Alfredo Cornejo nunca vio un presidente "tan improvisado" como Alberto Fernández

Alfredo Cornejo nunca vio un presidente "tan improvisado" como Alberto Fernández

La Mesa del Poder contó con la participación del senador nacional Alfredo Cornejo, quién cargó contra Alberto Fernández y lo describió como un “presidente improvisado”.

MDZ Radio

MDZ Radio

Viernes caótico para el Frente de Todos. Por un lado, hubo intentos de mostrar unidad en apoyo Alberto Fernández para terminar de la mejor manera su presidencia y hasta soñar con una posible reelección para 2023. Sin embargo, este escenario resulta utópico para el mandatario ya que demostró públicamente, en menos de tres horas, “un gran desconcierto en su gestión, generando muchas contradicciones entre sus ministros e incertidumbre en los ciudadanos". Fue el tiempo que le llevó al gobierno pasar de pedirle al Congreso una suba de retenciones a garantizar que el Presidente nunca le había pedido a sus ministros una medida así. 

La Mesa del Poder entrevistó al exgobernador de Mendoza y actual senador nacional Alfredo Cornejo (Juntos por el Cambio). El legislador mendocino manifestó que se deben tomar “medidas dolorosas y de manual”, ya que la situación “es grave y se pondrá peor” a causa de la alta inflación.                    

"Nunca vi un presidente tan improvisado"

Cornejo fue entrevistado por la Mesa del Poder a raíz del acto  que realizó el Frente de Todos para demostrar públicamente el “apoyo político” a Alberto Fernández. Por esta razón, el legislador nacional apuntó contra el presidente y lo caracterizó como un “improvisado presidencial, que genera contradicciones en vez de soluciones”.  “Cada vez que abre la boca, Alberto Fernández desorienta al país. Sus ministros deberían apoyarlo y lo único que producen son más contradicciones. Nunca había visto un presidente que comete un furcio tras otro y no se retracta de lo que dice”, razonó. 

“Es un presidente que llega sin información a los lugares donde tiene que asistir. Esto pasó en el conflicto con Portezuelo del Viento, disputa que tuvimos con la provincia de La Pampa. Las dos veces que nombró el río del conflicto, les cambió el nombre y nunca se rectificó al cometer ese error”,  añadió.

Cornejo describió que, dentro del sistema político, Juntos por el Cambio representa "la posibilidad que tienen de los argentinos para animarse a nuevas políticas", que serán “dolorosas, pero que se tendrán que tomar por el bien de todos”. “A causa de la alta inflación, la situación es dolorosa y se pondrá peor. Nuestras medidas serán de manual, si llegamos al poder en 2023: se bajarán las cargas patronales para crear nuevos empleos, se dejará de emitir y de tomar préstamos hasta que recuperemos el valor que perdió nuestra moneda”, aseguró. 

Sobre los interrogantes alrededor de  Javier Milei, afirmó que las terceras fuerzas “sirven para robarles votos a los dos partidos mayoritarios del país”. Además, Cornejo comparó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner con “el fenómeno libertario”. “Hay que preguntarse si realmente los argentinos se están volviendo liberales del libre mercado o están siguiendo a alguien que capitaliza el voto castigo, porque odian al actual status quo político. Sumado esto, los comienzos de Cristina Fernández de Kirchner se remontan a la obtención del voto castigo, creando un enemigo que en ese momento era el establishment de la política nacional. Entonces, Milei hace lo mismo que hizo Cristina y hoy la vicepresidenta forma parte de la casta política que siempre se trató de diferenciar”, sentenció. 

El gran conductor del Frente de Todos no será Alberto Fernández 

“Hace mucho tiempo que no se ve a un presidente con un equipo de navegación tan desarmado”, así describió  Rubén Rabanal el cierre de semana de Alberto Fernández. De esta manera, el peronismo trató de unir algo que tal vez será imposible de lograr, que Alberto Fernández sea ese gran conductor que el Frente de Todos necesita para gobernar. 

Unas pocas horas bastaron para demostrar la no conducción del presidente. Se dieron dos hechos significativos en un mismo día, el primero se lo denominó “Operación Retorno” llevado adelante por la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) en apoyo a la gestión presidencial de Alberto Fernández. Tuvo la presencia de sus ministros más cercanos, como Martín Guzmán y  Matías Kulfas, pero sufrió la ausencia de varios gobernadores peronistas, que prometieron ir a la celebración y faltaron alegando motivos personales. 

El discurso de Alberto Fernández fue, nuevamente, más dirigido al núcleo duro de votantes de Juntos por el Cambio y utilizó en repetidas ocasiones la palabra “compañeros”, para  empatizar con el público e intentar que también es uno de los discípulos de Juan Domingo Perón y Eva Duarte. Sin embargo, la figura presidencial fue minimizada a raíz de que el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez, le entregó una lapicera y ésta representó un acto “denigrante” en palabras de Rabanal. “Este acto le hizo mal al presidente. Que un  gremialista como Martinez le regale públicamente los atributos presidenciales, haciendo referencia que es el encargado de tomar las máximas decisiones del Estado, es un hecho denigrante para Alberto Fernández”, comentó el analista.       

Por otro lado, el segundo acto que dejó mal parado al presidente fue que “patinó ante la prensa y sembró la contradicción" entre sus ministros que también repercute en la ciudadanía. “Por la mañana, el presidente dijo que necesitaba el apoyo del Congreso para desacoplar los precios internacionales de la canasta básica alimentaria. Sin embargo, en menos de 3 horas, su ministro de Agricultura, Julián Domínguez, manifestó en sus redes sociales que de ninguna manera iban a redactar un proyecto de ley que busque subir las retenciones del agro”, manifestó el periodista Rubén Rabanal

Nuevos debates que desencadenarán los datos del Censo 2022

Tras superar una pandemia, que todavía no está totalmente controlada, se realizó el censo nacional  y arrojó los primeros números provisionales del estudio poblacional. Ahora somos más de 47 millones de argentinos, es decir que nuestra población creció un 18% con respecto al último censo realizado en 2010. Asimismo, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC) informó que hay que esperar 90 días para conocer en detalle una parcialidad del estudio demográfico que identificará la población total en cada provincia. 

Marcelo Arce puso sobre la mesa de discusión que “al haber crecido la población nacional, seguramente Buenos Aires habrá aumentado la población bonaerense”. “Por ende, la provincia de Buenos Aires le pedirá a Nación una mayor coparticipación y también le demandará por una mayor representación de diputados, es decir, de los 70 que tiene su número podría elevarse a 100”, argumentó.  Rabanal aseveró que primero se deben esperar los números del Censo nacional, para luego iniciar un debate, que hasta el momento será contradictorio. “Esto se debe a que la mecánica del sistema fue defectuosa y generará mucho debate sobre cómo han recolectado esa cantidad de datos. Sin embargo, el problema principal de la Argentina es la ley de coparticipación, nuestro "federalismo fiscal” es la madre de todos los problemas políticos, desarrolló.

Y añadió: “Para que esa ley sea renovada, las 24 jurisdicciones del país deberán llegar a un acuerdo que les permitía recaudar más dinero del Estado. Pero hasta que las provincias no logren reconocer que para ganar hay que perder, la ley será muy difícil que sea modificada por un largo tiempo”. 

La Mesa del Poder edición nacional

La apuesta periodística de MDZ que analiza la política y la sociedad con la participación de Marcelo Arce, Rubén Rabanal y Alejandro Cancelare. El programa se emite todos los lunes y viernes de 20 a 21 por MDZ Radio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?