El insólito pedido de Alberto Fernández a la oposición: "Que se callen"

El insólito pedido de Alberto Fernández a la oposición: "Que se callen"

El presidente Alberto Fernández brindó declaraciones a un canal de TV en la noche de este miércoles y lanzó polémicos conceptos respecto a la realidad del país y del mundo.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El presidente Alberto Fernández pidió hoy "entender el momento singular que vive el mundo", en referencia a la situación "enormemente crítica" por la pospandemia y la guerra en Ucrania, para comprender "cómo tenemos que movernos en Argentina".

"Todos tenemos que hacer un aporte", planteó, en ese sentido, el mandatario en declaraciones al canal C5N.

Al mismo tiempo afirmó hoy que el macrismo "ha dejado el peor escenario económico que podríamos tener" y señaló que a Juntos por el Cambio (JxC) "no le pide que lo ayuden, sino que simplemente se callen".

Fernández dijo que la situación económica adversa en que recibió el país en 2019 es advertida por "todos los líderes del mundo, que se dan cuenta del daño" que la gestión de Mauricio Macri "le hizo al país".

Alberto señaló hoy que "Argentina está inmersa en un mundo que tiene un problema que se llama guerra".

"El día que el mundo se globalizó nos tuvimos que hacer cargo de lo que pasaba en cualquier lugar del mundo. Lo que está pasando en Ucrania tiene un efecto devastador sobre la economía mundial, no podemos dejar de tenerlo en cuenta. Tiene un efecto devastador en materia inflacionaria", dijo Fernández.

El presidente destacó hoy que según los índices del Indec del primer trimestre del año "mejoró la distribución del ingreso", lo que demuestra que "no hay ningún ajuste en Argentina".

El mandatario señaló que "el trabajo que tenemos que hacer desde el Estado para ayudar a domar la inflación pasa por dos grandes temas: contener el déficit fiscal y llevarlo hacia la baja, porque el déficit es malo, no es algo de derecha e izquierda, y acumular reservas".

Por otro lado, aseguró hoy que el "el mayor costo de importaciones" en Argentina es "energía y gasoil", y que ese problema "no se arregla con un paro" porque es "un problema que tiene el mundo".

"Tienen que entender que en todo el mundo falta gasoil. En Argentina falta más por dos motivos, el primero es porque en Argentina el incremento de la producción hace que se consuma mas energía. Pasamos en verano la mayor demanda eléctrica de energía y hace dos semanas la mayor demanda de gas. No tenemos la cantidad de gasoil necesaria producida en Argentina como la que se está demandando hoy", dijo.

Asimismo, criticó a los sectores de la oposición y de los medios que "generan una expectativa negativa" sobre la economía y dijo que, de persistir en esa actitud, "lograrán que la gente tenga expectativa negativa".

En esa línea, cuestionó a quienes "siguen asustando a la gente que padece un problema como el de la inflación, que yo comprendo y no me hago el distraído", dijo el mandatario.

El presidente de la Nación marcó, sobre la reunión bilateral que tuvo con el primer ministro inglés Boris Johnson, que la cuestión Malvinas "no está resuelta" y que el encuentro fue "la gran oportunidad que teníamos de poder decirle al Reino Unido lo que creemos".

"Es la tercera vez que veo a Boris Johnson. Me pidió la reunión para plantearme la posibilidad de hacer acuerdos comerciales y escuché todo. Y le dije que encantando, pero antes hay que discutir lo de Malvinas. Le dije que no es un tema resuelto la discusión soberana porque las Malvinas son de Argentina", dijo Fernández.

Afirmó, además, que tuvo un "buen encuentro" con su par estadounidense, Joe Biden, en la cumbre del G7 en Alemania, y anticipó que ambas partes están "organizando agenda" para la reunión bilateral que tendrá lugar en Washington el 25 de julio.

"Con Estados Unidos hay que tener una buena relación, que no es de sometimiento, sino digna", planteó el mandatario.

Por otro lado, apuntó hoy contra "las provincias limítrofes" que "dejaron escapar" el gasoil "por la frontera".

"Cuando uno mira, se ve cómo las provincias limítrofes dejaron escapar el gasoil por la frontera, por ejemplo Corrientes. Eso ya lo corregimos, pero esas cosas no deberían pasar. Una provincia que se presta a ese juego y deja que ocurra, hay que plantear esas cosas", dijo Fernández.

