MDZ en el NOA

Los industriales del Norte quieren marcarle la cancha a los presidenciables

Se reúnen este viernes en Santiago del Estero. La idea es coordinar un documento y presentarlo en una primera instancia a los gobernadores. ¿Qué le piden al próximo Gobierno nacional en materia impositiva y energética?

Mattias Meragelman
Mattias Meragelman viernes, 1 de septiembre de 2023 · 07:04 hs
Los industriales del Norte quieren marcarle la cancha a los presidenciables
Los gobernadores del Norte Grande serán los primeros en ser convocados por los industriales Foto: Prensa

Las uniones industriales del Norte argentino están preocupadas por la evolución de la economía en relación con el resultado electoral de las próximas elecciones. Es por ello que este viernes se reunirán en Santiago del Estero para unificar un documento que pretenden llegue a manos de los candidatos presidenciales.

Desde hace varios años existe UniNOA, una alianza integrada por los presidentes de las uniones industriales de las 10 provincias de NOA y NEA. El objetivo principal de esta unión es avanzar en plantear a nivel nacional aquellas problemáticas en común que tienen las empresas industriales instaladas en el Norte del país. Estas industrias radicadas en esta zona argentina tienen en la distancia en kilómetros con los grandes centros urbanos de consumo el principal elemento condicionante de su desarrollo económico.

En ese sentido, en el encuentro de este viernes intentarán avanzar en un documento de propuestas que en una primera instancia llegará a los gobernadores y luego a los candidatos a presidente de las principales fuerzas políticas en disputa del sillón de Rivadavia el próximo 22 de octubre.

Teniendo en cuenta lo que los empresarios fueron planteando en sus anteriores documentos, está claro que el Norte industrial reclama como puntos centrales: la limitación de importaciones en producciones sensibles a la competencia internacional (el sector calzado y textil es el principal), beneficios impositivos teniendo en cuenta los costos de transporte que tienen sus producciones, y estrategias para disminuir el valor de la energía eléctrica y el gas, núcleos de la matriz energética de la región.

La realidad industrial de esta parte de la Argentina fue positiva en los últimos años. Hubo un marcado incremento del empleo registrado en el sector y un crecimiento de las exportaciones.

Un dato que marca esta realidad es que toda la región se encuentra con una desocupación promedio por debajo del 6,3% que determina la media nacional, provocando que solamente Cuyo y la Patagonia sean regiones que tengan mejores resultados en la última medición sobre desocupación que realizó el Indec en el primer trimestre de este año.

En este incremento fue clave el cierre de importaciones, porque provocó que las empresas textiles y de calzado (que tienen sus principales emprendimientos en el Norte del país) crecieran exponencialmente en sus producciones y al ser industrias con una alta demanda de mano de obra, subió el empleo registrado con obra social y aportes patronales.

Sin embargo, el lado negativo, como en todos los sectores de la economía, es el proceso inflacionario. Los industriales remarcan el constante incremento de los costos internos y las dificultades para vender en el mercado nacional que derivan de la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores por los incesantes aumentos de precios.

Una buena noticia para el sector que se conoció en las últimas semanas fue que la reversión del “Gasoducto Norte” permitirá llegar con la producción de gas de Vaca Muerta a las industrias de las provincias de Tucumán, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Jujuy y Salta, con lo cual se podría ampliar la capacidad instalada en los próximos años en aquellas empresas que tengan a ese elemento como principal energía para su producción.

Por otra parte, entre los industriales causó sorpresa el triunfo en las PASO del diputado nacional Javier Milei, provocando una profundización de la incertidumbre del rumbo económico que podría tomar el país luego de las elecciones de octubre. En ese marco, la gran preocupación del sector es qué implicaría en términos de precios relativos internacionales una dolarización de la economía, que limitaría las posibilidades de exportación porque los productos argentinos serían en principio caros en el mercado internacional.

Los argentinos definirán el futuro del país en los próximos 80 días. Los industriales del Norte lo tienen claro y saben que sus empresas también se juegan sus posibilidades de producción, por eso quieren exponer sus condiciones y este viernes comenzarán a ponerlas por escrito.

Archivado en