Aseguran que usar doble barbijo duplica la protección contra el coronavirus

Aseguran que usar doble barbijo duplica la protección contra el coronavirus

La revista JAMA Internal Medicine muestra que el uso de dos máscaras faciales bien ajustadas puede evitar que las partículas ingresen por las vías respiratorias y causen covid-19.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Una investigación publicada por la revista JAMA Internal Medicine muestra que el uso de dos máscaras faciales bien ajustadas puede casi duplicar la efectividad de filtrar partículas del tamaño del SARS-CoV-2, evitando que ingresen por las vías respiratorias y causen covid-19.

Según los expertos el uso de doble barbijo disminuye la transmisión del virus no tanto por la adición de capas de tela, sino por la eliminación de cualquier espacio o áreas de ajuste inadecuado. El cubrebocas o barbijo debe cubrir perfectamente nariz, boca y mentón para que la protección sea eficaz.

Emily Sickbert-Bennett, profesora asociada de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte y autora principal de la investigación, afirmó en un comunicado: “Las mascarillas para procedimientos médicos están diseñadas para tener un potencial de filtración muy bueno según su material, pero la forma en que se ajustan a nuestras caras no es perfecta".

Siguiendo este pensamiento, desde los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) se pronunciaron en febrero de este año a favor del uso de barbijos quirúrgicas ajustados, o poner una de tela por sobre una quirúrgica, para aumentar de manera significativa la protección contra el virus, tanto para quien las usa como a terceros.

Se sabe que las máscaras reducen las gotas respiratorias y los aerosoles exhalados por los usuarios infectados y protegen al usuario no infectado, pero su eficacia varía ampliamente debido a las fugas de aire alrededor de los bordes de la máscara. “El buen funcionamiento de una mascarilla depende de dos cosas: la filtración y el ajuste”, explicó Linsey Marr, profesora de Ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech, que estudia la transmisión de enfermedades por el aire pero no participó del estudio.

¿Cómo se llevó a cabo la investigación?

Los investigadores de la UNC (Universidad de Carolina del Norte) pusieron a prueba la eficiencia de filtración ajustada (FFE por sus siglas en inglés) de una gama de máscaras. El investigador científico James Samet, y sus colegas en el Centro de Estudios Humanos de la USEPA en el campus de UNC-Chapel Hill llenaron una cámara de exposición de acero inoxidable de tres metros por tres metros con pequeños aerosoles de partículas de sal, e hicieron que los investigadores se pusieran combinaciones de máscaras para probar qué tan efectivos eran para mantener las partículas fuera de su espacio para respirar.

Cada máscara individual o combinación de máscaras en capas se equipó con un puerto de muestra de metal, que se conectó a un tubo en la cámara de exposición que midió la concentración de partículas que ingresaban al espacio respiratorio debajo de la máscara del investigador. Un segundo tubo midió la concentración ambiental de partículas en la cámara. Al medir la concentración de partículas en el espacio para respirar debajo de la máscara en comparación con la de la cámara, los investigadores determinaron el FFE.

“También hicimos que los investigadores en la cámara se sometieran a una serie de actividades de rango de movimiento para simular los movimientos típicos que una persona puede hacer a lo largo del día: inclinarse por la cintura, hablar y mirar de izquierda a derecha, de arriba a abajo”, dijo Phillip Clapp, un toxicólogo de inhalación de la Facultad de Medicina de la UNC que ha estado probando la FFE con barbijos con Sickbert-Bennett.

Según los investigadores, la eficiencia de filtración ajustada de referencia de una máscara difiere de persona a persona, debido al ajuste único de la cara y la máscara de cada persona. Pero en general, una mascarilla de procedimiento sin alterar el ajuste, tiene una eficacia de entre un 40 y un 60% para mantener fuera las partículas del tamaño de covid-19. mientras que un barbijo de tela tiene aproximadamente un 40% de efectividad.

Linsey Marr destacó que “los mejores materiales para bloquear pequeñas partículas incluyen el polipropileno no tejido, que se usa para hacer las mascarillas N95 y varios tipos de tapabocas quirúrgicos, así como los filtros HEPA de los aviones. Entre las telas, el algodón ajustado funciona mejor”. 

La especialista recomendó que “si llevas una mascarilla de tela, elige una que tenga múltiples capas, idealmente una con un bolsillo en el que puedas colocar un buen material de filtro. O puedes doblar el cubrebocas llevando uno de tipo quirúrgico con otro ajustado de tela encima”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?