El presidente Alberto Fernández pidió hoy que los responsables de la muerte del camionero en Daireaux durante un paro de transportistas "se hagan cargo", y afirmó que Argentina necesita "tranquilidad".

"Estamos proponiendo un canal de diálogo con los transportistas. Lo que hay que entender es que el Estado no tiene las herramientas para estar en todos lados al mismo tiempo. Estas son las cosas que se generan cuando se promueven este tipo de acciones", añadió.

Señaló, mientras tanto, que "en un Estado de derecho todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario", y recordó que "desde hace mucho tiempo vengo planteando preocupación por las cosas que pasan en la Justicia y particularmente con Milagro Sala, por la forma en que está detenida, la naturaleza de los procesos, por las maniobras persecutorias".

"La Justicia argentina es responsable", dijo Fernández.

El presidente afirmó que "no puede indultar" a la dirigente social Milagro Sala porque la referente de Tupac Amaru "ha sido juzgada por tribunales provinciales" y "quien puede indultarla es el gobernador de la provincia".

"Les pido a los que me piden que indulte a Milagro que lean la Constitución. No me pueden pedir que haga un gesto que sea contradecir a la Constitución", subrayó.

Alberto Fernández sostuvo hoy que la situación del Frente de Todos (FdT) está "bien" y reiteró que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner "no es su enemiga", más allá de que puedan no tener la "misma mirada".

"Mis enemigos son los que hacen mover los mercados, los que quieren generar el caos y quieren sembrar tristeza y desesperanza en Argentina", destacó.

Alberto Fernández señaló hoy la necesidad de "darle reglamentación" a las organizaciones sociales en Argentina, porque la economía popular "ha llegado para quedarse", y expresó nuevamente su gratitud porque "han contenido una Argentina desbordada".

"Creo que las organizaciones sociales hacen un trabajo muy importante, y algunas no. Como pasa en todos lados. Hay organizaciones muy honestas que en la pandemia nos ayudaron muchísimo. El problema no son las organizaciones sociales, es la economía. Tengo una deuda de gratitud con las organizaciones sociales, han contenido una Argentina desbordada por la pobreza, las carencias, la falta de salud. Echarles la culpa me parece algo que no comparto", dijo Fernández.

El presidente valoró hoy la gestión del ministro de Economía, Martín Guzmán, y enumeró que "resolvió el problema con los acreedores privados, logró un acuerdo con el FMI que no significó condicionamientos y pasamos el primer trimestre cumpliendo las metas".

Tras afirmar que Guzmán es un ministro que "quiere preservar y hacer cumplir el programa económico que nos hemos fijado", el presidente dijo que "echarle la culpa por la inflación es casi un crueldad, porque el problema lleva más de 15 años".

Aseguró que están trabajando desde el Gobierno nacional para "volver a poner en valor el financiamiento en pesos y dar confianza en los mercados" y apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri por tomar deuda con el Fondo Monetario Internacional.

"Lo que no vamos a hacer es ir a buscar dólares para resolver problemas que tenemos que resolver con pesos. Eso ya lo hicieron y así estamos. Los datos que tenemos del primer trimestre es que la pobreza se ha reducido, el desempleo está por debajo del 7%", detalló.

El presidente sostuvo que el megaproyecto del gasoducto Néstor Kirchner "tiene que seguir" y que se buscará el financiamiento que sea necesario.

Al respecto, remarcó también la necesidad de "financiar otros proyectos de gas licuado", y sostuvo que "eso es importantísimo porque ese es el gas que tenemos que exportar".

Asimismo, marcó que el gobierno de Donald Trump, en Estados Unidos, "hizo un enorme daño dividiendo a Latinoamérica en mil pedazos" y llamó a "institucionalizar la Celac".

"En los años de Trump, creó el grupo de Lima, maltrató al Mercusur, creó el Acuerdo del Pacífico, se llevó a México al Nafta. Quedó el continente dividido. Cuando gané las elecciones y viaje a México a ver a (su presidente) López Obrador, nos pusimos el objetivo de unir a Latinoamérica en la Celac y lo pudimos hacer. Hablamos en el G7 de hacer el año que viene un encuentro Unión Europea-Celac", dijo.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?