Pyme mendocina premiada por la ONU: "Nuestra solución puede revolucionar el mercado agrario del mundo"

Pyme mendocina premiada por la ONU: "Nuestra solución puede revolucionar el mercado agrario del mundo"

Agrojusto es una start-up de Mendoza que fue distinguida en el concurso "Mejor Pyme: una buena alimentación para todos", junto a otras 50 pequeñas y medianas empresas de todo el mundo.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Agrojusto es una startup mendocina que surgió en 2018 para generar soluciones tecnológicas para las Pymes y productores rurales. Fue seleccionada por la ONU por ser una de las mejores 50 pequeñas y medianas Empresa de todo el mundo que trabajan por una "Buena Alimentación para Todos".

Cada ganador fue seleccionado por la forma en que su negocio contribuye a una alimentación más saludable, sostenible y equitativa para las comunidades a las que sirven; la fuerza de su visión del futuro; y qué tan bien comunican el impacto actual y futuro de su negocio.

Agrojusto fue seleccionada entre casi 2.000 otras empresas de 135 países, en el concurso que se celebró en conjunto con la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, como una de las 50 mejores Pymes del mundo en la categoría “Mejor Pyme: una buena alimentación para todos” y dentro de ella en la subcategoría: “Medios de vida equitativos y resiliencia ante las adversidades”, de todas estas solo 9 son de América y la startup mendocina es la única del país.

Agrojusto pyme mendoza
Parte del equipo de Agrojusto celebrando la gran noticia. Foto: Agrojusto.

“El motivo por el cual nació Agrojusto fue porque la fundadora, Fernanda Bonesso, provenía de una familia de productores de damascos y la aquejaba mucho ver cómo su padre luchaba contra las injustas comisiones comerciales que con las que tenían que lidiar los productores rurales”, explica Paloma Martín encargada de marketing de Agrojusto.

Por ello, un equipo de programadores crearon soluciones tecnológicas para ayudar a las Pymes y productores rurales. En una primera instancia funcionó como un marketplace que buscaba reducir intermediarios, donde los productores publicaban sus productos y Agrojusto los vendía. “Sin embargo, con la llegada de la pandemia nos dimos cuenta del gran impacto que genera la tecnología y que la solución que brindábamos podía escalar a nivel nacional e internacional a través de una plataforma”, cuenta Paloma Martín.

Gracias a la plataforma, que conecta a todos los actores del sistema alimentario, las pymes se pueden conectar directamente con los productores para conseguir materia prima a un precio justo y el productor rural no tiene intermediarios y puede poner su precio a su producción.

Cristina Vega es una de las productoras rurales que ofrece sus productos en la plataforma de Agrojusto, ella desde muy pequeña trabaja con su familia. "Nosotros armamos bolsones de vegetales con la producción de todos los vecinos o socios de la Cooperativa de pequeños productores y los vendemos", cuenta Cristina y agrega: "De esta manera queda más ganancia para nosotros, no es lo mismo venderle a un revendedor".

"Queremos -que la producción- sea rentable, apostamos a esto porque es lo que sabemos hacer y queremos vivir de esto", sostiene la pequeña productora rural.

“Nos interesa que los productores rurales y las pequeñas empresas superen la brecha digital, para ello creamos capacitaciones para que todos se animen a dar el salto a la digitalización”, afirma Martín y añade “ningún negocio sobrevive si no tiene presencia digital”.

La gran tarea de Agrojusto siempre fue ser un puente entre los productores y los consumidores, siguiendo con firmeza el objetivo de construir un mercado más justo y más eficiente, fue esto lo que los diferenció del resto de las pymes del mundo y los posicionó entre las mejores. “La ONU vio en nosotros la capacidad de cambiar el mundo desde un pequeño lugar. Somos una pequeña startup que ha ido escalando poco a poco, y a pesar de eso tenemos un gran potencial porque nuestra solución puede revolucionar completamente el mercado agrario de Latinoamérica y el mundo”, sostiene Paloma Martín quien está convencida de que su pequeña empresa puede ser tomada como ejemplo en cualquier parte del mundo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?