Los requisitos para que discapacitados salgan a la calle en Mendoza

Los requisitos para que discapacitados salgan a la calle en Mendoza

Hasta 500 metros de los domicilios, en horarios restringidos y solo por media hora, son las principales condiciones que las personas con algún tipo de discapacidad mental y/o cognitiva deben cumplir para salir a la calle en Mendoza durante la vigencia del aislamiento social.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Hasta 500 metros de los domicilios, en horarios restringidos y solo por media hora, son las principales condiciones que las personas con algún tipo de discapacidad mental y/o cognitiva deben cumplir para salir a la calle en Mendoza durante la vigencia del aislamiento social.

A mediados de este mes, el Gobierno nacional permitió a las personas que sufren algún tipo de discapacidad mental o autismo circular por la vía pública durante la cuarentena obligatoria que rige en todo el país, siempre bajo determinadas condiciones y requisitos, como que los desplazamientos no deben superar los 500 metros de distancia, la obligación de portar el Documento Nacional de Identidad (DNI) e ir con un acompañante, y sacar el certificado correspondiente, además que estableció un cronograma especial que marcaba días específicos según la terminación del número de DNI, entre otras cuestiones.

Ahora con la Resolución n° 800 publicada hoy en el Boletín Oficial, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes fijó sus propias pautas para que las personas con discapacidad mental circulen en los espacios públicos de la provincia.

El cambio más importante frente a la disposición nacional es la sustitución del cronograma según la terminación del DNI, por una serie de restricciones que acotan los horarios y la duración de las salidas: "No más de dos veces al día, por un máximo de 30 minutos cada salida y dentro de los horarios de 11 a 12 hs. y de 17 a 18 hs."

Por otro lado, menciona que "podrán circular por la vía pública cercana a su residencia, en un radio no mayor a los 500 metros de su domicilio" y siempre junto a un único acompañante, que deberá ser un familiar o conviviente.

Además, el ministerio solicita que "se utilice la salida cuando realmente no hay otro modo de contribuir a la regulación de la conducta de la persona, y esta se torne riesgosa para su integridad física y/o del grupo conviviente", es decir, que el paseo sea "con fines terapéuticos y no recreativos". De todas formas, aclara que "la salida terapéutica no es obligatoria, por lo que, si no es necesaria, se recomienda quedarse en casa, cumpliendo con el aislamiento social preventivo".

A la hora de salir de la vivienda, la persona discapacitada deberá llevar su DNI junto con el Certificado Único de Discapacidad (CUD) y otra certificación emitida por un profesional especialista que intervenga en el tratamiento de la primera, y que debe contener "los motivos que fundamenten la inevitable necesidad de circulación de la persona con fines terapéuticos, la consideración objetiva de los riesgos que implica cumplir estrictamente con el aislamiento social y los beneficios de poder hace uso de esas salidas".

Para las personas discapacitadas que posean algún tipo de comorbidad incluida dentro de los grupos de riesgo para COVID-19, se recomienda "no utilizar el permiso concedido para salir de sus casas", mientras que aquellas que presenten algún síntoma de la enfermedad, tienen absolutamente prohibida la salida.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?