Martín Guzmán: procesión a París para pedir que le rebajen la tasa de interés

Martín Guzmán: procesión a París para pedir que le rebajen la tasa de interés

El ministro viajará a renegociar metas con el Club de París. Pedirá una reducción 9% a 3% en la tasa de financiación. Sobre ese piso quiere ofrecer un plan de pago para renegociar el acuerdo original que cerró Axel Kicillof cuando era ministro de Economía

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

Martín Guzmán tiene autoimpuesta una misión en las negociaciones que encarará desde la semana próxima ante el Club de Paris: reducir la tasa de interés que se le aplica a la Argentina del 9% actual vigente, a un 3%; por la deuda por unos U$S 2500 millones que el país le debe los países miembros. O menos. Y, sobre la basa de esa contracción, elaborar un nuevo plan de pagos que podría iniciarse el próximo año.

Para esto, el ministro de Economía volverá a la capital francesa el próximo miércoles 6 de julio, para reencontrarse con las autoridades de la entidad; y comenzar a cerrar las negociaciones con el único frente de deuda externa abierto y sin acuerdo que aún le queda a la Argentina. Guzmán quiere acelerar los tiempos vigentes para cerrar un nuevo esquema de pagos, luego que en junio de este año alcanzó un esquema de diferimiento de pagos hasta el 30 de septiembre de 2024; mientras según reza el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 286/2022 publicado en el Boletín Oficial y donde se afirmaba que la postergación regirá “hasta la existencia de un nuevo acuerdo marco”, fruto de una negociación del país con las autoridades del Club y sus 16 países integrantes", o, en su defecto, "hasta el 30 de septiembre de 2024".

Esta última fecha no es al azar. Es el mes donde termina el acuerdo de Facilidades Extendidas firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). ¿Por qué se acelera la negociación? Para tener cerrado un acuerdo antes del primer trimestre del 2023, cuando el organismo que maneja Kristalina Giorgieva definirá que si Argentina logró o no cumplir con las metas pactadas en el Facilidades Extendidas aprobado en marzo pasado. En aquel decreto se mencionaba también que "el objetivo de Argentina es renegociar el acuerdo y encontrar mejores condiciones para el país, lo antes posible. La expectativa y lo que estamos trabajando es finalizar la renegociación con las autoridades antes del 30 de junio".

La intención de Argentina es reducir sustancialmente ese 9% actual (el más alto que se aplica dentro del Club) a un porcentaje más cercano al 2 o 3% que se aplican a los estados cumplidores, algo que Argentina está lejos de ser. Nuevamente las negociaciones serán con el presidente del Club, Emmanuel Moulin, quien tiene el mandato de los 22 miembros del organismo para discutir un acuerdo con la Argentina. Al ser director nacional del Tesoro francés, Moulin detenta la responsabilidad de llevar adelante las discusiones con todos los deudores, más si son reincidentes y de difícil cobro, como la Argentina. Es por otra parte un conocido de Guzmán, con el que mantiene una muy buena relación no sólo por las anteriores negociaciones del Club con el país en junio del año pasado, sino porque el ministro de Economía argentino mantuvo una relación directa con Moulin (y el presidente francés Emmanuel Macron) para cerrar el apoyo ante el Fondo Monetario Internacional de ese país y la Unión Europea (UE).

Ahora llegó el turno del Club de París donde, si bien el dinero adeudado es mucho menor al del organismo con sede en Washington, los acreedores son directamente países que no se privan en este ámbito de criticar directamente el manejo de la economía argentina. Uno de ellos es Japón. Para enfrentar estas discusiones, Guzmán viajó a París, donde el principal reclamo estuvo concentrado en dejar en claro que el país quiere un plan de pagos con una tasa de interés inferior a la que se aplica en el acuerdo vigente hasta el año pasado. La Argentina efectivizó un pago por casi u$s190 millones al Club de París el 25 de febrero, como parte del acuerdo alcanzado a mediados del año pasado, por el cual ya había realizado otro desembolso por u$s227 millones a finales de julio, ambos a cuenta de capital de la deuda total, lo cual implicó la ejecución de pagos por alrededor de u$s420 millones en un período de ocho meses.

En total, considerando los tipos de cambio de las órdenes de pago cursadas, se pagaron el equivalente a u$s226,9 millones el 28 de julio de 2021 y u$s189,6 millones el 25 de febrero de 2022, que se descontaron de un total de u$s2.400 millones que la Argentina debía hacer frente el 31 de julio de 2021.

Martín Guzmán está formalmente liberado a cerrar el acuerdo con el Club de París desde el 25 de marzo, cuando se llegó el acuerdo con el FMI. 

Según consta en el anexo del Decreto 412/2021, la Argentina debe renegociar el pago de cerca de US$ 2.500 millones que adeuda a 24 agencias y bancos de 16 países: Alemania, España, Francia, Estados Unidos, Bélgica, Dinamarca, Austria, Canadá, Israel, Italia, Japón, Suecia, Suiza, Reino Unido, y Países Bajos.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?