ECOS DE LA REAPARICIÓN

La fuerte advertencia de Cristina Fernández de Kirchner en medio de un pedido de disculpas a la militancia

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner reapareció este sábado luego de casi dos meses de silencio. Lo hizo en una universidad atestada de militantes. Habló de su situación, del Gobierno y de lo que espera de la militancia.

MDZ Política
MDZ Política sábado, 23 de septiembre de 2023 · 21:52 hs
La fuerte advertencia de Cristina Fernández de Kirchner en medio de un pedido de disculpas a la militancia
Cristina Fernández de Kirchner lanzó una dura advertencia en medio de un pedido de disculpas Foto: Twitter @CFKArgentina

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se reencontró con la militancia peronista a la que le prometió que "muerta o presa" nunca van a poder callarla, pidió "perdón" por no poder cumplir con la "expectativa" que había con el Gobierno del Frente de Todos y llamó a "militar fuerte y a explicar sin enojarse" la situación de cara a las elecciones del 22 de octubre.

"Yo entiendo la desilusión porque hubo mucha ilusión y expectativa (sobre este gobierno) y no se pudo cumplir. Les pido perdón si no pudimos cumplir. Créanme que lo intente muchas veces. Ahora hay que meterle para adelante", aseguró Cristina Fernández de Kirchner al hablar ante los militantes que esta tarde se congregaron en la puerta de la Umet donde ofreció un discurso de casi una hora y media.

"Muerta o presa no me van a callar nunca. Sépanlo", prometió a la militancia presente que le respondía al unísono entonando "Si la tocan a Cristina, que quilombo se va a armar".

La cuadra de la UMET, ubicada en la calle Sarmiento al 2037, fue colmada por los militantes que comenzaron a concentrarse en sus inmediaciones a partir de las 16 a la espera de escuchar las palabras de la Vicepresidenta que empezó a hablar pasadas las 18.

En la calle Sarmiento se dispuso un escenario desde donde Cristina Fernández de Kirchner habló luego de haber presentado la reedición de un libro de conversaciones entre el expresidente Néstor Kirchner y el académico Torcuato Di Tella.

"Tenia muchas ganas de tomar contacto con todos ustedes pero también mucha necesidad de decir lo que creo que está pasando y aportar, no desde la teoría o la imaginación, sino de la realidad que nos tocó vivir cuando el pueblo nos confirió el inmenso honor de conducir los destinos de la patria", expresó.



La vicepresidenta agradeció y ratificó su cariño por todo los militantes a quien les aseguró que "la sociedad argentina necesita saber cuál es realmente el problema que tiene nuestra economía".

"A militar fuerte y a explicar sin enojarse. No hay que enojarse con nadie ni criticarle a nadie el voto. Hay que debatir con respeto. Lo pido porque he sido una dirigente, tal vez la más atacada y denostada siendo presidenta con tapas injuriosas e injuriantes. Los que pensaron que con esas coas me van a quebrar, no me conocen", aseguró.

La dos veces expresidenta sostuvo que era necesario poner "blanco sobre negro" del país que recibió Néstor Kirchner y recordó que durante su gestión a "los argentinos le alcanzaba la plata" no solo para llegar a fin de mes sino que "podían ahorrar".

"Tuvieron un aire acondicionado por primera vez en su casa o se compraron un autito. Muchos se pudieron ir al exterior o de vacaciones. Daba orgullo por el rol que ocupábamos y que vamos a seguir ocupando en materia de derechos humanos, le pese a quien le pese. Ese rol honorable que nos reconocen todas las democracia del mundo no es de un sector, sino que es patrimonio de cada uno de los argentinos", destacó.
 

Archivado en