Madrugada tensa frente a la casa de Cristina Kirchner tras el pedido de prisión

Madrugada tensa frente a la casa de Cristina Kirchner tras el pedido de prisión

Se vive una madrugada de tensión frente a la casa de Cristina Kirchner después de que manifestantes antikirchneristas se enfrentaran con militantes de La Cámpora mientras festejaban el pedido de pena de 12 años de prisión contra la vicepresidenta en la causa Vialidad.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

Luego de que el fiscal Diego Luciani pidiera una pena de 12 años de prisión para Cristina Fernández de Kirchner en la causa Vialidad, un grupo de manifestantes antikirchneristas se acercó con cacerolas a los tribunales de Comodoro Py y luego se dirigió a la casa de la vicepresidenta en el barrio porteño de Recoleta. 

Unas horas más tarde, militantes kirchneristas llegaron al lugar, en la esquina de Uruguay y Juncal, y se produjeron corridas y enfrentamientos. 

La Policía de la Ciudad, frente a la casa de CFK.

Un cordón de unos treinta agentes de la Guardia Urbana separan a militantes kirchneristas del grupo de opositores frente al domicilio de la vicepresidenta. 

La tensión en el lugar aumentó aún más cuando llegó el militante kirchnerista Ezequiel Guazzora, quien tuvo que ser custodiado por agentes de la Policía de la Ciudad de Buenos tras meterse en el grupo de manifestantes antikirchneristas, quienes querían agredirlo. Los policías le habían advertido al periodista que si deseaba cruzar tendría que dar la vuelta a la manzana, pero no quiso hacerlo.

A pesar de la advertencia, Guazzora se metió en el grupo y debió ser apartado a las corridas por los agentes, quienes lo protegieron de las agresiones.

En cuestión de minutos, la tensión entre manifestantes escaló aún más. Entre empujones, los agentes de la Guardia Urbana intentó ordenar la distribución de los grupos, pero la situación terminó en desborde.

La Policía de la Ciudad intentó limitar el avance de manifestantes de La Cámpora con gases lacrimógenos y luego la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner criticó el accionar policial en sus redes sociales.

"Lo único que le faltaba a Rodríguez Larreta para ser Macri: la policía de la ciudad reprimió con palos, gas pimienta y gases lacrimógenos a ciudadanos y ciudadanas que se acercaron a Juncal y Uruguay como muestra de apoyo frente a los insultos de un grupo de energúmenos macristas", se quejó en su cuenta de Twitter.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?