Reclaman un beneficio que regía durante la gestión de Alfredo Cornejo

Reclaman un beneficio que regía durante la gestión de Alfredo Cornejo

Los trabajadores del exCose cortaron la calle para reclamar que el Gobierno les pague la cláusula gatillo que estuvo vigente durante los dos últimos años de Alfredo Cornejo como mandatario provincial. Quieren que Rodolfo Suarez los llame para una paritaria y rechazan el pedido de $40.000 de ATE.

Laura Fiochetta

Laura Fiochetta

laurafiochetta@gmail.com

Los trabajadores del exCose, actual DRPJ (Dirección de Responsabilidad Penal Juvenil), cortaron la calle para reclamar que el Gobierno provincial abra una mesa paritaria especial para ese grupo y que les pague la cláusula gatillo que estuvo vigente el último año del Gobierno de Alfredo Cornejo, es decir desde 2018 hasta fines de 2020.

La cláusula gatillo es un beneficio salarial por el que los sueldos se indexan, es decir se aumentan de acuerdo a la inflación. En julio de 2018, el exgobernador acordó en mesa paritaria con todos los estatales (a excepción de docentes y celadores ya que el gremio SUTE lo rechazó pero que el Gobierno, lo abonó igualmente) que les pagaría una cláusula de ajuste automático según la inflación.

Luego, al finalizar su gestión, dejó de regir y los estatales cobraron por última vez el sueldo con indexación en enero de 2020, es decir durante el segundo mes de gestión de Rodolfo Suarez.

Cornejo, ya como exmandatario, se arrepintió de haberles dado el beneficio a los estatales con el argumento de que" la cláusula ha hecho polvo a las provincias". Aunque exceptuó a Mendoza de esa situación, sostuvo que veía como un "error propio"  haberla concedido "porque los gastos van por el ascensor y los recursos e inversiones, por la escalera", lanzó Cornejo en ese momento.

Ahora, mientras ATE pide un aumento salarial de emergencia de 40 mil pesos y anunció una huelga general para próximo jueves, la asamblea que hizo el exCose votó por pedir la vuelta de la cláusula gatillo y el corte de la calle Río juramento entre Corredor y Montes de Oca hasta conseguir una audiencia en la subsecretaría de Trabajo.

"Queremos que nos llamen a conciliación obligatoria, no estamos de acuerdo con los pedidos del gremio, estamos pidiendo la cláusula gatillo", dijo un trabajador. Además, aseguró que pretenden una paritaria especial. "Necesitamos que los trabajadores sean recategorizados según su título y para discutir los temas que nos afectan necesitamos nuestra propia paritaria", explicó. 

Son 500 las personas que dependen de la ex Dirección de Responsabilidad Penal Juvenil y un poco menos de la mitad, cortó la calle durante la mañana.

En tanto ATE como gremio prepara para el jueves- a excepción  de que el Gobierno lo llame a dialogar- una huelga, con asistencia a los lugares de trabajo y luego la realización de cortes, movilizaciones, todo tipo de medidas de acción directa. 

La suba salarial que impulsa el sindicato es de $40.000 por mes para todos aquellos trabajadores que cobren un bruto menor a $200.000; de $30.000 para quienes perciban desde $201.000 a $250.000; y de $20.000 a quienes ganen más de $251.000.

Desde el ex Cose rechazan ese pedido. "No queremos dinero en negro, eso es lo que los sindicatos deben entender", advirtieron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?