El debate que confirma que presumen ser diferentes, pero al final no son tan distintos

El debate que confirma que presumen ser diferentes, pero al final no son tan distintos

El kirchnerismo apura a nivel nacional la ampliación de la Corte pero en Mendoza asegura que una reforma debe salir con consenso para resguardar la institucionalidad. Juntos por el Cambio arremete contra Cristina por querer cooptar la Justicia y a nivel provincial transita el mismo camino.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

mbustos@mdzol.com

Lo quiere hacer el Frente de Todos a nivel nacional con la embestida de Cristina Fernández de Kirchner para ampliar el número de integrantes de la Corte. También lo quiere hacer Juntos por el Cambio en Mendoza con el proyecto de Rodolfo Suarez para modificar el funcionamiento del máximo tribunal de Mendoza. Los proyectos son distintos pero el objetivo es el mismo: imponer su criterio en el Poder Judicial. 

Ninguno lo va a admitir y todos maquillarán sus intenciones bajo pretextos republicanos como el federalismo o la transparencia, pero sus propias contradicciones revelan el verdadero anhelo de las medidas. En Mendoza el kirchnerismo acusa al exgobernador Alfredo Cornejo de presionar a jueces y reclama por la independencia del Poder Judicial, pero a nivel nacional está de acuerdo con las arremetidas del ministro de Justicia Martín Soria contra la Corte avasallando su independencia. 

A nivel nacional Juntos por el Cambio se erige como el último bastión republicano y paladines de la división de poderes. Pero mientras Cornejo vapulea a Cristina Kirchner por querer ampliar la Corte Suprema, en Mendoza está expectante ante la posibilidad de licuar el poder que hoy tienen los dos jueces peronistas del máximo tribunal mendocino: Omar Palermo y Mario Adaro.

Esto último lo reconoció el propio presidente de la Corte Dalmiro Garay. Más allá de que el mascarón de proa es terminar con el "fórum shopping" o elección de salas a conveniencia del litigante, Garay puso un ejemplo claro que deja en evidencia qué es lo que incomoda hoy en la Corte de Mendoza.

"En el caso de la tentativa se aplicó durante años la postura de Mario y Omar, respetable, pero en el pleno nos dimos cuenta que cinco estábamos en contra", remarcó Garay. Esa frase sintetiza la ambición de romper la "sociedad" de dos miembros que -entienden- les inclinan la cancha en contra de la mayoría que está alineada ideológicamente con el gobierno.

El kirchnerismo de Mendoza puso el grito en el cielo ante lo que entienden es un embate del gobierno contra la independencia de los jueces de la Corte. Sin embargo al mismo tiempo a nivel nacional fustigan sin miramientos a los cuatro magistrados que hoy integran la Corte Suprema de la Nación por pensar diferente a ellos. Es decir, los mismos argumentos que plantea Juntos por el Cambio a nivel nacional son los que vociferan los legisladores del Frente de Todos en Mendoza. Otra vez la doble vara.

Anabel Fernández Sagasti se opone férreamente a la modificación de la Corte de Mendoza denunciando un avasallamiento institucional de un cornejismo voraz que quiere dominar todos los órganos de control. Pero a nivel nacional piensa otra cosa y apoya una ampliación de la Corte que según Alfredo Cornejo es un avasallamiento institucional de un kirchnerismo voraz que quiere controlar la Justicia para salvar a Cristina Fernández de Kirchner. Se reflejan como un espejo pero juran que son distintos.

En Mendoza el argumento es terminar con el fórum shopping, a nivel nacional la excusa es federalizar la Justicia. "Las segundas intenciones de los gobiernos quedan en evidencia cuando se analizan los fundamentos de la necesidad de la reforma. Las reformas que se intentan hacer no están fundadas de una forma exhaustiva desde el punto de vista de la evidencia", esgrimió en diálogo con MDZ Radio la investigadora Andrea Castagnola.

"No hay una justificación sólida. Cuando las reformas no están basadas en una evidencia es igual de descabellado que construir un mega hospital en un lugar donde no hace falta. Es importante tener esto en cuenta porque nos permite entender cuál es la naturaleza y el juego político por detrás de las iniciativas de reforma", aseveró.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?