante más grande de lo habitual”, alertó Vincent-Henri Peuch, director del servicio de vigilancia por satélite de la Unión Europea y agregó: “Estamos ante un agujero de ozono bastante grande y potencialmente también profundo”. Además explican que después de un comienzo bastante estándar, el agujero de ozono de 2021 ha crecido considerablemente en las últimas dos semanas y ahora es más grande que el 75% de los agujeros de ozono en esa etapa de la temporada desde 1979.

agujero de ozono
Desde la CAMS informan sobre el comportamiento del agujero de ozono. Foto: CAMS

El Servicio de vigilancia Atmosférica de Cpernicus registra tendencias pasadas, brinda una instantánea de la situación actual y pronostica las concentraciones de ozono durante los próximos días para respaldar la investigación, el monitoreo de políticas y la información del público.

Según sus investigaciones, todos los años el agujero se profundiza y la capa de ozono se vuelve cada vez más fina. Las consecuencias de esto ya se pueden percibir en la vida de miles de personas en todo el mundo y ese número, lamentablemente, va en aumento. 

El Protocolo de Montreal

El 16 de septiembre de 1987, dos años luego del descubrimiento del orificio, se firmó el Protocolo de Montreal que prohibió una serie de químicos conocidos como halocarburos, que eran los apuntados por la exacerbación anual del agujero en la capa de ozono.

Desde la firma aquel acuerdo los resultados han sido drásticos. Alrededor de 99% de las sustancias que agotan la capa de ozono se han eliminado y la capa protectora de la Tierra se está reponiendo. Según la PNUMA, se espera que el agujero antártico se cierre en la década de 2060 y que, incluso antes, otras regiones regresen a los valores previos a la década de 1980. 

Con los resultados obtenidos, se estima que cada año dos millones de personas se salvan del cáncer de piel. También hay beneficios más amplios, ya que muchos de los gases que agotan la capa de ozono elevan la temperatura global.

Un estudio reciente ha demostrado que, sin la prohibición de los gases CFC por el Protocolo de Montreal, las plantas, la vegetación y el suelo habrían sido menos capaces de almacenar carbono, lo cual podría haber provocado un aumento adicional de la temperatura global de entre 0,5 y 1,0 °C.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?