Avanza el proyecto que promete cambiarle la cara al Piedemonte

Avanza el proyecto que promete cambiarle la cara al Piedemonte

El Senado dio sanción inicial a la iniciativa que apunta a regular y planificar de la Precordillera y Piedemonte del Área Metropolitana de Mendoza. Desde el Ejecutivo provincial resaltaron que no habrán desalojos y dieron detalles de qué tipo de desarrollos se podrán realizar en la zona.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

El Senado de Mendoza aprobó por unanimidad este martes el proyecto de ley que apunta regular y planificar los desarrollos urbanísticos en el Piedemonte del área metropolitana para solucionar las problemáticas territoriales en la zona.

La iniciativa establece pautas de manejo y disposiciones específicas para la planificación integrada y sostenible de la Precordillera y Piedemonte del Área Metropolitana de Mendoza (AMM) fijando criterios mínimos con los cuales los municipios de Las Heras, Capital, Godoy Cruz y Luján de Cuyo y la Provincia ordenarán el proceso de Ordenamiento Territorial especial para la zona.

Durante la sesión de este martes, todos los senadores oficialistas y opositores dieron media sanción al proyecto que ahora deberá ser tratado por la Cámara de Diputados y que llevaba dos años en la Legislatura esperando ser votado en el recinto. La propuesta había sido enviada por el gobernador Rodolfo Suarez a comienzos del 2020 y tras un largo proceso de debate finalmente avanzó.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de la provincia, Humberto Mingorance, explicó que la iniciativa “viene a dar cumplimiento a la Ley Provincial de Ordenamiento Territorial que plantea que a la zona del Piedemonte hay que darle un tratamiento ambiental de manera conjunta. Hay leyes vigentes que abarcan parte de la zona pero no todas las cuencas del Piedemonte”.

Indicó que con este nueva normativa se está quintuplicando la superficie de afectación y que el principal criterio que se ha tenido en cuenta ha sido el riesgo aluvional que tiene el área cercano a la cordillera.

En este sentido, la iniciativa diferencia dos grandes zonas por encima y por debajo de la cota de 1200 metros sobre el nivel del mar (msnm). “Desde la zona urbana o área metropolitana hasta la cota 1200 se van a poder hacer algunos desarrollos, pero no como se vienen haciendo ahora de manera irregular ni tan densificados, sino que no va a haber una ocupación mayor al 30% de las tierras”, señaló el funcionario provincial.

Al mismo tiempo subrayó que se hará “privilegiando los cauces aluvionales para que no corramos riesgos aluvionales, no tan solo las personas que vivimos aguas abajo sino las personas que quieran radicarse en la zona del Piedemonte”.

Por otro lado, advirtió que sobre la cota de 1200 “solamente se van a poder hacer algunos emprendimientos que tengan que ver con lo recreativo, con lo turístico, algún emprendimiento muy menor y muy chico y muy controlado”.

En todos los casos los emprendimientos van a tener que contar con un estudio de impacto ambiental en el que intervendrán varios organismos provinciales y municipales, así como también las comunas de Lavalle, Guaymallén y Maipú, que están incluidas en la misma cuenca que los cuatro departamentos del Piedemonte.

“La ley también prevé qué pasa con lo que ya está construido y obviamente a lo que se apunta es a generar una regularización no tan solo de la parte dominial, porque muchas de las construcciones están sobre dominios que son irregulares, sino también regular la situación de infraestructura, no tan solo de servicios sino de protección en cuanto a los sistemas aluvionales”, sostuvo Mingorance.

Resaltó que la gente que actualmente está viviendo en estas zonas ha recurrido allí para solver un problema habitacioal, por lo que desde el Estado provincial y los gobiernos municipales acompañarán el proceso de regularización . No obstante, hizo hincapié en que “las inversiones para los servicios o las cuestiones aluvionales de protección las van a tener que afrontar los desarrolladores que vendieron en su momento o los vecinos a través de las uniones vecinales”.

A su vez, el secretario aseguró que no están previstas expropiaciones a partir de la promulgación de la ley, una vez que sea sancionada. “Por ahora no van a haber desalojos, salvo que salte algún caso puntual con un riesgo inminente para las personas que viven en el lugar y obviamente el Estado tiene que preservar la salud y el bienestar de las personas”, sostuvo.

Los nuevos emprendimientos deberán adecuarse a la nueva normativa, mientras que los proyectos que ya fueron aprobados con la legislación anterior obviamente ya están avalados y podrán continuar su desarrollo.

Originalmente, el Gobierno de Mendoza envió a la Legislatura otro proyecto relacionado que planteaba la creación de un área natural en el Piedemonte. No obstante, esta propuesta terminó siendo absorbida en el expediente que se votó hoy.

Al respecto, Mingorance sostuvo que “por encima y por debajo de la cota siempre se preserva lo ambiental. Ningún desarrollo va a poder tener pozo séptico, todos van a tener que tener sistema de tratamiento de aguas grises y aguas negras, hacer un aprovechamiento máximo del recurso hídrico y el objetivo es preservar el ambiente, la flora, la fauna y los cauces aluvionales”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?