El Gobierno enfrenta una nueva crisis y hay poco optimismo por el futuro

El Gobierno enfrenta una nueva crisis y hay poco optimismo por el futuro

El politólogo de MDZ Radio dijo que esta es la primera crisis después de 50 años, con el peronismo en el poder. No se mostró optimista respecto de los cambios y aseguró que "asistimos a un espectáculo casi pornográfico" el fin de semana.

MDZ Radio

MDZ Radio

En las últimas 48 horas Argentina perdió a su ministro de Economía, el reemplazo tardó más de 24 horas en ser anunciado, Cristina Fernández de Kirchner y Alberto Fernández se reconciliaron a pedido de Estella de Carlotto, y el dólar se disparó a $280 pero bajó a $260 hacia el final de la jornada. Sobre todo esto, opinó el analista político de MDZ Radio, Paulino Rodrigues, quien no se mostró optimista con el futuro de los argentinos.

Aquí los puntos más importantes de su columna:

  • Esta es la primera crisis con el peronismo en el poder después de largos 50 años, teniendo en cuenta a Isabel de Perón ya con Perón fallecido. Aquí se redefine algo más que un Gobierno, se redefine parte de un sistema y por lo tanto hay cimbronazos en el statu quo. Al final del camino veremos de qué impronta, de qué tenor y de qué magnitud. Y porque, además, ese sistema que cruje no le puede dar respuestas a una sociedad que está con desasosiego, frustrada, con un nivel de expectativa negativo histórico. Todo el mundo cree que estará peor el año que viene que este. Eso es inédito.
  • Con un contexto mundial desfavorable, todo lo que le pasa al mundo en nuestro caso se agiganta sobre una realidad infinitamente peor. Es que tenemos un nivel de pobreza muy alto, desequilibrio macroeconómico muy alto y un nivel de dirigencia política cuanto menos bastante descriptivo de la degradación social a la que hemos asistido.
  • Asistimos a un espectáculo casi pornográfico, que yo creo que definitivamente pone a un sector importante de la sociedad más distante de lo que estaba ya de la política tradicional: Estela de Carlotto interfiriendo para que Alberto Fernández hable con Cristina Fernández de Kirchner, Scioli reconociendo que le dijo a Batakis que la estaban buscando y que atienda el teléfono a las 19 horas del domingo, después de que la renuncia de Guzmán se concebía  las 17.45.
  • Todo esto mientras Cristina Kirchner hacía una alocución que yo creo que no podemos perder de vista, que tiene que ver con un rediseño de la economía: con la idea de que el déficit fiscal no genera inflación, que hay que poner plata en el bolsillo de los argentinos y con la idea de que el programa económico si no es lo opuesto al acuerdo con el FMI se le parece bastante.
  • De allí que la presencia de Batakis, con historial en el sector público, con buen diálogo con los gobernadores pero que en definitiva no deja de ser una segunda o tercera línea, que hasta aquí estaba bajo el cobijo de Wado de Pedro y que habría sido alguien relevante si Scioli era Gobierno, me da la impresión de que no tiene que ver con la fortaleza y el relanzamiento de un Gobierno ni tampoco el golpe de timón que todos especulaban que pueda suceder este finde, a propósito de la crisis particularmente gravosa a la que está sometida Alberto Fernández y el propio poder político del presidente.
  • Así que yo creo que hay mucho misterio y preocupación, porque la respuesta al problema gigante que plantea no solo la salida de Guzmán sino la crisis del propio oficialismo, está muy por debajo del nivel de expectativa que se había generado.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?