Así podrías remover las manchas del textil de tu sillón en simples pasos

Así podrías remover las manchas del textil de tu sillón en simples pasos

El vinagre de alcohol es uno de los limpiadores caseros más efectivos del hogar, al igual que el bicarbonato de sodio.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Es bastante difícil mantener los textiles del hogar, principalmente las fundas de los almohadones y las fundas del sillón ya que muchas veces suelen ser víctimas de manchas de bebida o comida. Pero no hay que desesperarse: existen trucos caseros que ayudarán a eliminarlas de manera muy práctica y rápida para que vuelvan a estar como nuevos.

Hay productos que se tienen en la alacena que no sirven solamente para cocinar, sino también para limpiar como el vinagre, el limón, el bicarbonato, entre otros. Un vaso de vinagre de alcohol puede destapar una cañería y un poco de bicarbonato puede ayudar a eliminar las manchas de sarro que se generan en el baño.

Asimismo, estos productos pueden ayudar a dejar como nuevo los tapizados, pero cuidado porque no sirven para todos. Por ejemplo, si el sofá es de cuero, de seda u otras fibras sintéticas lo mejor es apostar por un limpiador exclusivo para este tipo de materiales y, por ello, es importante primero determinar de qué está hecho. 

 

Fuente: Pinterest BuzzFeed.

Trucos para eliminar las manchas del sillón

El vinagre blanco es el mejor aliado para eliminar las manchas del sillón: mezclar una taza de agua tibia, un cuarto de taza de vinagre blanco y una cucharada de lavavajillas. Colocar en un atomizador, rociar por toda el área afectada y frotar con un cepillo de cerdas suaves, para luego finalizar el proceso con una bayeta húmeda.

Otras superficies que se pueden limpiar con productos caseros

El mármol es un material muy costoso y por ello hay que cuidarlo todos los días. Para hacerlo con productos eficientes y caseros se debe mezclar nueve partes de agua y una de bicarbonato, pasar esta combinación con un paño, luego aclarar con agua y finalmente secar con otro paño seco para que tenga brillo.

Por otro lado, el metal puede oxidarse si no se limpia bien y si se llega a este punto hay una solución mágica: mezclar bicarbonato de sodio con agua hasta formar una pasta y aplicar esto sobre la superficie manchada. Dejarlo actuar unos 15 minutos, frotar con un cepillo de dientes y luego remover con un paño limpio.

Las marcas de pegatinas dejan una consistencia pegajosa y molesta en las paredes, vidrios o heladeras. Pero quitarlas es muy simple (no, no se debe raspar para no dañar la superficie), lo que se debe hacer es rociar alcohol o vinagre, esperar unos minutos y frotar con un trapo limpio y húmedo.



¿Qué esperas para sacar las manchas de tu sillón?

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?