Omar Palermo acusó a Rodolfo Suarez de querer someter al Poder Judicial

Omar Palermo acusó a Rodolfo Suarez de querer someter al Poder Judicial

El juez de la Corte cargó duramente contra el proyecto que envió el Ejecutivo para modificar el funcionamiento del máximo tribunal de justicia. "Forma parte de un plan de sometimiento a la institución que lleva ya algunos años", remarcó apuntando también contra el exgobernador Alfredo Cornejo.

MDZ Política

MDZ Política

La semana pasada comenzó el debate en comisión del proyecto que envió Rodolfo Suarez para reformar el funcionamiento de la Suprema Corte. En ese contexto, este martes se presentaron los jueces Omar Palermo y Mario Adaro, quienes criticaron duramente la iniciativa y aseguraron que no busca solucionar los conflictos existentes sino someter al Poder Judicial. "Este proyecto afecta al Poder Judicial en su faz interna y externa. Forma parte de un plan de sometimiento a la institución que lleva ya algunos años", disparó el juez Omar Palermo apuntando contra Suarez y el exgobernador Alfredo Cornejo.

El magistrado sostuvo que se trata de un proyecto "que afecta la división de poderes y el estado de derecho" y que "es un proyecto antidemocrático" porque conlleva a una "injerencia inaceptable de un sector de la política partidaria en el Poder Judicial". En ese sentido, Palermo sostuvo que en los últimos años han existido ejemplos de persecución contra magistrados que eran incómodos para el Poder Ejecutivo por su independencia.

"La Corte es un tribunal político, con jueces influenciados por la política, pero somos jueces. La política siempre va a intentar avanzar sobre el Poder Judicial, el límite lo tiene que poner el Poder Judicial", aseveró y dijo que hoy el Poder Judicial está "sometido política y económicamente al Poder Ejecutivo".

Para Omar Palermo es falso que el proyecto apunte a terminar con el fórum shopping porque avanza sobre el manejo del gobierno de la Corte y establece una verticalización del Poder Judicial a través de la implementación de plenarios.

"La justicia a la Carta (como la llama el senador Martín Kerchner) es un problema que hay que solucionar. Lo hemos dicho con el doctor Adaro. No queremos el fórum shopping. Como juez no quiero que me elijan", reconoció. Incluso, dijo que están de acuerdo con sortear las causas entre los siete jueces del tribunal pero sin perder las salas especializadas. "Estoy de acuerdo que se sorteen los siete jueces en fuero contencioso administrativo. Ahí no hay fisuras. Estamos todos de acuerdo", aseveró.

"La pérdida de la especialidad es pérdida de calidad, pérdida de liderazgo intelectual y con una contradicción vinculada al espíritu de las reformas. Las reformas penales son para ganar a los decisores y perder administradores. Ahora el especialista va a ser el relator. Las reformas le daban importancia al juez. Esta reforma deja el conocimiento en manos del relator", esgrimió.

Pero además de ello, criticó que si todas las causas se sortean entre los siete magistrados se generará un desorden "enorme" en la jurisprudencia y dijo que eso engloba una segunda intención. "Se crea una desorganización organizada porque el desorden de jurisprudencia se ordena con el plenario, que en mi opinión se utiliza para imponer la mayoría hegemónica", aseveró Omar Palermo en referencia a los cuatro votos radicales contra los tres peronistas en los que hoy se divide la Corte.

"El plenario no va a tener en cuenta la palabra del especialista. Un plenario que ejerce liderazgo de la fuerza del voto y no la fuerza del argumento. Pero además, la mayoría del plenario implica un disciplinamiento vertical a instancias inferiores. La banalización del plenario conduce al disciplinamiento vertical e invisibilización horizontal de la opinión disidente", finalizó el magistrado.

El gobierno de la Corte

Por último, reiteró sus críticas a los cambios que dispone en la elección de los vicepresidentes del tribunal asegurando que le dará el control absoluto del gobierno de la Corte al oficialismo. "Hoy con el sistema plural de rotación ya viene pasando la concentración del poder en la presidencia. ¡Imaginen con esta reforma que le da el poder con mayoría simple!", sostuvo en referencia a la posibilidad de que las autoridades se elijan por mayoría en lugar de ser rotativas.

"La reforma tiende a poner en pocas manos el manejo de la corte y resigna la calidad intelectual", concluyó Palermo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?