La celebrada propuesta de una escuela de artes marciales para mujeres y policías

La celebrada propuesta de una escuela de artes marciales para mujeres y policías

Los policías suelen atravesar situaciones de violencia por su trabajo pero, lamentablemente, las mujeres cada vez más son víctimas de abusos y maltratos. Estas situaciones motivaron a un gym de Godoy Cruz a realizar un particular ofrecimiento.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

Lamentablemente vivimos en un mundo violento. Lo bueno es que siempre estamos a tiempo de realizar pequeñas acciones que puedan revertir esa situación o, al menos, contribuir para que las consecuencias sean menos traumáticas. Así lo entendió una escuela de artes marciales, o mejor dicho Rogelio Ortíz, su dueño, quien ofreció sus instalaciones para que los policías se entrenen de forma gratuita y, además, busca con promociones alentar a que las mujeres aprendan defensa personal.

Rogelio es una persona que está ligada al entrenamiento del físico y al deporte desde hace muchos años. Además de administrar la escuela que lanzó la propuesta para que los miembros de la fuerza policial entrenen sin costo, es luchador de artes marciales mixtas y uno de los referentes de la provincia en esa especialidad de combate. Sus días transcuren entre bolsas de box, pesas y rings, pero eso no lo aleja de la preocupante realidad que se vive en las calles.

Es que además de su relación con el deporte, Ortíz también posee una empresa de seguridad. Esta actividad lo llevó a estar aún más involucrado en las temáticas de prevención y defensa personal. La combinación de conocimientos lo llevó, por ejemplo, a entrenar a varios miembros del Grupo GES, una formación especial de la Policía de Mendoza. El haber compartido momentos junto al grupo de élite hizo que conozca de primera mano a lo que están expuestos y de allí nació la idea de ofrecer su espacio.

La invitación se dio a través de un video que subió a sus redes sociales. Allí Rogelio Ortíz explicó parte de sus motivos para ofrecer su establecimiento con un objetivo solidario que apunta a dos grandes grupos que hoy enfrentan situaciones de violencia a diario: las mujeres y los policías. "En el último tiempo supe de mujeres conocidas o amigas que han sido golpeadas por los novios o maltratadas y a la vez se sienten indefensas o no se saben defender", detalla el entrenador en el video.

En diálogo con MDZ, Rogelio Ortíz explica los beneficios que puede traer a las mujeres adentrarse en el mundo de las artes marciales. "Las artes marciales hacen que, además de aprender a defenderse de un ataque, se forme mucho más el carácter, el autoconocimiento y la confianza. Esto no implica que la mujer va a agredir, si no que en una circunstancia en que sea atacada tenga las herramientas para poder neutralizar a su agresor y escapar".

Además de las maniobras de evasión o de escape ante alguna situación de riesgo, Ortíz la da importancia a que la mujer sepa desde el entrenamiento y la capacitación en defensa personal lo que es sentir el contacto del otro. "Las personas que no han pasado por situaciones de incomodidad física es probable que se asusten o hagan algo que no corresponda. Por eso es importante que la mujer conozca cómo actuar ante ese tipo de contacto".

Para las mujeres, la propuesta de Ortíz es ofrecer pases 2x1 durante todo el año para que asistan a su escuela de calle Italia al 765 de Godoy Cruz (pegada a la cancha de rugby) y conozcan técnicas de defensa personal. "Pensé en este ofrecimiento para que puedan ir con una compañera o un amiga. Se que a muchas les parece difícil o consideran que este tipo de prácticas es solo para hombres, por eso la idea de que vayan de a dos", explicó.

Respecto a los policías, el empresario y luchador de MMA directamente puso su gimnasio a disposición totalmente gratuito para los miembros de la fuerza. "A ellos les quiero agradecer y con esto aportar mi grano de arena. Con la pandemia y la cuarentena muchos policías están haciendo horas extras o prestando más horas de servicio para llegar a fin de mes" contó quien entrenó al Grupo GES hace poco tiempo atrás y de allí surgió su empatía con el personal policial.

"Los miembros del Grupo GES son de un cuerpo especial y cuentan con un entrenamiento especializado. Mi idea apunta al policía convencional, al que está en la calle todo el día, al que no tiene la posiblidad de salir a correr o entrenarse seguido. Además asistir a una escuela de artes marciales les va a sumar conocimiento de cómo es estar en una situación de lucha, de recibir agresiones y actuar de la manera más correcta posible", completó Ortíz.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?