Próvolo: la defensa de la monja Kumiko pidió recusar al juez Horacio Cadile

Próvolo: la defensa de la monja Kumiko pidió recusar al juez Horacio Cadile

En la segunda jornada del juicio, el abogado Carlos Varela Álvarez terminó su solicitud de nulidad absoluta del proceso y pidió que el juez Cadile, a cargo de presidir el tribunal, sea recusado.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En la segunda jornada del segundo juicio por los abusos contra chicos hipoacúsicos ocurridos en el Instituto Antonio Próvolo de Luján, el abogado defensor de las monjas Kumiko Kosaka y Asunción Martínez, Carlos Varela Álvarez, completó el pedido de nulidad absoluta del juicio y pidió la recusación del juez Horacio Cadile, a cargo de presidir el tribunal colegiado.

Según argumentó Varela Álvarez, el juez Cadile ya ha preopinado en la causa en sus instancias previas y considera que se ha visto vulnerado el derecho a defensa de Kumiko Kosaka. Tras la presentación, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta mañana para definir.

Cabe recordar que el comienzo del juicio se retrasó en reiteradas oportunidades por la pandemia, pero finalmente este lunes comenzó el proceso contra las dos monjas, la administradora legal y otras seis mujeres que trabajaban en tareas de dirección, docencia y maestranza del instituto de Luján de Cuyo.

Carlos Varela Álvarez pidió la nulidad del juicio y la recusación del juez Horacio Cadile.

Las imputaciones que recaen sobre las acusadas van desde el abuso sexual agravado y corrupción de menores a la participación criminal por omisión. De las nueve imputadas, ochos esperan el debate en libertad.

La monja japonesa Kumiko Kosaka está acusada de abuso sexual agravado y corrupción de menores y es la única que permanece con prisión preventiva. El resto de las acusadas son: Graciela Pascual, licenciada en Trabajo Social y representante legal del instituto; la monja Asunción Martínez; la psicóloga Cecilia Raffo; la cocinera Noemí Paz; y las directoras del instituto Gladys Pinacca, Valeska Quintana, Cristina Leguiza y Laura Gaetán.

El lunes a las 8 debía comenzar el juicio con la identificación de las acusadas y lectura de los hechos por los cuales están siendo enjuiciadas, pero antes de que eso ocurra Varela Álvarez pidió la nulidad absoluta del juicio.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal, el letrado no pudo terminar su presentación durante esta primera audiencia y la completó hoy. 

Se espera que el juicio dure unos 4 meses y se realizará de manera semipresencial con la transmisión de algunos testimonios vía streaming.

Es importante destacar que durante el primer juicio fueron condenados los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho a 45 y 42 años de prisión. Mientras que el jardinero Armando Gómez recibió una pena de 18 años. Previamente también había sido condenado a 10 años de prisión el administrativo Jorge Bordón, quien aceptó los abusos cometidos en un juicio abreviado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?