Martin Lousteau consolida su acuerdo con Horacio Rodríguez Larreta y Daniel Angelici es el garante

Martin Lousteau consolida su acuerdo con Horacio Rodríguez Larreta y Daniel Angelici es el garante

El tándem Martin Lousteau y Emiliano Yacobitti ya piensa en el 2023 y cada vez está más cerca del proyecto presidencial de Horacio Rodríguez Larreta. La PASO con Jorge Macri. El rol de Daniel Angelici como garante de un acuerdo político para construir un polo de poder real.

Beto Valdez

Beto Valdez

Cada vez resulta más evidente que Martín Lousteau y su socio Emiliano Yacobitti conforman una estructura política con gran pragmatismo y aspiraciones de poder real. Construyen en forma autónoma a la UCR y en CABA ya analizan los cargos que pueden conseguir en un eventual Gobierno de Jorge Macri. Al mismo tiempo el senador economista pide la jefatura de Gabinete si Horacio Rodríguez Larreta llega a ser el sucesor de Alberto Fernández, de acuerdo a lo revelado a MDZ por fuentes partidarias.

“Lo que se viene es la construcción de un polo de poder dentro de la ampliación del larretismo donde los garantes de ese acuerdo son Jorge Macri, Yacobitti y Daniel Angelici”, dicen voceros de la UCR que no miran con simpatía esa movida, sobre todo por resistencia a la figura poco transparente del binguero.

“Ya está todo negociado, Yaco le va a dejar al Tano la presidencia del Comité Capital de la UCR, Lousteau quiere cerrar con el exintendente de Vicente López un acuerdo de competencia sin agresión". Los conductores de ese espacio interno del radicalismo aparecen cada vez más cerca del proyecto presidencial del jefe de Gobierno porteño, estrategia que no parece muy orgánica teniendo en cuenta que Facundo Manes y Gerardo Morales sostienen que van a ser candidatos por ese partido. Pero en el universo de la UCR se sienten más cerca de Larreta esencialmente por el temor que les genera un segundo tiempo de Mauricio Macri.

Desde el primer momento en que Lousteau tomó la decisión de jugar en la competencia por la sucesión de Larreta supo que era un objetivo prácticamente inalcanzable. Es más, tienen todas las fichas puestas en Maxi Pullaro ya que tiene chances de convertirse en el próximo gobernador de Santa Fe. La semana pasada Larreta se mostró con el legislador, un claro ejemplo del alcance del acuerdo entre Evolución y el larretismo.

Como devolución de favores el senador porteño decidió respaldar fuerte a Rogelio Frigerio y quitarle espacio a la rebelión radical en Entre Ríos que impulsa el exintendente de Chajarí, Pedro Galimberti. El actual diputado nacional quiere enfrentar en las PASO al ganador de las legislativas del año pasado.

“Tenemos que instalar más la figura de Martín, pero sabemos que ganarle al PRO de visitante es imposible, tienen el manejo de un Estado con enorme cantidad de recursos a disposición, nosotros apenas manejamos un ministerio (haciendo alusión a la cartera que maneja otro hombre de Yacobitti, como José Luis Giusti). Es David contra Goliat”, agregan desde Evolucion.

Comentan que Lousteau no podía romper su acuerdo con Larreta, que consistía en no competir por la presidencia porque este es el turno de su aliado. Entonces no le quedaba otra que jugar en el peor escenario frente al poder de recursos que maneja el oficialismo porteño. “Perdemos contra cualquier candidato del PRO enfrente, es la marca que ya está instalada y una aceitada maquinaria electoral”, dice con crudeza un integrante del entorno de Yacobitti. 

Entonces decidieron cerrar un acuerdo. Según fuentes coincidentes el jefe de Evolución “le propuso a Jorge Macri repartirse el Gobierno de acuerdo a los porcentajes que obtengan en las PASO”. Fuentes del radicalismo aseguran que hace dos semanas se reunió Yacobitti con el ministro de Gobierno de CABA para empezar a trabajar esa idea. Mientras tanto, los voceros de Macri desmienten categóricamente que haya existido ese encuentro.

“Jorge no tuvo ninguna reunión con Yaco”, aseguran en el entorno del primo del expresidente y que solo están trabajando en su instalación como el único candidato del PRO para suceder a Larreta. Desean que esos comicios se adelanten para darle un “triunfo categórico” al candidato presidencial en su distrito. “A Horacio le vendría bien esa victoria para fortalecer antes que se inicie el proceso electoral por el sillón de la Casa Rosada". 

“Los porteños tienen que volver a elegir a sus autoridades por el voto electrónico como en 2015”, agregan. Asimismo, el fundador del PRO opina algo similar pero cree que el exintendente de Vicente López debe arreglar sus diferencias con Patricia Bullrich para lograr también el respaldo de ella. La presidenta del PRO viene amagando con presentar un candidato propio que podría dividir el voto en esa PASO.

También siguen las especulaciones con Fernán Quirós que mide muy bien en las encuestas que llegaron a la sede gubernamental de Uspallata. Los más interesados en esa eventual postulación son los miembros del larretismo que aún están incómodos con el desembarco del primo Jorge. Pero la gran incógnita es si la buena imagen del ministro de salud porteño se transforma en votos.

Por ahora, Jorge Macri es el favorito en este escenario para suceder a Rodríguez Larreta. “Tiene muy buena intención de voto, alto nivel de conocimiento y entre los porteños el apellido lo ayuda mucho más que en el conurbano, tiene todas a favor”, admiten desde el radicalismo capitalino. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?