Definiendo estrategias

Axel Kicillof recibió a los intendentes peronistas de la provincia

El gobernador los puso en contexto de lo que se viene para la provincia tras el encuentro que mantuvo con referentes del próximo Gobierno. Los intendentes se preparan para ajustar en sus municipios.

José Luis Carut
José Luis Carut lunes, 27 de noviembre de 2023 · 23:25 hs
Axel Kicillof recibió a los intendentes peronistas de la provincia
El gobernador Axel Kicillof presidió el encuentro con los intendentes peronistas en el Salón Dorado de la gobernación bonaerense Foto: X @Kicillofok

Axel Kicillof convocó, en la Casa de Gobierno bonaerense, a los 84 intendentes peronistas con quienes analizó el encuentro que tuvo la semana pasada con Guillermo Francos, quien sería desde el 10 de diciembre el ministro del Interior en el Gobierno de Javier Milei.

La reunión con los intendentes peronistas se dio en el marco de la incertidumbre que genera lo que podría hacer desde el sillón de Rivadavia Javier Milei, por los recortes de recursos, la decisión de paralizar la obra pública y la caída de los fondos coparticipables por -medida tomada por el ministro de Economía, Sergio Massa- la devolución del IVA a los alimentos y la suba del piso del impuesto a las Ganancias, entre otros temas.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, habla con con el intendente electo del Partido de La Costa, Juan de Jesús.

Todas preocupaciones para Kicillof, que gobernará los próximos cuatro años sin “las ayudas” del Gobierno nacional que tuvo en su primer mandato. Preocupación que se notó en la cara de los intendentes del PJ al termino del encuentro presidido por el gobernador, quien estuvo acompañado de la vicegobernadora, Verónica Magario, su jefe de asesores, Carlos Bianco y los ministros de Finanzas, Pablo López; de Justicia, Julio Alak - el intendente electo de La Plata mantuvo una larga charla, lejos del resto, con el ezeicense Alejandro Granados, que suena con fuerza para reemplazar a Berni al frente del Ministerio de seguridad -; Cristina Álvarez Rodríguez, de Gobierno, y el titular de la cartera de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque.

Al término del encuentro fueron muy pocos los intendentes de Unión por la Patria que se detuvieron a hablar con la prensa. Algunos para evitar el asedio de los medios, que desde temprano hacían la guardia periodística en la Casa de Gobierno bonaerense, salieron con teléfonos en mano simulando una llamada como lo hizo (y no fue el único) el intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk.

Otros ignoraron por completo a la prensa, como fue el caso de Mariel Fernández, la intendenta de Moreno, que salió presurosa esquivando preguntas sin esbozar palabra alguna y mirando a la nada. En tanto, la quilmeña Mayra Mendoza, que al verse rodeada por los periodistas respondió "chicos, me llaman y mañana hablamos” o el caso del intendente de Berazategui, Juan José Mussi, quien levantando sus brazos dijo “yo no hablo con la prensa”.

Juan José Mussi, Intendente de Berazategui.

Lo cierto es que los intendentes peronistas salieron preocupados del encuentro con Kicillof y, quienes si dialogaron con la prensa, lo hicieron saber. Ricardo Mocero, intendente de Coronel Rosales, afirmó que en su municipio se viene un ajuste: “Nosotros manifestamos que ya comenzamos con ajustes como para poder apaciguar lo que se viene. Sabemos que por el impuesto a las Ganancias el gobernador va a tener 60 mil millones menos de coparticipación, es algo que repercute en todos los intendentes”.

Asimismo, manifestó que los 84 intendentes peronistas deben mantenerse unidos. En cuanto al ajuste en los municipios, Mocero dijo: “Cada uno en su presupuesto tiene que ajustar; nosotros ya empezamos, congelamos vacantes, eliminamos algunas secretarías y horas extra. Después del 10 de diciembre, con el gobernador avanzaremos con el ministro del Interior, o con quien designen, no va ser fácil que corten obra pública cuando está en marcha y que quede todo paralizado”.

Por su parte, el longevo intendente electo del Partido de La Costa Juan de Jesús, dijo que el encuentro fue muy positivo y en un tono conciliador, sostuvo: “Hay que encontrar puntos en común para que la República Argentina pueda seguir creciendo y desarrollándose en forma mancomunada con las provincias y los municipios”.

“Las dificultades las tendremos que sortear con diálogo y entendiendo cómo son las cuestiones y las entidades de un país federal. Mas allá de un modelo de país, no tenemos que olvidarnos de la gente”, añadió el octogenario intendente peronista del Partido de la Costa.

A su turno, el intendente de Ensenada, Mario Secco, afirmó que los 84 intendentes se encolumnaron detrás de Kicillof pidiéndole que sea el conductor del espacio: “El gobernador tiene mucho coraje para hacerlo y para llevar adelante la provincia sin los recursos que antes tenía”.

“La verdad que lo mejor que puede hacer es conducir un hermoso grupo que hemos logrado, 84 intendentes y el gobernador con una elección extraordinaria, por lo que me parece que están todas las condiciones para ir para adelante”, agregó Mario Secco, quien descartó tener problemas para pagar sueldos y aguinaldos en su municipio. “En Ensenada hace mucho tiempo que logramos una independencia económica muy fuerte que nos permite enfrentar todos los desafíos que vamos a tener que enfrentar”.

En off ,uno de los jefes comunales del peronismo bonaerense dijo a MDZ, “Esperemos que Milei, cuando se de cuenta de que cortar la obra pública generará mayor pobreza y conflictividad en la sociedad, recule con su decisión. La obra pública no se puede cortar, es la herramienta que tenemos los intendentes para generar trabajo y evitar situaciones de conflictos en los pueblos".

A todo esto, Carlos Bianco, jefe de Asesores del gobernador, en diálogo con MDZ destacó que por primera vez se reunieron con todos los intendentes electos del oficialismo bonaerense: “Repasamos la situación de la provincia y de los municipios analizando la perspectiva de lo que se viene a nivel nacional. Es algo que nos genera mucha incertidumbre, no está formado el nuevo Gobierno y no se conoce bien cuáles son las políticas que se van a llevar adelante".

“Por eso este encuentro nos sirvió para repasar la situación y ordenar nuestra fuerza política”, remarcó el jefe de Asesores del gobernador.

Vale recordar que Kicillof suspendió el armado del presupuesto del próximo año hasta después del recambio presidencial, y pidió a la Legislatura bonaerense que autorice un endeudamiento por 150 millones de dólares para gastos corrientes, entre los que se incluye los sueldos de diciembre y el medio aguinaldo, además de asistencia a municipios con sus arcas comprometidas. Por lo que el ministro de Finanzas, Pablo López, deberá explicar ante legisladores propios y opositores este pedido de endeudamiento.

Archivado en