Elecciones 2023

Sergio Massa vs. Javier Milei: primeras lecturas sobre lo que se viene

Pese a que Sergio Massa parece arrancar con más chances que Javier Milei, se respira en el mundo político cierta prudencia respecto al escenario del balotaje. Pisos y techos. El caso de Brasil.

Beto Valdez
Beto Valdez martes, 24 de octubre de 2023 · 07:16 hs
Sergio Massa vs. Javier Milei: primeras lecturas sobre lo que se viene
El balotaje que se viene Foto: Noticias Argentinas

El escenario político vive inmerso en una ruleta rusa desde hace varios meses y por eso reina la prudencia frente a estas cuatro semanas intensas que habrá que recorrer para llegar al balotaje. La mayoría de las fuentes de todos los espacios políticos se muestran en las últimas horas con mucha cautela. Si bien Sergio Massa aparece hoy con más chances que Javier Milei para el 19 de noviembre, nadie se anima a ser categórico por las experiencias recientes que motivaron muchos errores de cálculo.

Resulta comprensible que no haya definiciones categóricas si se tiene en cuenta que el voto de la sociedad fue expresando diversas sorpresas a lo largo del año. En el primer semestre se anticipaba un Juntos por el Cambio con tal aire ganador que, para muchos de esa coalición, la PASO era solamente un trámite para definir si el próximo presidente era Patricia Bullrich u Horacio Rodríguez Larreta. La realidad que arrojaron las urnas en ese lejano 13 de agosto los dejó casi knock out. Se había subestimado el fenómeno de Javier Milei y el daño que podía ocasionarle a la alianza del PRO con la UCR. 

Una vez que se conoció el resultado de la primarias, la cátedra pronosticaba que era irreversible el triunfo del candidato de La Libertad Avanza. No se analizaba prácticamente ningún otro escenario en el universo de la política profesional. Sin siquiera ponderar la posibilidad de un techo libertario. “Nos comimos la curva dos veces, no podemos cometer otra vez el mismo error”, revela un protagonista de la primera línea de JxC.

Donald Trump junto a Jair Bolsonaro, en sus épocas de presidentes.

“Así como sobredimensionamos las chances de Milei antes del domingo, tampoco lo podemos dar por muerto en el balotaje”, comentaba anoche un operador del PRO. Las primeras lecturas que circulan en las mesas políticas plantean varios interrogantes. El primero tiene que ver con el clásico de los pisos y techos electorales. Se preguntan, más allá de la ventaja con la que arranca Massa, de dónde pueden sacar votos los dos rivales de la segunda vuelta. Parecería que ambos tienen techo, pero la experiencia del único balotaje presidencial en 2015 abre algunas dudas por la paridad que se registró en esa oportunidad entre Mauricio Macri y Daniel Scioli.

De acuerdo a los trascendidos de diferentes fuentes del PJ y JxC, debe ponerse la lupa en la zona centro del país, esencialmente en Santa Fe, Córdoba y Mendoza, donde el diputado libertario volvió a ganar. Esos tres distritos, sobre todo el que gobierna Juan Schiaretti, parecen seguir siendo un bloque que se opone férreamente al kirchnerismo. La lógica indica que ahí tendría más chances LLA de seducir votantes que el propio ministro de Economía. Dependerá de Milei y fundamentalmente de su discurso para conquistar a los votantes de Patricia Bullrich. Y no tanto de fotos y acuerdos entre dirigentes. 

La importancia del centro del país va a ser decisiva porque ciertas fuentes sospechan que el récord de votos del Gran Buenos Aires podría haber llegado a un techo. Sobre todo si se tiene en cuenta que, como escribiera el colega Sebastián Dumont en la red social X, Massa aventajó a Javier Milei en todo el país por 1.761.647 votos, de los cuales 1.691.055 se los aportó la provincia de Buenos Aires. Y puntualmente el conurbano puso 1.548.371 de esa diferencia. 

Lula Da Silva felicitó a Sergio Massa.

Los asesores brasileños que vienen trabajando desde hace poco con el jefe del Palacio de Hacienda son los primeros en plantear que todavía, en términos futboleros, restan jugar 90 minutos. Se basan en el desempeño electoral del aliado de Milei, Jair Bolsonaro, en la primera vuelta del año pasado. El expresidente de ese país obtuvo un 43,20% contra el 48,4% de Lula. Sin embargo, en el balotaje subió hasta el 49,1% haciendo sufrir al jefe del PT, quien se impuso con el 50,9 apenas 2 puntos de diferencia. “A estos fenómenos del estilo de Donald Trump o Jair Bolsonaro es muy difícil encontrarles su techo electoral”, comenta con prudencia una fuente oficial.

Archivado en