Las decisiones de Batakis que perjudicaron a Mendoza antes de llegar al Ministerio de Economía

Las decisiones de Batakis que perjudicaron a Mendoza antes de llegar al Ministerio de Economía

La ministra de Economía, Silvina Batakis, dijo que buscará tener una "mirada federal". Pero la pregunta es: ¿qué entiende el Gobierno por federalismo? En su cargo anterior, manejó recursos discrecionales. Mendoza salió perjudicada con las asignaciones que Batakis y Wado de Pedro decidieron.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

picardi@mdzol.com

La ministra de Economía, Silvina Batakis, asumió y fue hermética a la hora de explicar qué piensa y quiere hacer con los problemas profundos que tiene Argentina. Sí, dió algunas señales. En lo macroeconómico resaltó que cree en el equilibrio fiscal. En lo político, destacó un concepto importante, pero que hay que poner en contexto: tener una mirada federal. Justamente ella viene de gestionar un área donde su obligación era tener una mirada federal, pues era el nexo entre Casa Rosada y las provincias. Pero lo hacía con la resignificación que le dio el kirchnerismo al federalismo desde 2003: concentración de recursos y manejo discrecional. Por eso Mendoza "perdió" con muchas de las decisiones que Batakis tomó en su cargo anterior. 

En la provincia, la llegada de la nueva ministra generó alguna expectativa positiva por "los modos". Pero incertidumbre por el fondo. Más teniendo en cuenta que ahora más que saber qué piensa la ministra la duda es saber quién maneja el Ministerio de Economía. "Queremos tener desde el inicio de esta gestión de Gobierno una mirada que sea federal y que incluya a todos y todas las argentinas. Queremos liberar la cantidad de recursos que tiene nuestro país y ponerlo a disposición de ese sendero de crecimiento. Esa va a ser la tarea a la que voy a estar abocada, serán los ejes para arrancar", dijo la flamante funcionaria nacional en su escueta exposición.

Más que sus palabras, habrá que ver qué hizo. Batakis tenía entre sus funciones gestionar dos enormes cajas discrecionales, junto con el ministro Wado de Pedro. Una es el Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional, los recursos para obras que se distribuyen para municipios y provincias. La otra, la forman los Aportes del Tesoro, los recursos para afrontar emergencias que se entregan a sola firma del ministerio del Interior. 

Pues al analizar cómo ejecutó el Ministerio del Interior esas dos cajas, a Mendoza no le fue bien y hubo alguna preferencia por gobiernos oficialistas. No es casual. El modelo federal que el kirchnerismo ha construido es particular: concentrar poder y recursos en Casa Rosada y desde allí administrarlo con un margen amplio de discrecionalidad. No dar nada, sin algo a cambio desde el punto de vista político. Por eso desde una acequia en Mendoza, hasta una casa en Tierra del Fuego debe ser gestionada de manera directa. Incluso, en Mendoza ocurre que hubo anuncios donde se obvió al Gobierno provincial y a sus funcionarios y se gestionaron de manera directa vía intendentes o quien oficia de delegada: Anabel Fernández Sagasti. Allí desde el PJ aclaran algo: "La intervención de Anabel es por la pasividad del Gobierno. Hasta los intendentes oficialistas piden que medie ella para conseguir cosas", explican.

Batakis, juró por Dios y la Patria cuidar la economía de Argentina. 

Quién ganó y quién perdió

En los dos últimos años, Mendoza perdió en la distribución de recursos discrecionales desde la oficina de Batakis. Según información oficial, la provincia está en el puesto 13 en los Aportes del Tesoro tomando de manera nominal las transferencias, muy por debajo de otros distritos mucho más chicos. Entre enero  del 2020 y junio del 2022, Mendoza recibió 3759 millones de pesos. En los últimos días llegó a la provincia el último aporte que había sido comprometido hace más de dos meses. Solo a Buenos Aires le fue peor en cantidad de ATN per cápita. Mendoza recibió 1.870 pesos por habitante a través del Ministerio del Interior. Tucumán, la provincia del Jefe de Gabinete, recibió 6.500 millones de pesos y más de 3.800 per cápita. 

Si se toma directamente como fuente a la Jefatura de Gabinete y con datos al 2021, el resultado es aún peor. 

ATN per cápita, según el cálculo de la Jefatura de Gabinete. 

Fuera de la competencia entre provincias de lo que desde Buenos Aires llaman "el interior", el desajuste ocurre con Buenos Aires; particularmente ese nuevo distrito que tiene más peso que cualquier estado federal: el AMBA. El "distrito 24" recibe recursos de manera discrecional por fuera de los ATN y Batakis es experta, pues gestionó la economía de la provincia de Buenos Aires durante 4 años y fue una de las arquitectas de la absorción de recursos de la Ciudad para financiar la policía de Axel Kicillof. Nada indica que haya cambiado algo en la estrategia política del oficialismo; mucho menos ahora que el Frente de Todos está en plan de emergencia. 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?