Comienza el juicio contra César Milani por presunto enriquecimiento ilícito

Comienza el juicio contra César Milani por presunto enriquecimiento ilícito

El ex jefe del Ejército está acusado de haber comprado una casa y no poder justificarla.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

El ex jefe del Ejército durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, César del Corazón de Jesús Milani, comenzará a ser juzgado desde las 9:30 horas por el Tribunal Oral Federal 7 integrando por los jueces Germán Castelli, Enrique Méndez Signori y Fernando Canero, y la fiscalía a cargo de Fabiana León, por presunto enriquecimiento ilícito en la compra de una casa en el barrio La Horqueta, en la localidad bonaerense de San Isidro. El debate oral se desarrollará de forma virtual y está previsto que declaren cerca de 60 testigos.

La causa por la que hoy estará sentado en el banquillo se inició en julio de 2013 por una denuncia de los entonces diputados nacionales Elisa Carrió y Fernando Solanas (fallecido). Por entonces Milani explicó ante el fallecido fiscal Jorge Di Lello y el juez Daniel Rafecas que el ex capitán del Ejército Eduardo Barreiro le había prestado 200 mil dólares para comprar la vivienda y que para eso habían firmado un mutuo. 

Pero Barreiro también será juzgado como partícipe necesario del delito de enriquecimiento ilícito porque esos dólares tampoco fueron justificados según la Justicia y el mutuo firmado “no contiene fecha cierta y no se encuentra autenticada la firma de los intervinientes, siendo que los movimientos por la suma mencionada no se vieron reflejados en ninguno de los organismos de control previstos”, sostuvo la acusación del juez Rafecas.

Además por entonces tanto los peritos contadores oficiales en su dictamen, como el juez, descartaron tal documento como evidencia, y la investigación judicial demostró que el supuesto prestamista -Barreiro- carecía de la solvencia económica mínima como para poder prestar una suma semejante; y que ni Milani ni Barreiro “reflejaron en sus declaraciones juradas impositivas la existencia del mutuo en cuestión”.

Asimismo, para hacer cerrar la maniobra, Milani apareció vendiéndole a Barreiro un departamento de su propiedad en la calle Moldes, en noviembre de 2010, operación ésta que también se reputó fraguada, habida cuenta de numerosos indicios detallados en la resolución, como que por ejemplo, Milani continuó pagando las expensas de ese departamento durante los tres meses siguientes a la supuesta venta. O que, pese a que en esa supuesta venta no debería haber existido entrega de dinero, el acta del escribano interviniente sostuvo lo contrario.

El juez federal Daniel Rafecas envió a MIilani a juicio oral en septiembre de 2017 y en su resolución explicó que el ex jefe del Ejército no registraba en sus declaraciones ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ni ante la Oficina Anticorrupción “valores que sustentaran y/o justificaran la procedencia y origen de los fondos que le permitieran tal adquisición”.

Se trata del tercer juicio que afronta. En los anteriores casos donde estaba acusado por delitos de lesa humanidad fue absuelto. Recordemos que en 2017 fue detenido en La Rioja tras declarar en la causa judicial que lo investigaba como uno de los presuntos responsables del secuestro y las torturas contra Pedro Olivera, Ramón Alfredo Olivera y Verónica Matta.

El mismo fue liberado tras su absolución. También fue acusado de fraguar él acta de la desaparición en 1976 en Tucumán del soldado Agapito Ledo cuando él era subteniente. También fue absuelto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?