Nuevo escándalo en el partido de Ricardo López Murphy con denuncias, sanciones y expulsiones

Nuevo escándalo en el partido de Ricardo López Murphy con denuncias, sanciones y expulsiones

A un mes de las elecciones internas para elegir una nueva conducción en Republicanos Unidos de CABA, el partido que lidera Ricardo López Murphy ha entrado en una interna feroz con sanciones y expulsiones. Fue denunciado hasta el diputado y economista por mal uso de fondos públicos.

Beto Valdez

Beto Valdez

Luego de la crisis de los avales y el armado “a dedo” de las listas a diputados nacionales y legisladores porteños del año pasado, el partido Republicanos Unidos se encamina a elecciones internas para elegir una nueva conducción en medio de fuertes acusaciones, sanciones partidarias y denuncias en el tribunal partidario. Incluso, uno de los acusados por un grupo de afiliados es el líder del espacio político, el diputado Ricardo López Murphy.

El 26 de junio se elegirán convencionales y los integrantes de la Junta Ejecutiva en CABA con la exclusiva participación de aquellos que se hayan afiliado hasta el último 31 de marzo. Se pone en juego la estrategia de alianzas de RU ya que el oficialismo quiere ratificar su sociedad con Juntos por el Cambio, mientras que la lista opositora, llamada Liberales 2,0, se opone a integrar esa coalición y la mayoría de sus integrantes están más cerca de Javier Milei.

Si bien se trata de un padrón minoritario, la campaña se puso muy áspera, una tensión que puede percibirse sobre todo en las redes sociales. Fuentes de Liberales 2,0 aseguran que el oficialismo “está haciendo ciberpatrullaje para denunciar y sancionar opositores. La vicepresidenta de la actual Junta Ejecutiva, Victoria Maneiro, fue suspendida en sus derechos como afiliada por 2 años y expulsada del organismo de conducción”.

También cuentan que Pablo Araya, candidato de la lista opositora, fue denunciado, con pedido de expulsión, con capturas de pantallas de conversaciones privadas donde criticaba al oficialismo, le dictaron una cautelar inicialmente y ahora lo convocaron vía WhataApp a una audiencia el martes. "Pero para todas estas movidas tienen mayoría en el Tribunal de Derechos y Garantías que han puesto a dedo", dice Araya. Una de las denuncias que planteó en las redes sociales es que un integrante del oficialismo “reclutó” al menos a 400 afiliados en la Villa 31.

Paralelamente, los afiliados de Liberales 2,0, Magdalena Silveyra y Leandro Cristian Arena, presentaron el 9 de mayo una denuncia en el tribunal partidario contra López Murphy por supuesto mal uso de fondos públicos para la campaña de la interna de RU. Ambos ratifican que desde la oficina del diputado nacional se hacen llamados a los afiliados para convencerlos de votar al oficialismo que lleva a Jorge San Martino, mano derecha del economista, y al esposo de Pampita, Roberto García Moritán.

Presentaron como prueba documental los audios de los llamados desde la oficina de López Murphy en la Cámara de Diputados y reclaman su desafiliación de Republicanos Unidos y la anulación de la lista oficialista. Una movida más testimonial que concreta ya que los responsables de la disciplina interna son mayoría del sector de Yamil Santoro y San Martino. Todo parece indicar que la tensión y agresividad en el partido liberal irá in crescendo hasta llegar a las elecciones internas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?