En Juntos por el Cambio están en stand by por las recorridas de Mauricio Macri

En Juntos por el Cambio están en stand by por las recorridas de Mauricio Macri

Las recorridas de Mauricio Macri, la proliferación de candidatos nacionales y provinciales y la pelea de algunos candidatos que se sienten "destratados" por otros que componen su mismo espacio, es aprovechada por el expresidente quien sigue recorriendo el Gran Buenos Aires.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Mauricio Macri estuvo en San Miguel en su cuarta “bajada” al Gran Buenos Aires que inició hace algunos meses cuando Néstor Grindetti lo convenció a ir a Monte Chingolo y el sábado estuvo en San Miguel, con Joaquín de la Torre y el intendente Jaime Méndez, que lo recibieron y lo acompañaron en una recorrida por el centro comercial de ese municipio del Conurbano.

“La situación en la que estamos hace todo muy difícil. El país no está bien, el oficialismo menos, pero nosotros tampoco ayudamos con nuestras diferencias y mezquindades”, le dijo a MDZ Joaquín de la Torre al día siguiente de haber estado un largo rato con el expresidente.

En términos políticos, los que estuvieron “mirando” la recorrida dicen que Macri “está competitivo" y que "la mayoría lo saludaba con respeto, y el único incidente que tuvimos fue al final, cuando una persona empezó a gritarle. Inclusive hubo algunos que ni lo miraron, pero tampoco le dijeron nada”, dijo un dirigente del PRO de San Miguel.

Mauricio Macri en su recorrida de este sábado por San Miguel.

En las anteriores ocasiones, en Monte Chingolo, Grindeti no se sorprendió gratamente por cómo lo trataba la gente, pero el exjefe de Estado, sí. Iba casi a puntas de pie. Después se soltó y hasta pareció empático.

En Vicente López, el jefe político Jorge Macri y la intendenta Soledad Martínez lo “soltaron” a caminar por La Lucila, un lugar donde el apellido no necesita ni traducción ni presentación.

Días atrás, en una entrevista que por obvias razones no fue publicado, dada la cantidad de novedades que lamentablemente el país dio y seguirá dando, Joaquín de la Torre había dicho que el problema principal de la oposición es que cree que puede ganar en 2023 y se está apurando a lanzar candidatos, cuando la realidad indica que “hasta el Pato Donald o el payaso Plin Plin pueden ganarle al Frente de Todos”.

“Lo más importante será tener chance de ganar en 2027, porque será en ese momento que la gente nos premiará verdaderamente porque hemos hecho las cosas como corresponde. Hay que hacer todo lo posible para esa elección, no para esta”, exige de la Torre.

De la Torre dijo que el humor social hace que hoy aparezcan “soluciones como las de Milei y la clase política se pone como loca, no toma en cuenta que Milei es la consecuencia, pero las causas son otras, y es que no le resolvimos los problemas a la gente que nos pide ya que terminemos con tanta decadencia”.

“En este momento no hubo una explosión social no es porque ahora estemos mejor, sino porque la ayuda es inmensa. Es tanto el ibuprofeno que están dándole a la población para bajar la temperatura, que disimula la fiebre, pero igual la infección sigue caminando”, dijo de la Torre.

Para el senador de Juntos y exintendente “lo dramático de este momento es que la infección llegó a lugares mucho más lejanos que en 2001, pero como la fiebre se estabilizó en 38, la dirigencia política sigue haciendo como si nada”.

En las últimas semanas, hasta el propio Macri intervino en el debate público sobre la incorporación de sectores provenientes del peronismo. El nombre que lo enervó fue Pablo Paladino, la mano derecha de Aníbal Fernández en el Fútbol para Todos y antiguo yerno de Eduardo Duhalde.

“Lo vengo diciendo desde hace dos años. El problema no es ser o no peronista, es conocer o no lo que pasa en la Provincia. Y el problema es que haya gobernantes porteños gestionando la provincia. Buenos Aires no es inviable, lo que es inviable es que la gobiernen los porteños”, dijo de la Torre, para quien “esto no es un auto a pilas que lo maneja un nene, sino que esto merece el mismo nivel de preparación y estudio que un ingeniero que prepara una expedición al espacio”.

“Si tuviéramos que definir a quien darle para manejar la Provincia, si a una persona que pueda conducir un auto a pilas o el que tiene que manejar un avión ¿a quién ponemos? ¿Insistimos con el que no está capacitado? ¿Nos queremos chocar? Ya lo hicimos varias veces”, sentenció.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?