Contagios por conglomerados, la gran preocupación en las provincias

Contagios por conglomerados, la gran preocupación en las provincias

Nuevos brotes de coronavirus provocados por contactos estrechos con personas asintomáticas, lo que se conoce como transmisión “por conglomerados”, son la máxima preocupación en la mayoría de las provincias, que debieron extremar las condiciones de la cuarentena y vigilar la cadena de contagios.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Nuevos brotes de coronavirus provocados por contactos estrechos con personas asintomáticas, lo que se conoce como transmisión “por conglomerados”, son la máxima preocupación en la mayoría de las provincias, que debieron extremar las condiciones de la cuarentena y vigilar la cadena de contagios para evitar desbordes en sus sistemas de salud.

Generalmente, estos brotes surgieron por personas que habían viajado a zonas con circulación comunitaria del virus, como el área metropolitana de Buenos Aires o Córdoba, y al regresar a sus ciudades compartieron cercanía con sus allegados en reuniones sociales en lugares cerrados, sin mantener los requerimientos de distanciamiento social o uso de tapabocas, e incluso en algunos casos violando la normativa vigente.

Uno de esos casos se dio en Santa Cruz, donde tras el brote epidemiológico del 15 de julio la ciudad de Río Gallegos pasó de 4 contagios y 33 días sin registro de nuevos casos, a más de 300 personas infectadas y la muerte de un hombre de 79 años con enfermedades preexistentes severas.

Horacio Córdoba, responsable del área salud del Coe de Río Gallegos, explicó a la agencia de noticias Télam que "a priori, tendríamos 3 conglomerados: el contagio a partir de 4 personas que vinieron de Buenos Aires y no respetaron la cuarentena, el grupo de un camionero que viajaba periódicamente a Tierra del Fuego y que habría hecho una reunión social y el grupo de funcionarios y bomberos, a partir de los primeros casos que se conocieron en el Ministerio de Economía".

Por otro lado, la localidad bonaerense de Coronel Rosales informó una suba en los contagios de coronavirus en menos de un mes, con 119 casos confirmados (98 activos) y 3 fallecidos, y reveló que pudo "detectar que la mayoría de los casos corresponden a contagios ocurridos en cenas, reuniones sociales, visitas a familiares y amigos que en confianza se realizan porque pensamos que el otro está sano o que nosotros lo estamos".

En Neuquén, que superó los 1.000 casos, se detectó el brote inicial el 29 de mayo en el destacamento policial del vecino paraje rionegrino Las Perlas, donde uno de los policías contagiados mantuvo reuniones y generó contagios que llegaron también al policlínico Ados que tuvo que cerrar alrededor de un mes.

En Río Negro, las ciudades más afectadas eran las de la zona del Alto Valle por personas residentes que regresaron de viajes realizados al exterior u otras partes del país. Ante ello, se ordenó restringir la circulación social, uso de barbijos, higiene personal, la desinfección de espacios comunes y el monitoreo de temperatura corporal en personas que ingresan a la provincia.

En Chubut, las ciudades de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly eran las más afectadas, con 211 de los 265 casos totales. Los casos aumentaron a mitad de junio tras declararse a la tripulación completa de un pesquero con Covid-19. "Toda la provincia está en fase 5, excepto el área que tiene como epicentro a Comodoro Rivadavia donde hay circulación comunitaria del virus", explicó el ministro de Salud de la provincia, Fabián Puratich.

En Jujuy, donde el gobierno retrotrajo la situación a Fase 1 por el aumento de casos, la zona más crítica era Libertador General San Martín con 373 infectados, 3 más que San Salvador de Jujuy. Tras ser catalogada como "zona roja" se ordenó una cuarentena estricta y un plan de testeos rápidos. Todo comenzó en mayo, cuando un camionero local se contagió en un viaje al centro del país y al regresar no cumplió la cuarentena, por lo que se armó un árbol de contactos estrechos para ser aislados. Luego, el estado de salud del camionero se agravó y falleció.

En Tucumán, con 129 casos de Covid-19 desde que comenzó la pandemia, la mayor cantidad se dio en Lastenia, donde todo un barrio está aislado tras detectar 25 contagios en pocos días. Dos casos fueron de trabajadores locales que estaban en Salta y Jujuy, donde fueron hisopados, mientras otro tenía un antecedente de viaje a Buenos Aires.

En Salta, hasta la semana pasada había zonas con mayores restricciones, como Orán y San Martín, que hasta ayer registraban 40 casos cada uno. Si bien Salta se encuentra en fase 4 de distanciamiento social, se suspendieron las reuniones sociales y las familiares solo se pueden realizar los domingos.

Santiago del Estero, en tanto, se encuentra en fase 5, salvo las localidades de Villa Atamisqui y Juanillos, que siguen aisladas de forma preventiva por un caso positivo de un joven de 20 años que llegó desde la localidad bonaerense de La Matanza.

En Córdoba los contagios por Covid-19 aumentaron considerablemente en julio, luego de más de 3 meses de cuarentena con un acumulado de 662 casos, por lo que las autoridades detuvieron las flexibilizaciones y se volvió atrás a la fase de aislamiento con cordones sanitarios en varias localidades.

En Mendoza había un descenso en los contagios hasta que el 12 de junio se conoció el emblemático "caso 98" que llevó al gobernador Rodolfo Suarez a suspender las reuniones con amigos. Desde ese día aumentaron los positivos en forma exponencial y surgieron nuevos brotes, por lo que se expandieron los testeos y los operativos de rastreo.

En San Luis, hasta anoche había 22 casos positivos de Covid-19, de los cuales 8 permanecen activos, sin muertes y sin circulación comunitaria, pero la aparición de dos nuevos casos, entre ellos el primer efector de salud contagiado, llevó al comité de crisis local a extremar los controles sanitarios. Un positivo detectado en la localidad de Tisilarao afectó a un comerciante que había salido y entrado de la provincia violando los protocolos y por su actividad recorrió gran parte de la provincia desconociendo su condición de salud. Ante ello, San Luis volvió a fase 1 hasta tanto pudo establecerse la trazabilidad del joven, que finalmente dio negativo para Covid-19.

En Corrientes, la ciudad de Paso de los Libres seguirá en fase 1 hasta el 8 de agosto, tras informarse 18 contagios en las últimas horas. Allí sólo se permiten actividades esenciales luego de un brote generado por un camionero local que regresó de Córdoba, donde le dio positivo el test rápido.

Finalmente en Entre Ríos, las ciudades de Paraná y Gualeguaychú registran diariamente casos nuevos, por lo que debieron retroceder en varias actividades habilitadas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?