Ruptura interna

Los motivos por los cuales Sergio Massa se desprende de Máximo y Cristina Kirchner

Sergio Massa reconfigura el futuro de Unión por la Patria. Gane o pierda, parece decidido a desprenderse del kirchenrismo camporista. La presencia de Graciela Camaño alerta a sus ahora aliados K.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare lunes, 13 de noviembre de 2023 · 10:00 hs
Los motivos por los cuales Sergio Massa se desprende de Máximo y Cristina Kirchner
Sergio Massa recupera viejos aliados y empieza a alejarse de La Cámpora Foto: Télam

Sergio Massa ingresó a la Facultad de Derecho sin olor a Cristina ni a Máximo. Casi fue una nueva vista del Frente Renovador, con Graciela Camaño como nueva antigua compañera de ruta y Natalia De la Sota, la hija de su antiguo aliado José Manuel, gobernador cordobés. Los intendentes del conurbano, varios de los cuales estuvieron sentados en primera fila para observar el debate, movilizan y le exigen a sus trabajadores que voten por Massa. La campaña incluye muchas propuestas anti Milei, con verdaderas promociones del miedo dentro de cada folleto distribuido puerta por puerta.

Axel Kicillof, en sus mateadas y presentaciones en cada territorio, no deja de batir no solo el miedo contra “la derecha” que representa Javier Milei, sino que también alerta sobre la quita de supuestos derechos que hoy los bonaerenses tienen solo en lo formal pero no en lo concreto.

¿Qué falta en este breve y antojadizo resumen? La voz y la palabra del peronismo institucional de la provincia de Buenos Aires que representa Máximo Kirchner. ¿Por qué sucede esto? Porque aprovecha al pie de la letra el pedido que le formalizó el propio Massa, quien pidió estar solo en la campaña.

En la elección general esto funcionó a la perfección. Fue el candidato y presidente de facto ante la separación de Alberto Fernández del poder por parte de su propia alianza política el que se hizo cargo de todo desde la culminación las PASO hasta hoy.

Los “pibes para la liberación” están callados. No convocan a actividades y ni siquiera emitieron un comunicado oficial a través del partido que encabeza el hijo de los dos presidentes. En esto coinciden, sin querer quizás, con el presidente de la Nación, jefe del PJ nacional, que no dijo ni mu sobre la necesidad de votar al candidato que supuestamente los representa.

Camaño vuelve a la centralidad massista. Mensaje a La Cámpora

¿Massa estará sólo como aparece ahora en su próximo Gobierno? ¿Se sacará de encima al kirchnerismo cristinista? Las señales que hasta ahora se observan tienen que ver más con lo visual que con lo real. Sus legisladores en la Cámara de Diputados de la Nación siguen acompañando la investigación contra los jueces de la Corte Suprema de Justicia impulsado por Cristina Fernández de Kirchner a través de Rodolfo Tahilade, quien a su vez recibía las escuchas del expolicía y supuesto periodista Gustavo Zanchetta.

Zanchetta, a su vez, también recibía órdenes y dinero de parte de otro ultra camporista como Fabián “Conu” Rodríguez, hoy funcionario de la AFIP que controla el propio Massa que, a diferencia de lo que hizo con Martín Insaurralde, aún no le exigió su renuncia.

El ministro de Economía, para que no le afectara su campaña previa a la elección general de octubre, lo llamó a Axel Kicillof para hablar del tema Insaurralde y pedirle que lo echara. El gobernador lo hizo. Ahora, Massa no necesitaba llamar a nadie para despedir al “Conu” y exigirle explicaciones. Sin embargo, no hizo nada ante un escándalo de escuchas ilegales que llega hasta las puertas del despacho de la vicepresidenta y su hijo. ¿Será por eso?

La política maneja tiempos y en eso el candidato presidencial de Unión por la Patria es un especialista en cambiar los enfoques y rearmar una nueva propuesta por cada oportunidad que tiene por delante. Hoy es imprescindible escaparse de La Cámpora y del Gobierno del cual es funcionario estrella. "El Cambio es generación de Trabajo", dice su nueva leyenda de campaña.

También modificó los escenarios y los participantes de sus presentaciones. Graciela Camaño, con quien se fue reconciliando cuando terminó la campaña de Horacio Rodríguez Larreta a la que la diputada nacional apoyaba tibiamente, significa la reconfiguración del Frente Renovador que lo llevó al poder en 2013. Seguramente algunos aliados que se quedaron con Massa hoy estarán algo preocupados por la memoria y el desdén por la corrupción que tiene la legisladora nacional.

Juan Manuel Urtubey, otro hijo político de la dirigente peronista, también es de esta partida luego de las frustradas presencias junto con Juan Schiaretti, quien todavía le sigue diciendo que no al propio Massa.

Las alianzas históricas parecen en camino a la reconfiguración total. Juntos por el Cambio voló por el aire tras la alianza de Mauricio Macri con Milei y, sin haber quedado fuera del balotaje, parece que sucederá lo mismo con Unión por la Patria. De nuevo la promesa de que volverán mejores arriba de la mesa.

Archivado en