La pelea crece en el Frente de Todos y ya nadie se calla nada

La pelea crece en el Frente de Todos y ya nadie se calla nada

Otra mecha encendida, esta vez por una represión para desalojar el Puente La Noria, en el límite de Lomas de Zamora, donde docentes, alumnos y vecinos protestaban por un gravísimo asalto sufrido en una escuela nocturna. Esto provocó la reacción del diputado nacional Leo Grosso, del Evita.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Quizás porque Alberto Fernández antes de viajar a Estados Unidos dijo que ya no se iba a "callar más nada" o porque anteriormente el papa Francisco, a quien también siguen, les pidió que "hagan lío", el diputado nacional del Movimiento Evita, Leo Grosso, remató una jornada de abierta discusión en el oficialismo al reprocharle públicamente al gobernador Axel Kicillof y al ministro de Seguridad, Sergio Berni, por desalojar con represión incluída, a los manifestantes que se juntaron en Puente La Noria para reclamar por el violento robo sufrido por la escuela de Villa Fiorito, Lomas de Zamora.

"Reprimir a lxs docentes no puede ser una respuesta EN NINGUN GOBIERNO. Hay que pisar los barrios y escuchar a la gente", dijo en un twitter el legislador nacional, quien ya también se había quejado ante las autoridades del Consejo Escolar de General San Martín por el cierre de un establecimiento educativo en Chilavert, que tuvo que cerrar por el frío intenso al carecer de calefacción.

Pero esta situación deja a las claras la complejidad por la que está atravesando el Frente de Todos luego del nuevo discurso de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el lunes pasado, en la que criticó abiertamente a los movimientos sociales al insinuar que se quedaban con la plata de los pobres y pedir que todo se traspasara a la órbita de las gobernaciones y las intendencias. 

El profesorado nocturno 103, ubicado en Lomas de Zamora, fue asaltado con rifles y pistolas en la noche de ayer y hoy los alumnos, docentes y padres se manifestaron hartos de tanta inseguridad. Justamente hoy, muy cerca de allí, el ministro de Seguridad aterrizó con su helicóptero para desalojar a los camioneros que realizaban una protesta por falta de combustible, con escaso éxito. 

No es un dato menor que el jefe político de este distrito del Sur del Conurbano sea Martín Insaurralde, jefe de Gabinete de Kicillof y aliado estratégico de Máximo Kirchner, quien a su vez mantiene una pelea directa con el Movimiento Evita desde hace varios años cuando en un acto los seguidores de Emilio Pérsico levantaron una bandera que decía que en diez años se había hecho mucho, pero quedaba mucho por hacer. Esas cosas, obviamente, caen mal. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?