La señal de unidad del PJ mendocino con más impacto nacional que local

La señal de unidad del PJ mendocino con más impacto nacional que local

El encuentro organizado por Anabel Fernández Sagasti contó con la participación de varias figuras nacionales del peronismo y hubo una convocatoria a todos los sectores disidentes del movimiento pensando en el 2023. Sin embargo, se ausentaron importantes dirigentes provinciales del partido.

Gianni Pierobon

Gianni Pierobon

gmpierobon@gmail.com

Referentes de las distintas corrientes internas del peronismo confluyeron este sábado en Mendoza para participar de una cumbre convocada por la presidenta del Partido Justicialista (PJ) local, Anabel Fernández Sagasti. El encuentro tuvo una marcada impronta kirchnerista y el objetivo fue discutir una actualización doctrinaria del justicialismo con la expectativa de ser competitivos electoralmente en 2023. Si bien el llamado a la unidad predominó durante toda la jornada, hubo importantes ausencias de dirigentes mendocinos.

El encuentro denominado “Peronismo Futuro” tuvo lugar en el auditorio Ángel Bustelo y hubo una multitudinaria participación de la militancia. Contó con la presencia física del ministro del Interior de la Nación, Eduardo “Wado” de Pedro; el gobernador sanjuanino Sergio Uñac; los senadores José Mayans, Lucía Corpacci , Adolfo Rodríguez Saá y Juliana Di Tullio; los diputados Hugo Yasky y Vanesa Siley; y el ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. En tanto, vía streaming participaron el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.

Estaba previsto que el jefe de gabinete de la Nación, Juan Manzur, fuera uno de los expositores virtuales, pero no pudo hacerlo a raíz de un problema de salud que tuvo un familiar, señalaron desde la organización.

Se dieron cita dirigentes que representan a diferentes sectores del peronismo, algunos incluso que no forman parte del Frente de Todos. El objetivo fue mostrar unidad y una apertura en medio de las crecientes tensiones internas de la coalición oficialista que han enfrentado al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La importante convocatoria de figuras nacionales se llevó los reflectores y opacó las ausencias de varios referentes peronistas locales. La señal de unidad lanzada por Fernández Sagasti no fue correspondida por el sector del peronismo tradicional de la provincia que pegó el faltazo a la cumbre.

Los intendentes Roberto Righi (Lavalle) y Martín Aveiro (Tunuyán) no estuvieron en el Bustelo. Tampoco el jefe comunal de San Rafael, Emir Félix, quien todavía se encuentra de licencia médica. Pero tampoco estuvo su hermano Omar Félix, actual diputado provincial, ni la diputada nacional Liliana Paponet ni ningún legislador de los que responden al espacio que conducen los sanrafaelinos.

También se ausentaron los senadores peronistas Bartolomé Robles y Rafael Moyano, quien en el último tiempo lanzaron fuertes críticas contra La Cámpora y la actual conducción del partido. El último de estos legisladores dejó asentada su falta a través un comunicado en las redes sociales

Quienes sí respondieron la convocatoria de la presidenta del PJ fueron los intendentes Flor Destéfanis, Fernando Ubieta y Matías Stevanato. Este último estuvo al inicio del encuentro y luego se trasladó a Maipú para encabezar una serie de actividades organizadas por el municipio. También dijeron presente en la cumbre los diputados nacionales Adolfo Bermejo, Marisa Uceda y Eber Pérez Plaza.

Asimismo, el Movimiento Evita, liderado a nivel local por el ex legislador peronista Luis Böhm, llegó al Barrio Cívico con una bandera con la leyenda “Alberto conducción”. Se trató de los únicos representantes del sector “albertista” de la provincia.

El acercamiento con los dirigentes que no participaron del encuentro implica un desafío a corto y mediano plazo para el kichernismo mendocino, encabezado por Fernández Sagasti, en el objetivo de consolidar la unidad del peronismo en la provincia con la mirada puesta en las elecciones del 2023.

La senadora nacional sostuvo en la apertura del acto que hay que convocar a “todos los compañeros que están distanciados” para que vuelvan a debatir ideas. En tanto, resaltó que con la actualización de la doctrina peronista, en sintonía con las nuevas demandas sociales, apuntan a “hacer nuestra plataforma de gobierno para poder reencaminar nuestra relación con la sociedad mendocina y plantearle soluciones concretas a los problemas de todos los días”.

Reivindicación K y unidad 2023

La cumbre peronista desarrollada este sábado en Mendoza tuvo una significativa impronta kirchnerista que quedó expuesta en los discursos de los expositores. En cada uno de los paneles se reivindicaron las gestiones de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kichner y las políticas implementadas durante esos gobiernos.

Asimismo, algunos oradores también destacaron logros del gobierno de Alberto Fernández y señalaron que el desafío es que la mejora de los indicadores económicos se traduzca en una recuperación del poder adquisitivo de los ciudadanos y un descenso de la inflación.

Otro de los puntos que caracterizó el encuentro fueron las reiteradas críticas contra la gestión de Mauricio Macri y la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El gobernador Kicillof afirmó al respecto que el organismo de crédito condiciona la independencia económica del país y esto “pone en jaque la democracia”. En la misma línea, el expresidente Adolfo Rodríguez Saá también criticó al último gobierno de Cambiemos por el endeudamiento.

En el marco de la discusión económica, no se profundizó en las diferencias internas del Frente de Todos que han provocado una grieta en el seno de la coalición oficialista, con las críticas de La Cámpora a la gestión del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Por el contrario, los presentes coincidieron en la necesidad de afianzar y consolidar la unidad del peronismo para competir en las elecciones presidenciales del 2023.

En este sentido, el ministro Katopodis resaltó que las etiquetas de “albertismo” y “cristinismo” las imponen los medios de comunicación y que “no nos está permitido quebrar ni descuidar la unidad del frente”. “Tenemos que estar tranquilos, serenos y firmes de que en lo sustantivo, en el modelo, en la dirección y en la orientación principal hay una unidad completa de todos los dirigentes”, añadió.

“Todos los debates y discusiones tienen que estar orientados a consolidar esa unidad. Va a ser ese frente más unido y más fuerte el que va a permitir seguir peleando contra la inflación, seguir recuperando la economía y que esa recuperación de la economía se transforme en más empleo, más trabajo y en mejores salarios”, sostuvo.

En tanto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, afirmó que el debate en el oficialismo tiene que ser “con altura, puertas adentro” y que demanda una “unidad de acción”.

“Tengamos la capacidad de debatir entre nosotros pero demostrarle a los argentinos que en el 2019 firmamos un contrato de esperanza, que en el 2023 lo vamos a consolidar sobre la base de dos modelos de país, los que quieren una Argentina para pocos y los que queremos una Argentina que incluya a todas las regiones y a todos los argentinos”, expresó.

Por su parte, “Wado” de Pedro minimizó la interna del frente y dijo que “lo que estamos discutiendo a nivel interno tiene que ver en cómo se resuelve los problemas de la inflación y de la recuperación del poder adquisitivo”.

“El peronismo y el kirchnerismo son uno”, aseguró y remarcó que hay que dejar de personalizar y discutir ideas y proyectos.

Si bien se encuentra alejado desde hace años del kirchnerismo y es muy crítico con el gobierno del Frente de Todos, el ex gobernador salteño Juan Manuel Urtubey celebró la convocatoria a la cumbre peronista en Mendoza y dijo que la Argentina “requiere una construcción colectiva” y que el PJ tiene por delante el desafío de volver a ser transformador.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?